Hallaron el cuerpo de Andrea, la última desaparecida de la familia Cattarossi en Miami

Lo confirmó la policía de Miami-Dade a través de un comunicado, en el que anunciaron que también encontraron otros cuatro cuerpos

Hallaron el cuerpo de Andrea, la última desaparecida de la familia Cattarossi en Miami
Hallaron el cuerpo de Andrea, la última desaparecida de la familia Cattarossi en Miami

La policía de Miami-Dade confirmó este jueves por la tarde el hallazgo de cinco cuerpos entre los escombros tras la caída del edificio Champlain Towers South, en Surfside, Florida. Entre ellos estaba el de Andrea, la última integrante de la familia Cattarossi que restaba encontrar.

“Hemos identificado cinco víctimas adicionales que, triste e inesperadamente, perdieron la vida en el trágico colapso del edificio de Surfside. Por favor, mantenga a sus familias y seres queridos en sus oraciones”, señaló el comunicado que se publicó acompañado por la lista de víctimas, entre los que se encuentra Andrea Cattarossi, hermana de Graciela y tía de Stella (7 años).

La mujer, de 56 años, vivía en la localidad bonaerense de Pilar y había viajado a los Estados Unidos para visitar a sus familiares, por lo que estaba en el mismo departamento que ellos al momento del derrumbe.

El tuit de la Policía de Miami en el que confirmaron el hallazgo de otros cinco cuerpos, entre los cuales estaba el de la argentina
El tuit de la Policía de Miami en el que confirmaron el hallazgo de otros cinco cuerpos, entre los cuales estaba el de la argentina

Este miércoles, los rescatistas había recuperado los restos de los padres de ambas hermanas Cattarossi: Graciela Ponce de León, quien es además tía segunda de la primera dama de Uruguay, Lorena Ponce de León, y Gino Catarossi.

La mujer tenía 82 años y era la madre de la fotógrafa Graciela Cattarossi, quien se convirtió semanas atrás en la primera víctima fatal argentina que se registró en la tragedia del edificio de Surfside.

Su hija vivía junto a ellos en Miami con su pequeña hija de siete años, Stella, que fue encontrada también sin vida bajo los escombros en medio de los operativos de búsqueda por su propio padre, que es parte del equipo de rescate que trabaja en el lugar desde hace varios días.

Nacida el 24 de febrero de 1973, la artista se había mudado a Estados Unidos hacía unos años. De acuerdo a la información local, vivía con a su hija en uno de los cuartos del departamento 501 de las Champlain Towers South, en un lugar que compartía también con sus padres. Estaba separada del padre de la nena, Enrique Arango.

Más víctimas fatales en Miami
Más víctimas fatales en Miami

Cattarossi trabajó para importantes medios gráficos como el New York Times y el Wall Street Journal Magazine, y revistas locales Vanity Fair and Travel and Leisure, entre otras publicaciones.

Kathryn Rooney Vera, una de las amigas de Graciela, describió a la reportera gráfica como “trabajadora y como una hermosa persona que era querida por todo el mundo”. Ambas intercambiaron mensajes de texto la noche del miércoles, apenas horas antes de que el edificio colapsara.

De esta manera, ya fueron identificados todos los integrantes de la familia, quienes perdieron la vida cuando se derrumbó el edificio Champlain Towers South, de 40 años de antigüedad y 136 apartamentos, de los cuales 55 se vinieron abajo.

Este jueves por la mañana los rescatistas habían encontrado 10 cuerpos, por lo que la cifra de muertos por la tragedia se había elevado a 64, según informó alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, mientras que 76 personas permanecían desaparecidas. Luego se hallaron los restos de otras cinco víctimas, entre las cuales estaba Andrea Cattarossi.

Los equipos de rescate cuidan los objetos personales encontrados entre los escombros, como carteras, joyas y aparatos electrónicos, y las familias de las víctimas pueden presentar informes sobre los artículos perdidos para recuperarlos.

Antes de entrar en una nueva fase de los trabajos en el lugar, se homenajearon a las víctimas con un minuto de silencio interrumpido por las oraciones, el sollozo y el llanto de los presentes. A partir de ahora, los esfuerzos estarán centrados en intentar recuperar los restos de las víctimas restantes.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR