Segunda ola: todas las camas de terapia intensiva del Hospital Fernández se destinarán a pacientes con COVID-19

Por el aumento de los contagios, comenzaron a derivar pacientes hacia otras instituciones y así concentrar su atención en casos críticos y moderados de coronavirus

Hospital Fernández
Hospital Fernández

La ocupación de camas de terapia intensiva es uno de los indicadores más importantes a la hora de evaluar la gravedad de la segunda ola de contagios de coronavirus. Según datos del gobierno porteño, el subsector público tiene actualmente una ocupación de camas UTI del 68%, es decir, 306 sobre un total de 450. Es importante tener en cuenta que apenas una semana atrás las camas ocupadas eran 227, lo que demuestra la rapidez con la que se agravó la situación.

Ante este panorama, el Hospital Fernández -que forma parte del denominado anillo rojo junto con el Muñiz, el Santojanni y el Argerich- comenzó a derivar pacientes hacia otras instituciones para progresivamente concentrar su atención en pacientes críticos y moderados con coronavirus.

El resto de la “emergentología” que normalmente absorbe el hospital será redirigida al resto de las unidades que conforman la red de atención pública.

Fuentes del Ministerio de Salud porteño explicaron a Infobae que, si bien continuará atendiendo a pacientes con otras patologías, las nuevas internaciones que se vayan sumando priorizará a los pacientes COVID-19 positivos.

Los hospitales que conforman el círculo rojo son los que reciben más derivaciones en la ciudad de Buenos Aires. Por el momento, el Muñiz, el Santojanni y el Argerich continuarán con su funcionamiento normal pero no se descarta una transformación similar en esos centros médicos si los contagios siguen en aumento.

En los próximos días el Fernández sumará 16 nuevas camas UTI. Actualmente, sólo quedarían dos disponibles pero el promedio de días de internación de los pacientes graves no baja de 22 días.

Esta mañana, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, advirtió que algunas terapias intensivas de la Ciudad están “arriba del 95%” de ocupación.

El sistema de salud se ha estresado muy rápidamente y hay que trabajar en acompañarlo” ante “una curva tremendamente acelerada, que ha significado un enorme esfuerzo” para los médicos, enfermeros y terapistas, quienes “han sido muy exigidos en estos tiempos”, sostuvo el funcionario de la Ciudad.

Al brindar el reporte epidemiológico de la Ciudad, el titular de la cartera sanitaria local subrayó que “el promedio de la ocupación de camas en el sector privado es del 82 por ciento, pero hay terapias arriba del 95%”.

El ministro también explicó por qué la ciudad de Buenos Aires le pidió 50 respiradores al gobierno nacional. “En una reunión operativa con gente técnica del Ministerio de la Nación les comunicamos que habíamos entregado en comodato los respiradores al sector privado. Les hemos prestado nuestra reserva para que ellos aumenten su capacidad de respuestas. Por eso les pedimos que nos repongan los respiradores para estar más tranquilos”, señaló Quirós en conferencia de prensa.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS