Se conoció el resultado de la autopsia, clave en la causa contra la mujer acusada de matar a su hijo de 2 años

Milo Duarte murió el sábado y el informe de los forenses es crucial del caso. Paula Guerrero había dicho que se había quedado dormida tras mezclar alcohol con pastillas

Paula Yasmina Guerrero y su hijo Milo
Paula Yasmina Guerrero y su hijo Milo

Luego de que el miércoles, y tal como contó Infobae, Paula Yasmina Guerrero se sentara ante la jueza Alejandra Provitola y dijera que la noche de la tragedia mezcló alcohol con pastillas, se quedó dormida pero que ella no mató a su hijo Milo Derto en el departamento de Parque Patricios donde convivían, en las últimas horas se conoció el resultado de la autopsia al bebé de 2 años.

El examen forense concluyó que Milo murió a causa de una “congestión, edema y hemorragia pulmonar” y un “edema encefálico difuso”, lo que en principio no indica para los investigadores que su fallecimiento haya sido consecuencia de un homicidio.

Sin embargo, según la agencia de noticias Télam, los investigadores esperan ahora un estudio histopatológico para definir el futuro de Paula y del expediente. ¿De qué se trata? Identifica alteraciones estructurales y anormalidades proteicas o genéticas y así determinar la naturaleza de la anomalía que se descubrió en la autopsia al cuerpo de Milo. Es que hay una versión que indica que Milo habría tenido una patología de base, supuestamente cardíaca.

De acuerdo con el reporte policial, la muerte de Milo se produjo el sábado en una vivienda de la avenida Caseros al 2.400. Cerca del mediodía, Guerrero llamó a una tía suya y le dijo que Milo no respiraba. Cuando la mujer llegó a la casa de Parque Patricios, se quedó sin palabras. Llamó a la Policía, que activó un protocolo de traslado de urgencia, pero antes de llegar al hospital el nene de dos años ya había muerto.

Tras la muerte de Milo, la Fiscalía Criminal y Correccional N°30, a cargo de Marcela Sánchez, dispuso el traslado de Paula Guerrero al hospital Penna y, posteriormente, a la Alcaidía 12B de la Policía de la Ciudad, donde quedó detenida.

Milo había cumplido los dos años el 24 de diciembre pasado
Milo había cumplido los dos años el 24 de diciembre pasado

Ayer, la acusada fue indagada por la Justicia y negó ser la autora del crimen. “Yo no lo maté. Me quedé dormida porque había tomado alcohol con clonazepam”, le dijo a la jueza Provitola.

Sin embargo, para la magistrada hay un dato que no cierra: en los estudios que le realizaron a Guerrero en el hospital Penna, previo a quedar detenida, no se encontraron rastros de este medicamento, ni de bebidas alcohólicas. Tampoco se secuestraron botellas ni pastillas en el allanamiento al departamento donde vivía con su hijo.

“No hay nada compatible con lo que dijo que tomó”, indicaron investigadores del caso a este medio. “Del domicilio se secuestraron dos celulares, una tablet y varios elementos relacionados con la causa, entre ellos prendas de vestir y almohadas. De momento, la vivienda permanecerá clausurada”, agregaron.

En el marco de la causa, Provitola también ordenó tomar declaraciones testimoniales a familiares de Milo, ya que el presunto crimen del menor se dio en el marco de una puja judicializada por la tenencia del chico entre Paula y el padre biológico, Felipe Derto.

En Parque Patricios, el departamento del edificio de la avenida Caseros al 2.400, donde vivía Paula Guerrero, está clausurado (Maximiliano Luna)
En Parque Patricios, el departamento del edificio de la avenida Caseros al 2.400, donde vivía Paula Guerrero, está clausurado (Maximiliano Luna)

Los padres de Milo se conocieron hace cuatro años, trabajando en un restaurante de San Telmo. Al poco tiempo ella quedó embarazada del nene y algunos meses después del nacimiento, según la familia Derto, la relación se volvió “tóxica”: ella lo acusaba de ser violento y le puso una restricción perimetral; él en cambio le aseguró a su familia que era ella quien lo maltrataba e inventaba agresiones.

En Año Nuevo, después de una feroz discusión dentro del departamento de Parque Patricios, Felipe y Paula se separaron y, el 10 de enero, él la denunció en la Comisaría 4 del mismo barrio porteño. El jueves pasado, la última vez que Felipe vio a su hijo con vida, según declaró, notó que ella no estaba bien y vio a su hijo “como perdido”. Por eso decidió hacer una presentación formal ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) para acceder a una tenencia temporal.

Según supo este medio, en esa semana, la mujer le había mandado mensajes anunciando que haría lo que hizo. No solo a él sino también al tío del nene, Alexis Derto. “Nada más quería decirte gracias porque mostraste ser un buen tío y persona, pero no vamos a sufrir un día más con este bebé. Ya me cansé de llamarlo (a Felipe) y no atiende. Solo queríamos despedirnos de él. Vivir así no es vivir. Es mejor no vivir”, dijo. “No te conozco pero, por haberme escuchado, te quiero. Vení, decile: ‘Chau’ al tío, hasta acá llegamos nosotros. Cuidate, le dijo en un audio de WhatsApp y se quebró.

En este contexto, la magistrada solicitó informes a otros juzgados por denuncias cruzadas, un informe psicológico de Guerrero y las historias clínicas completas de ella y del papá del nene. También ordenó tomar declaraciones testimoniales a familiares de Milo, ya que el presunto crimen del menor se dio en el marco de una puja judicializada por la tenencia del chico entre Paula y Felipe.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR