Poco a poco, con movimientos espaciados, el oficial Cristian Sebastián Alcaraz, de 35 años, iba acumulando en su auto mercadería del supermercado donde cumplía funciones, en la localidad de Godoy Cruz, Mendoza. Carne, galletitas, yogures, postres: todo iba a parar al Peugeot 206 que tenía estacionado en la puerta. Estaba robando y fue detenido.

El ir y venir del uniformado desde el salón al estacionamiento fue lo que llamó la atención de la seguridad privada. Las cámaras de monitoreo del lugar confirmaron la sospecha. Mediante un trabajo de hormiga, Alcaraz, efectivo de la comisaría 37, se llevaba mercadería del supermercado Átomo que tenía que custodiar.

Cristian Sebastián Alcaraz, de 35 años, fue detenido en la comisaría 10 acusado de robar en un supermercado.
Cristian Sebastián Alcaraz, de 35 años, fue detenido en la comisaría 10 acusado de robar en un supermercado.

Personal del comercio no dudó en hacer la denuncia y en pocos minutos la Policía llegó al supermercado de Cabo San Pedro y 9 de Julio. Le sacaron su chaleco antibalas, el arma 9 milímetros reglamentaria y tres cargadores. También revisaron su coche: tenía alimentos por un valor aproximado de dos mil pesos.

En su auto encontraron mercadería robada por un valor aproximado de dos mil pesos.
En su auto encontraron mercadería robada por un valor aproximado de dos mil pesos.

El acusado quedó detenido en la comisaría 10 y quedó a disposición de la fiscalía 10 por hurto agravado. Además, fue suspendido de sus funciones, según informó el diario Uno de Mendoza. "Probado el hecho, no puede estar en la Policía", dijo el ministro de Seguridad provincial Gianni Venier.

Además, la Inspección General de Seguridad ordenó el pase a pasiva del policía por 60 días en principio, mientras investigan el hecho y lo citan a declarar.  Durante ese período cobrará menos de la mitad de su sueldo.

Alcaraz es el cuarto policía acusado de robar en los últimos dos meses. Hace menos de una semana, un oficial de la Policía de la Ciudad fue filmado robando fiambre. A mediados de septiembre, uno de los policías implicados en el asesinato de Facundo Ferreira, el chico de 12 años de Tucumán, fue detenido luego de robar una cartera. Y a principios del mismo mes, una mujer salió a robar con su hijo de 2 años y fue arrestada en la localidad bonaerense de Chivilcoy.

Seguí leyendo