Se subió a una balsa para tomar un anticonceptivo de emergencia en medio del mar y fue premiada en el Festival de Cannes

Rocío Walkiria Reyes lo hizo para pedir que en Honduras se reestablezca el derecho a la anticoncepción de emergencia. La historia encubre una advertencia para América Latina: los avances que se pierden son difíciles de reestablecer. En el golpe a Manuel Zelaya la píldora del día después jugó un rol central contra la posición favorable del ex presidente. Sin embargo, su esposa, Xiomara Castro, llegó al poder prometiendo derechos para las mujeres y todavía no reestableció la posibilidad de tomar la pastilla que se considera “la última oportunidad”

Rocío Walkiria Reyes se subió a una balsa para pedir que en Honduras se reestablezca el derecho a la anticoncepción de emergencia que se prohibió en 2009
Rocío Walkiria Reyes se subió a una balsa para pedir que en Honduras se reestablezca el derecho a la anticoncepción de emergencia que se prohibió en 2009

El 1º de abril del 2009 en Honduras se votó una ley que prohibía la anticoncepción oral de emergencia propuesta por Martha Lorena Casco, fundadora del Comité Pro-Vida. El (entonces) presidente Manuel Zelaya dijo que esa norma iba contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y la vetó. A los dos meses lo derrocó el primer golpe de la era de golpes blandos en América Latina. La democracia volvió. Pero la democracia sexual no. Todavía tomar anticonceptivos después de tener sexo está prohibido.

El golpe tuvo componentes políticos, económicos y sexuales. El hilo de la reacción conservadora es una alianza que no es nueva, pero que vuelve a ser nuevamente una amenaza en toda América Latina. ¿Un golpe contra las pastillas? Casco fue vicecanciller del gobierno que derrocó a Zelaya. El derecho a tener sexo y poder tomar una pastilla post coital si no se uso preservativo se perdió en Honduras a partir del golpe.

Si se puede deducir que la jugada anti democrática también quería vetar al presidente que vetaba la ley anti pastillas también que el armado conservador se volvió tan fuerte que, ahora, la presidenta Xiomara Castro no se atreve a reestablecer el derecho a la anticoncepción de emergencia por miedo a otros temblores políticos y económicos que podrían ponerla en problemas en su gestión.

De todas maneras es llamativo que el actual gobierno de Honduras, en manos de Xiomara Castro, una mujer que llegó prometiendo derechos para las mujeres y que es la esposa de Zelaya, todavía no repuso el derecho a la anticoncepción de emergencia. Las feministas conversan con ella, confían en su palabra y esperan que el escenario político despeje las posibilidad de ampliar derechos. Pero, todavía, no hay noticias.

"La isla del día después" es el nombre del lugar en medio del mar donde Rocío pudo tomar la píldora del día después

¿El respaldo a la anticoncepción de emergencia fue una de las razones del golpe de Estado? “Esa fue una de las cosas por las que más satanizaron a Mel Zelaya cuando él vetó la prohibición que había decretado el Congreso de la píldora anticonceptiva del día después”, delimitó Berta Cáceres, la lideresa ambiental y feminista hondureña, cuando la pude entrevistar en Buenos Aires, en 2011.

La coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) fue asesinada el 3 de marzo del 2016 por su oposición a la construcción del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca. Ella se convirtió en una voz emblemática que creció todavía más con su femicidio político y el reclamo de justicia para ella y las luchadoras ambientales.

Por eso, las palabras de Berta sobre la anticoncepción de emergencia son centrales para entender por qué se trata de un derecho sexual y político fundamental (y para comprender hoy que cuando un derecho se pierde es tan complejo reestablecerlo). Cáceres enmarco en la entrevista: “No bien ingresó al poder Roberto Micheletti (que hasta el levantamiento militar era titular de la Cámara baja) y se convirtió en presidente interino, en 2009, se prohibió la anticoncepción de emergencia. Mel Zelaya, con las organizaciones feministas, había frenado esa prohibición y las autoridades de salud respaldaron que las mujeres tenían derecho a la anticoncepción de emergencia. Después del golpe, los sectores fundamentalistas reactivaron la prohibición”.

“Esa fue una de las cosas por las que más satanizaron a Mel Zelaya cuando él vetó la prohibición que había decretado el Congreso de la píldora anticonceptiva del día después”, dijo Berta Cáceres, en el 2011
“Esa fue una de las cosas por las que más satanizaron a Mel Zelaya cuando él vetó la prohibición que había decretado el Congreso de la píldora anticonceptiva del día después”, dijo Berta Cáceres, en el 2011

Todo haría suponer que esa prohibición de 2009 debía quedar atrás con la asunción de una mujer en el poder y, nada menos, que la mujer que acompañó a Mel Zelaya en su vida y en la política. Pero las tensiones internas de su gestión y la crisis permanente sirven de justificativo -pero no de justificación- para dilatar el derecho a las mujeres a acceder a la fórmula anticonceptiva que permite después de una relación sexual sin protección tomar la píldora (entre 24 y 72 horas post coito de riesgo, falta de protección o sexo forzado) para evitar un embarazo no intencional.

El pedido es tan fuerte que este año una joven, Rocío Walkiria Reyes, de 27 años, miembro de Grupo Estratégico PAE, se subió a una balsa para pedir por el derecho a decidir y a tomar la misma anticoncepción oral que se ingiere habitualmente (antes de tener sexo) pero en dosis especiales para hacerlo post sexo. Rocío se escapó a aguas internacionales, lejos de jurisdicción hondureña, para tomar anticoncepción de emergencia en medio del mar y para que ese mensaje le llegue al mundo.

“Las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, derecho a decidir si queremos o no convertirnos en madres. Las hondureñas somos las únicas mujeres en Latinoamérica que no tenemos acceso a este método anticonceptivo”, expresó Rocío Reyes. La travesía fue filmada por la campaña Morning After Island, de Ogilvy Honduras, y ganó el premio Golden Lion en la categoría Health & Wellness.

 Rocío Walkiria tuvo que navegar hasta el medio del mar para poder tomar anticoncepción de emergencia
Rocío Walkiria tuvo que navegar hasta el medio del mar para poder tomar anticoncepción de emergencia

Rocío apunta: “La campaña de Morning After Island es un grito de auxilio a la comunidad internacional para lograr que Honduras deje de ser el único país en el continente americano que no permite el uso de las pastillas anticonceptivas de emergencia”. Y resalta: “Tomar la píldora anticonceptiva de emergencia en una plataforma en medio del mar, lejos de jurisdicción hondureña, representa el derecho de la mujer a decidir por ella misma y a tener acceso a este método anticonceptivo”.

Ella tiene esperanzas de que más de tres millones de mujeres estén más cerca de recuperar nuestro derecho a elegir. El respaldo a la campaña se sintió en Cannes donde la agencia que realizó la campaña fue premiada. Jimena Andino, Directora de Relaciones Públicas de Ogilvy Honduras, subraya: “Este reconocimiento es un hito. Es un orgullo para todo el equipo traer, por primera vez, un León de Cannes para Honduras y que no sólo sea uno, sino ocho premios logrados en categorías tan relevantes como “Health” y “Glass” que destaca ideas destinadas a cambiar el mundo. Es un acontecimiento que nos acerca a nuestra meta, ya que vuelve a activar la conversación en nuestro país y expone el tema en el mundo, con más de 730.000 firmas de apoyo y posteos en redes sociales”.

“El valor de Morning After Island es que no se trata de una campaña puntual o un comercial, sino que es el emblema de una lucha que va a continuar hasta que las mujeres hondureñas recuperen el respeto a sus derechos reproductivos”, destaca.

La campaña Morning After Island de Ogilvy fue premiada en Cannes
La campaña Morning After Island de Ogilvy fue premiada en Cannes

¿Por qué la anticoncepción es prohibida después del golpe a Zelaya que la había autorizado? GEPAE (@PaeGrupo en Twitter) es un grupo estratégico que lucha por la liberación de las pastillas anticonceptivas de emergencia (PAE) en Honduras. El 20 de agosto postearon en su cuenta: “La prohibición del acceso a la PAE para prevenir embarazos no deseados es un ejemplo de discriminación y violación de derechos fundamentales entorno en torno a la salud reproductiva. #Pae #Honduras #NiñasNoMadres”

Jinna Rosales, Directora de GEPAE Honduras, define: “Somos el único país en Latinoamérica que prohíbe la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE), un medicamento que es considerado como esencial por la Organización Mundial de la Salud para prevenir embarazos no deseados, especialmente en casos de agresión sexual. Desde su prohibición, en 2009, bajo el acuerdo ministerial 2744-2009, más de 330.000 menores de edad se han convertido en madres”.

“GEPAE ha venido luchando para que se escuchen las voces de nuestras mujeres -remarca Rosales-. Muchas han tenido que emigrar por temor a la violencia sexual que sufren y la falta de posibilidades. Y a través de la iniciativa de Morning After Island alzamos la voz para exigir al Estado que responda por los derechos reproductivos de la mujer y por la Educación Sexual Integral”.

Xiomara Castro se había comprometido a respaldar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres hondureñas, pero todavía la anticoncepción de emergencia está prohíbida
Xiomara Castro se había comprometido a respaldar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres hondureñas, pero todavía la anticoncepción de emergencia está prohíbida

¿Por qué Xiomara Castro todavía no la autoriza? “La presidenta Castro expresó su compromiso y extendió una invitación a las representantes del Grupo Estratégico-PAE. Nos reunimos el 8 de marzo, fecha más que representativa, para discutir posibles alternativas ante la situación. También, el Congreso de Honduras inició una propuesta legislativa para reforzar los derechos de las mujeres hondureñas, que incluye la legalización de la pastilla anticonceptiva de emergencia”, resalta Jinna Rosales.

Y profundiza: “Sabemos que existen varios frentes y sectores bastante conservadores con este tema y entendemos que no es una lucha fácil, pero confiamos que más pronto que tarde, tendremos el derecho a elegir sobre nuestros cuerpos y muchas mujeres y adolescentes que son agredidas sexualmente podrán evitar un embarazo no deseado. Tenemos esperanzas que la derogación de la ley sea una realidad y vamos a seguir trabajando para que así suceda”.

En su campaña electoral, el 19 de agosto del 2021, Xiomara Castro de Zelaya escribió en Twitter. “Mi compromiso por la defensa de los derechos humanos de las mujeres de Honduras. La agenda política de mujeres y feministas será mi prioridad. No más violencia contra las mujeres y femicidios, salud sexual y reproductiva, participación política de las mujeres”. También dijo: “La Plataforma 25 de noviembre, espacio que aglutina más de 28 organizaciones de mujeres y feministas a nivel nacional, cuenta con mi apoyo en sus demandas y propuestas”.

Ahora se presenta como “madre, abuela y esposa”, en primer lugar y después como “Presidenta Constitucional de la República de Honduras”. Pero la anticoncepción de emergencia todavía está prohibida. Es importante que en Honduras el derecho al sexo no sea con pena de muerte y que el deseo no naufrague en un calvario para las mujeres privadas de una medicación que es esencial en el botiquín de primeros auxilios de la salud sexual mundial.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR