Salta: una nena wichi de un año y 9 meses murió por desnutrición

El hecho sucedió el lunes. La niña, de la Comunidad El Traslado, llegó al Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal en brazos de su madre con un cuadro gastroentérico y de deshidratación

La niña de dos años, de la Comunidad El Traslado, llegó al Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal el lunes 14 de diciembre en brazos de su madre con un cuadro gastroentérico y de deshidratación. Murió al día siguiente.
La niña de dos años, de la Comunidad El Traslado, llegó al Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal el lunes 14 de diciembre en brazos de su madre con un cuadro gastroentérico y de deshidratación. Murió al día siguiente.

Una nena wichi de 1 año y 9 meses murió por desnutrición este lunes en la provincia de Salta. La nena era oriunda del paraje Lapacho Viejo, en la zona de la Comunidad El Traslado, ubicado a unos 110 kilómetros de Tartagal.

De acuerdo con el médico Juan Ramón López, director del Hospital Juan Domingo Perón, había estado internada en mayo pasado, en el Centro de Recuperación Nutricional de la institución. Tras recibir el alta, en junio, se le efectuó un seguimiento hasta el mes de septiembre. Luego, explicó, “le perdieron el rastro” tanto a ella como a su mamá.

Según pudo saber este medio, el pasado lunes 14 de diciembre de 2020, la pequeña llegó al hospital en brazos de su madre, una joven de 17 años que también tiene otros hijos.

Wichis del norte de Salta
Wichis del norte de Salta

Ingresó con diarrea, vómitos y un cuadro de deshidratación que, acompañado a su patología de base, hizo que se descompensara. Pese al esfuerzo de los pediatras no hubo forma de reanimarla y falleció al día siguiente tras una infección generalizada”, apunta López en comunicación con Infobae.

Me causa una sensación de impotencia muy grande. Nosotros trabajamos para que esto no ocurra y, por más que no sea de nuestra jurisdicción cuando se trata de la vida de un chico los médicos lo damos todo”, agregó el director del Hospital Juan Domingo Perón.

En el noroeste del país, Salta es la provincia con mayor población indígena (6,5%), la mayoría wichi, que habita desperdigada en zonas rurales y sobrevive con la venta de carbón y artesanías.

Salta es la provincia con mayor población indígena (6,5%), la mayoría wichi, que habita desperdigada en zonas rurales y sobrevive con la venta de carbón y artesanías.
Salta es la provincia con mayor población indígena (6,5%), la mayoría wichi, que habita desperdigada en zonas rurales y sobrevive con la venta de carbón y artesanías.

La muerte de la niña de un año y nueve meses, reflotó los reclamos llevados adelante por la referente wichi Octorina Zamora quien, hace aproximadamente diez días, se manifestó por la reapertura del Centro de Recuperación Nutricional del Hospital Juan Domingo Perón.

Vestida de negro y rodeada de ataúdes pequeños (que simbolizan la muerte infantil) la mujer se instaló en la Plazoleta IV Siglos y apuntó contra la decisión del directivo de la institución sanitaria.

“A fines de marzo, el doctor Juan Ramón López, nos pidió que desalojemos el Centro Nutricional porque iban a fumigarlo. Al día siguiente, sin embargo, había camas destinadas a otra cosa. Con niños con hambre, no hay futuro, apunta Zamora en diálogo telefónico con Infobae.

Vestida de negro y rodeada de ataúdes pequeños (que simbolizan la muerte infantil), la referente wichi Octorina Zamora se manifestó por la reapertura del Centro de Recuperación Nutricional del Hospital Juan Domingo Perón. “Con niños con hambre, no hay futuro”, sostuvo (Foto: @HIJOS_Salta)
Vestida de negro y rodeada de ataúdes pequeños (que simbolizan la muerte infantil), la referente wichi Octorina Zamora se manifestó por la reapertura del Centro de Recuperación Nutricional del Hospital Juan Domingo Perón. “Con niños con hambre, no hay futuro”, sostuvo (Foto: @HIJOS_Salta)

Tras su reclamo, Octorina Zamora logró que Juan José Esteban, titular de la cartelera sanitaria salteña, firmara un acta donde se comprometía, entre otras cuestiones, a restituir el Centro a su lugar original. “De momento no hay ninguna concreción de ese traslado”, dice la mujer.

En un país que se presume como granero del mundo no se explica que haya personas y niños, sobre todo niños, que mueran de hambre. Es momento de que nosotros, como pueblo indígena, tengamos participación en las decisiones que toman nuestros gobernantes. De lo contrario, viviremos de la beneficencia y de las migajas del Estado”, lamenta Zamora.

De acuerdo con la referente, en materia de salud, hay un abandono por parte del Estado para con el pueblo wichi. “Seguimos con la discriminación y el racismo hacia los pueblos indígenas. Somos 270 comunidades distribuidas en más de cuatro departamentos y una veintena de municipios. Así y todo, no hay una demanda para que los médicos visiten esos lugares que, por lo general, están alejados del centro o en zonas recónditas. Como si fuera poco, tampoco se les garantiza el salario que corresponde. Es muy difícil”, se queja.


Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS