En un operativo conjunto entre la policía bonaerense y la tucumana, las fuerzas de seguridad detuvieron a un joven años acusado de ser el autor del crimen de Federico Aristimuño, quien fue acribillado el 1° de enero luego de una fiesta en Glew.

El detenido tiene 21 años y, según trascendió, fue capturado en una terminal de colectivos en la provincia de Tucumán, en la ciudad de Simoca, hacia donde se había fugado luego de presuntamente asesinar a Aristimuño.

Para lograr apresar al joven, la policía tucumana realizó operativos de forma encubierta en distintas terminales de la provincia luego de que la bonaerense identificara al acusado, detectara los domicilios que frecuentaba y descubriera que la familia del joven de 21 años le había comprado un pasaje de ómnibus para Simoca.

El pasaje de ómnibus que le compró la familia del presunto asesino
El pasaje de ómnibus que le compró la familia del presunto asesino

El 1° de enero a la madrugada, Aristimuño salía de una fiesta a la que había ido en la localidad bonaerense de Glew cuando fue interceptado por un joven en la calle Parraviccini al 800 que le habría dicho "vos, tanto te la bancás", tras lo cual le disparó varias veces y luego huyó en un auto Chevrolet Corsa de color rojo.

Aristimuño murió algunos minutos después, antes de ser trasladado a un centro de salud.

LEA MÁS