La ANMAT prohibió la venta de un aparato para combatir la celulitis que fue robado de una empresa

El organismo advirtió a los comerciantes sobre el número de serie del estimulador. La medida fue anunciada a través de la Disposición 4870/2021, publicada este martes en el Boletín Oficial

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió “el uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional” de un aparato que sirve para combatir la celulitis y que fue robado de una empresa que importa productos médicos. La medida fue anunciada a través de la Disposición 4870/2021, publicada este martes en el Boletín Oficial.

Se trata del “Equipo de estimulación electromagnética marca Venus, modelo Legacy, Número de Serie LE601717UR”, el cual fue recientemente sustraído de las instalaciones de la firma Tecnoimagen Sociedad Anónima.

De acuerdo con el organismo, fue la propia compañía la que informó acerca del robo de este artículo, el cual pertenece a la Clase de Riesgo II y se encuentra inscripto en el Registro Nacional de Productores y Productos de Tecnología Médica (RPPTM) bajo el Certificado PM 1075-51.

El aparato sirve para tratamientos contra la celulitis
El aparato sirve para tratamientos contra la celulitis

Según explicó la ANMAT en los considerandos, este dispositivo “está destinado a la Estimulación Electromagnética y Radiofrecuencia Multipolar, indicado y autorizado como un Sistema médico estético para el tratamiento de la celulitis, el estiramiento de la piel, el tratamiento anti-edad y la reducción del volumen, recomendados en hombres y mujeres que quieran prevenir y reducir la celulitis, reducir el contorno corporal, mejorar la textura y elasticidad de la piel y reafirmar la piel”. Por esta razón, es un producto “de venta exclusiva a profesionales e Instituciones sanitarias”.

Ante esta situación, el organismo abrió una investigación y decidió, además, prohibir la venta de este artefacto, “a fin de proteger a eventuales adquirentes y usuarios”, debido a que “se desconoce su estado y condición, ya que ha quedado fuera del control y trazabilidad de la firma titular”.

Por último, la ANMAT dio aviso de lo dispuesto a la Dirección Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras del Ministerio de Salud de la Nación, a las autoridades sanitarias provinciales, a la del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Dirección de Relaciones Institucionales y a la Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR