El casó cobró difusión a principios de mayo de 2016, cuando las imágenes se viralizaron en las redes sociales despertando la indignación y el repudio general. En el video, grabado desde un teléfono celular, se observa a una mujer mayor obligando a una menor de edad a fumar un cigarrillo de marihuana.

La filmación llegó hasta la Justicia, que abrió una investigación y estableció luego que se trataba de una madre y su hija de cuatro años. Y esta semana, dos años después del hecho, un tribunal resolvió condenar a tres años de prisión efectiva a la mujer, identificada como Laura T., de 35 años y oriunda del barrio Nueva Pompeya, en la provincia de Santa Fe.

La defensa de la imputada, a cargo del letrado Fernando Sánchez y el fiscal general de la provincia, Martín Suárez Faisal, acordaron un juicio abreviado, en el que se dictaminó la sentencia.

Los jueces camaristas José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Homero Lauría dispusieron la condena por "abandono de persona agravado por ser cometido por la madre en perjuicio de su hija y tenencia de estupefacientes para consumo personal, en concurso real".

En el video la mujer dice "mirá, ma", hablándole a una tercera persona que no se puede ver, y luego le pide a la nena que fume "para la tía". La madre la incita a pitar indicándole "dale ahora", y cuando la niña aspira le festeja diciendo "eso es fumar". Luego, expresa: "Mirá, ma, estoy volada sola con la Luli, re fumada".

Después, la hija empieza a mover la cabeza manifestando su rechazo a la marihuana, pero la madre insiste: "Dale, la última para la tía. Dale, amiga, la última para la tía Ramona". La grabación finaliza con la pequeña, forzada, accediendo a la orden, ocasión en el que la madre le da instrucciones: "Tirale el humo… esa" .

Según el fallo emitido el pasado jueves, los magistrados consideraron que fue "evidente que puso en peligro la salud de una persona incapaz de valerse por sí misma y a la que ella debía cuidar, ya que solo contaba con cuatro años de edad".

Por otra parte, los jueces ordenaron que el Servicio Local de Promoción y Protección de Derechos de la Niñez y Adolescencia aborde la situación familiar de la mujer condenada y el entorno de sus hijos menores de edad.

La investigación se inició en 2016 tras una denuncia en el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. Conforme avanzaron las pesquisas, se conoció el origen del registro fílmico era de Santa Fe, por lo que el caso fue remitido al Juzgado Federal Nº 1 de esa provincia.

En diciembre de ese mismo año, Laura T. fue procesada por "aplicación de estupefacientes a título gratuito en perjuicio de una menor de edad", permaneciendo la acusada en prisión preventiva. Y en agosto de 2017 el caso fue elevado a juicio al Tribunal Oral Federal de Santa Fe.

SEGUÍ LEYENDO: