Tragedia en Mar del Plata: murió un joven atropellado por un colectivo a la salida de un boliche

Se trata de un hombre de 21 años, oriundo de Tucumán. Estaba veraneando en San Bernardo junto a sus padres y había viajado a pasar el día en La Feliz

Un colectivo de la línea 221 embistió a un joven que salía del boliche (Gentileza Diario La Capital)
Un colectivo de la línea 221 embistió a un joven que salía del boliche (Gentileza Diario La Capital)

Pedro Ignacio Bertelli, un joven de 21 años, murió esta mañana, cerca de las 6:30, luego de ser atropellado por un colectivo urbano en la zona de boliches de Playa Grande, en Mar del Plata.

El joven tucumano veraneaba junto a su familia en San Bernardo y había decido visitar la ciudad por el día. Junto a un grupo de amigos, salió a bailar el domingo a la noche; al intentar cruzar el boulevard marítimo hacia el Parque San Martín, tropezó y cayó. Un colectivo de la línea Costa Azul, línea 221, que avanzaba en dirección al centro de la ciudad, no pudo frenar a tiempo y lo arrolló.

Los testigos del accidente trágico, entre ellos sus cuatro amigos, relataron estos hechos a las autoridades de la comisaría novena, con jurisdicción en el lugar del hecho, y en la Secretaría de Seguridad de General Pueyrredón. La causa, en tanto, quedó a cargo de la fiscal de la UFI N°11 de Mar del Plata, Pablo Cistoldi.

Según indicaron las fuentes consultadas, los policías se entrevistaron con dos testigos que confirmaron lo sucedido y aportaron datos. “Quiso cruzar con el semáforo en verde. El colectivo venía a una velocidad prudente”, detallaron.

El chofer del colectivo de la empresa Costa Azul fue sometido al test de alcoholemia y el resultado fue negativo. No obstante ello, por lo pronto está a disposición del fiscal.

Antes de llegar a la ciudad balnearia, Bertelli se había contactado a través de las redes sociales con un grupo tucumanos que vacacionaba en la Costa Atlántica. Con ellos coordinó su llegada a Mar del Plata durante el fin de semana. En sus publicaciones de las redes compartió imágenes donde se los puede ver en Punta Mogotes y Playa Grande.

La identificación de Bertelli se demoró porque las autoridades policiales y judiciales no podían ubicar a sus familiares.

Esta es la segunda muerte en Mar del Plata durante la temporada. En la madrugada del domingo un hombre salió de bailar, se metió al mar y se ahogó. Lo encontró la Prefectura a 400 metros de la costa cerca de la Playa Popular 2.

Sin embargo, en los primeros días de enero sí se registraron diferentes hechos de violencia que involucraron a turistas que eligieron esa ciudad para vacacionar, como el caso de Leandro Figueroa, que fue apuñalado a la salida de un boliche de la zona de La Perla.

Tolk. A la salida de ese local se registró la pelea y Leandro Figueroa resultó apuñalado (Mey Romero)
Tolk. A la salida de ese local se registró la pelea y Leandro Figueroa resultó apuñalado (Mey Romero)

“Perdí un riñón, y parte del intestino delgado. Tengo 30 puntos y estoy postrado en una cama cuando debería estar de vacaciones”, aseguró el joven a Infobae la semana pasada luego del incidente que quedó registrado en las cámaras de seguridad de la zona.

“Quisieron robarle a un amigo, y yo salté a defenderlo. Vinieron por atrás y me atacaron. No fue una pelea de un boliche”, aclaró en aquel momento. Todo ocurrió el pasado domingo 9 de enero. Leandro había ido al boliche Ananá de Playa Grande, cerca de las tres decidió ir hasta el otro lugar de baile. “Estuvo todo bien. A las seis se había cortado todo. Salimos, me subí al auto, y cuando arranco veo que le están robando a un amigo. Me bajé para ayudar”, agrega. A partir de ese momento son pocos los recuerdos que tiene Leandro. Solo dice que sintió un fuerte dolor en el abdomen y pudo pedir auxilio. “¡Por favor llévenme al hospital!”, alcanzó a gritar.

En ese momento, personal de la comisaría primera, advertido por un llamado al 911, llegó de inmediato al lugar. A partir del relato de sus amigos, la policía pudo identificar a Jonatan Holt y a Juan Pablo Flores como los agresores, por lo que inmediatamente fueron aprehendidos, además de secuestrar el arma usada. Ambos siguen detenidos en la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán y tienen antecedentes penales por robo, daños, resistencia a la autoridad y por tenencia de estupefacientes. El caso es investigado por la Comisaría Primera de Mar del Plata y la fiscal de turno Andrea Gómez. La carátula, de momento, es “lesiones graves en riña”. La familia reclama un cambio a “intento de homicidio”.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR