Marianela tiene 24 años, vive en Córdoba y para fin de año decidió ir a la ciudad de Rosario. El 1 de enero, por la tarde, cuando las calles estaban todavía desiertas después de los festejos, la joven decidió dar un paseo en bicicleta sin saber que era el comienzo de una pesadilla: de manera intempestiva, fue violentamente atropellada de espaldas por un auto Toyota Etios de color blanco. Marianela salió expulsada y voló por los aires varios metros hasta que terminó impactando contra la parte trasera de otro vehículo que estaba estacionado. El conductor escapó y ella se salvó de milagro gracias a un comisario que de casualidad la vio tirada y llamó a los médicos.

Todo ocurrió en la calle Sarmiento al 3000. Según relató la propia víctima, no recuerda nada y se despertó recién cuando estaba en la ambulancia. Sufrió la fisura de cinco vértebras y la fractura de dos costillas, además de golpes y hematomas en distintas partes del cuerpo. Tiene que permanecer en reposo por lo menos tres meses.

Por la fecha en la que ocurrió y la nula cantidad de testigos que había, el caso se encaminaba a la impunidad. Sin embargo, Claudia, la mamá de Marianela, no estaba dispuesta a que un hecho así quedara en la nada y decidió convertirse en una suerte de investigadora. Viajó a Rosario apenas se enteró de lo ocurrido y obtuvo la filmación de una playa de estacionamiento de la zona y grabó con su propio celular cómo la joven de 24 años era embestida por el Etios blanco.

Para poder dar cuanto antes con el conductor que casi mata a su hija, la mujer divulgó el video y los medios locales lo difundieron para saber si alguien podría aportar algún dato. Finalmente, casi 10 días después, un joven -a través de su abogada-anunció que él fue quien atropelló a Marianela y que hoy se va a presentar ante la Fiscalía.

La letrada dijo que su cliente no estaba alcoholizado y que se enteró que había atropellado a la joven recién cuando vio el video en los medios. Según la defensora, el conductor –aunque en el momento del siniestro sintió un impacto– no supo con qué o quién había chocado. Fue entonces que detuvo el auto a unas tres cuadras y llamó a su familia que concurrió al lugar media hora más tarde. Dijo que el joven ese día fue a radicar la denuncia en el Centro Territorial y que aportó los datos a su compañía de seguro.

"Hoy fuimos a la Jefatura de Policía a periciar la bicicleta y a ver al médico legista. Nos dijo que Marianela necesitará tres meses de reposo porque las heridas que sufrió son bastante graves. Ese proceso lo realizará en mi casa", dijo la mamá de la joven al diario La Capital de Rosario.

La mujer contó también que luego se dirigieron a los Tribunales provinciales y que Marianela fue contactada por alguien de la dirección de Tránsito, quien le comunicó que el fiscal de la causa (Marcelo Maximino) se había enterado por los medios y se iba a contactar con ella.

"Ahora, en breve, volveremos a Córdoba. Todo quedó en manos de un abogado y Marianela tendrá que recuperarse porque necesita mucho reposo y tranquilidad. Queremos volver a casa porque fueron días muy agitados y agradecemos a todos los que se preocuparon y se ocuparon", añadió.

"Marianela la sacó barata, como se dice comúnmente. Pero en otros casos no es así porque la gente no se anima o no tiene los medios para hacer lo que hice yo, que fue ir al lugar del hecho, preguntar y hablar con los vecinos, solicitar las cámaras y que me las pasen", sentenció la mujer.