Un hecho de robo a metros de una comisaría en las últimas horas derivó en el apartamiento de dos agentes porteños. Los oficiales fueron filmados por vecinos en la puerta de la dependencia policial, observando de brazos cruzados la escena y negándose a participar de la detención.

Este domingo por la tarde un joven entró a robar a una casa ubicada en cercanías de Perito Moreno al 1400 de Nueva Pompeya. Sin embargo, el hecho fue frustrado por un policía de civil que se encontraba en el interior de la vivienda, participando en ese momento de una reunión familiar.

El agente, según pudo saber Infobae, es parte de la división de Hurtos y robos de la Policía de la Ciudad y logró reducir al delincuente en la vereda, a metros de la puerta de la Comisaría 34, donde dos miembros de la Policía de la Ciudad observaban lo que ocurría.

"Me pueden venir a dar una mano personal policial", se escucha gritar al policía de civil que tiene al ladrón en el piso, pero que no logra que sus colegas respondan. La escena fue filmada por una vecina, que compartió el video.

Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad informaron que a los integrantes de la fuerza, identificados como los inspectores Santamaría y Barrientos, se resolvió iniciarles un sumario, pase a disponibilidad, cesantía y una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

SEGUÍ LEYENDO