Facundo Serrato tenía cinco años al momento de ser atropellado en Palermo.
Facundo Serrato tenía cinco años al momento de ser atropellado en Palermo.

En la última semana a Gustavo Serrato le pasó de todo. El lunes 5 de noviembre su abogado le avisó que Carlos Verón, el colectivero de la línea 15 condenado por el Tribunal Oral Criminal Nº4 –integrado por los jueces Julio Báez e Ivana Bloch- a cuatro años y tres meses por atropellar y matar en Palermo a su hijo Facundo en julio de 2010 se había fugado a Colombia. Facundo tenía apenas cinco años  Dos días después, el abogado volvía a comunicarse con Serrato para notificarle que la Corte Suprema confirmó la condena contra el chofer y que de haber estado en el país habría quedado detenido.

Fueron 48 horas de sentimientos contrapuestos. Por un lado, la satisfacción de que la Justicia le aplicó el castigo que tanto había buscado al hombre que mató a su hijo pero por otro, la impotencia de saber que el conductor logró escapar sin haber estado un solo minuto en la cárcel.

La fuga fue descubierta ya que Verón tenía la obligación de presentarse todos los lunes en los tribunales y como el último no lo hizo, se pidió un informe a la Dirección Nacional de Migraciones que confirmó que el condenado había viajado como cualquier ciudadano. El domingo pasado, el colectivero regresó a Argentina en un vuelo proveniente de Bogotá con una circular roja de Interpol sobre su cabeza.

Apenas se bajó del avión, Verón fue arrestado por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y personal de Migraciones. No opuso resistencia. Entonces, Gustavo recibió el tercer llamado en menos de siete días, aunque esta vez con una buena noticia: el chofer estaba detenido. Después de la revisión médica, Verón fue llevado a una unidad del Servicio Penitenciario Federal donde ya cumple la sentencia, apenas nueve meses menor al máximo que prevee la ley por homicidio culposo.

Facundo Serrato, atropellado y fallecido por un colectivo de la linea 15
Facundo Serrato, atropellado y fallecido por un colectivo de la linea 15

"Le hice una promesa a Facundo y recién ocho años después de que murió se la pude cumplir", aseguró Serrato a Infobae. Verón no solo atropelló a Facundo, sino también a su hermana recién nacida y a la mamá de ambos en la esquina de la avenida Scalabrini Ortiz y Honduras. La beba y la mujer resultaron heridas. Facundo murió en el acto.

Ver a Verón finalmente preso no fue fácil. Durante ocho años el condenado se valió de todos los mecanismos del sistema judicial para dilatar los procesos y aplazar lo que era inevitable: su llegada a la cárcel. El papá de Facundo emprendió una pelea para conseguir justicia por todos los medios y sin ayuda de nadie. El colectivero, en tanto, apeló la sentencia.

La Cámara se lo negó y recurrió entonces a la Corte Suprema, que finalmente el martes de la semana pasada decidió no concederle el pedido. Esto suponía que Verón debía ir preso pues no le quedaban más instancias, pero estaba en Colombia.

Así luce la esquina en la que fue atropellado
Así luce la esquina en la que fue atropellado

"Es un alivio saber que tiene que pagar por la muerte de mi hijo. Con respecto a lo que pasó con lo de la fuga no lo tengo muy claro. Es mi opinión, pero para mí le avisaron antes. Él se va a Colombia y justo un día después sale el fallo de la Corte. No me cierran las cosas. Alguien se lo notificó", dijo el papá para quien la condena del TOC Nº4, a pesar de todo, "fue ejemplar".

"El máximo de la pena por ese delito en este país es de cinco años. Que le hayan puesto 4 años y tres meses es muy bueno. Si me preguntan, por la pérdida de una hijo es poco, pero es lo que tenemos. A mí ahora a Facundo no me lo devuelve nadie, pero es algo", dijo. "Sólo espero que cambien las leyes de ahora en adelante", remarcó. El TOC Nº4, al no tener un fallo firme según apuntan fuentes judiciales, no podía pedir una prohibición de salida del país para Verón, que continuaba apelando en cada instancia.

Serrato lamentó también tener que esperar tanto tiempo para obtener justicia y pidió que el Estado se ponga del lado de aquellos que sufren una pérdida irreparable como la que vivió él. "Esto es para todos. Para los que les matan a alguien en un robo o le atropellan a alguien como a Facundo. Nunca sentí que estuvieran de mi lado y como Estado me tiene que respaldar a mí. Tienen que estar de este lado", resaltó.

Gustavo durante una de las marchas en reclamo de justicia
Gustavo durante una de las marchas en reclamo de justicia

"El colectivo me chupa":  el fallo y la muerte de Facundo

Según la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal 4 de la Capital, al momento del accidente, el colectivo estaba casi lleno y Verón llevaba una capucha mientras peleaba con algunos de los usuarios. "Se mostraba alterado y apresurado en su forma de conducir alegando ante el reclamo de varios pasajeros de 'querer llegar temprano a casa'. Mientras circulaba por la avenida Scalabrini Ortiz discutió con varios de ellos debido a que reiniciaba la marcha cuando aún intentaban ascender a la unidad", señaló el fallo.

Al llegar a la esquina, Facundo, su mamá y la hermana cruzaron por la senda peatonal sin imaginarse que el colectivo de la línea 15 doblaría de manera intempestiva y los atropellaría. Antes de la trágica maniobra, algunos de los pasajeros llegaron advertirle al chofer que detuviera la marcha, pero no hizo caso y se los llevó puestos.

"Verón continuó su marcha, embistiendo a Cecilia García Otero (la mamá) con la rueda delantera derecha", mientras que con la delantera izquierda golpeó al menor de cinco años y lo mató. "Su madre sufrió un trauma grave en su miembro inferior derecho y su hija menor de edad una fractura occipital de cráneo", precisó la sentencia.

A pesar de saber que había atropellado a transeúntes, Verón dio marcha atrás y nuevamente los pasajeros de la unidad comenzaron a gritar insistentemente hasta que detuvo el coche y abrió las puertas para que todos bajaran y pidieran auxilio.

Cecilia gritó y dio un paso para atrás, se dio vuelta, agarró a su hijo del cuello y trató de correr hacia la vereda, retrocediendo. Según declaró, era la esquina del colectivo, no la trompa, lo que ella veía que se le acercaba. "El colectivo como que me chupa, como que me succiona", relató ante los jueces. La mujer cayó y fue arrastrada. La rueda quedó parada arriba de su pierna y a Facundo no lo vio más. Cayó boca abajo y levantó el brazo en el que llevaba a su bebé, sosteniéndola en el aire hasta que, cuando el colectivo frenó, un hombre la agarró. Al frenar el coche, miró para todos lados, buscando a al nene, pero ya era tarde.

El colectivero condenado
El colectivero condenado

En su defensa, Verón trató de explicar una a una las decisiones que fue tomando mientras manejaba la unidad y qué pasaba segundos antes de atropellar a Facundo, su mamá y la hermana. En ningún momento admitió su responsabilidad y culpó a factores externos como la cantidad de pasajeros a bordo o el tránsito. Entre las insólitas excusas que dio, se destaca una en particular. Según dijo, cuando dobló por la calle Honduras no vio la totalidad del espejo retrovisor, ya que "un hombre alto se lo impidió". "Sólo vio la mitad de arriba, que es para ver si viene alguien de atrás. El parabrisas hacia delante lo veía casi por la mitad, porque había mucha gente y no vio a nadie cruzando", agregó.

Cuando lo vio al nene, notó que estaba debajo del colectivo, a unos 30 centímetros de la rueda trasera. "Continuó diciendo que al doblar en Honduras iba despacio, estaba parado, no dobló "directo" y "todos gritaron cuando sintió el golpe". Negó el delito durante todo el juicio y dijo que "la anomalía se gestó en un error de tránsito". Sostuvo que no sintió choque alguno pero si que pasó con su rueda izquierda sobre "algo". Ese "algo", era Facundo.

Tras valorar las pruebas, los jueces decidieron condenar a Verón por el delito de homicidio culposo, agravado por la conducción de un vehículo, en concurso ideal con el delito de lesiones culposas leves y graves, éstas últimas agravadas. Además de la sentencia de prisión, recibió la inhabilitación para conducir por ocho años y seis meses.