Ocurrió cerca de las 14 del viernes sobre la avenida Francisco Beiró, a la altura de Cervantes, en el barrio porteño de Villa Devoto. Un fuerte impacto sacudió la calma del mediodía e hizo que los vecinos y comerciantes fueran testigos de una escena aterradora: en el suelo, un hombre con un disparo en la axila agonizaba. Minutos más tarde moriría.

Los delincuentes eran cuatro y se desplazaban en dos motos, según indicaron fuentes policiales a Infobae. Los motochorros abordaron a dos efectivos del Ejército Argentino, quienes bajaron de un auto con chofer que los dejó en la esquina de Beiró al 5100. Allí fueron atacados por dos hombres armados, mientras los otros esperaban a bordo de las motocicletas. La persona que logró sobrevivir fue interceptado por uno de los delincuentes, quien comenzó a amedrentarlo con amenazas para sustraerle una mochila.

El segundo atacó con un arma de fuego al restante y le disparó, generándole una herida con orificio de entrada por el hombro y salida por la axila. También le robó una mochila. Ambos delincuentes huyeron por la calle Cervantes, junto a los otros dos que los esperaban.

El chofer que los trasladó afirmó que trabaja en una financiera y que los traía de la misma cuando fueron asaltados. Personal del SAME se hizo presente en el lugar y certificó la muerte del militar a las 14 horas.
También arribó criminalística, que peritó el lugar encontrando la vaina servida de una 9 milímetros y un proyectil intacto del mismo calibre que fueron secuestrados, al igual que los celulares de las víctimas y el auto que los trasladó. Los asaltantes lograron llevarse dos mochilas con una importante suma de dinero.

"Estaba en la puerta del local y vi todo. Cruzaron Beiró e interceptaron a estos dos hombres. A uno le pidieron la una mochila, pero antes lo hicieron darse vuelta y colocarse en el suelo boca abajo. Mientras forcejeaban le disparó. El dueño de la financiera también salía con ellos", dijo Jésica, testigo y encargada de una peluquería que está a metros del la escena del crimen.

"El dueño de la financiera está consternado. No pudimos hablar con él, pero está aterrado. Yo escuché dos disparos y salí automáticamente, pero no llegué a ver nada, sólo el hombre tirado en el suelo, ya fallecido. Me contaron que primero tironearon, luego lo hicieron dar vuelta y ahí le dispararon", explicó Natalia, también comerciante.