De millonario a dormir en la calle: contrató a Maradona, prometió el Disney argentino y ahora pide limosna

En 2007, Max Higgins llegó a la Argentina diciendo que era el Rey del Entretenimiento. Organizó un reality de fútbol con grandes figuras y compró un terreno en San Pedro para armar el parque de diversiones. Andaba en autos de lujo, dormía en hoteles cinco estrellas y tenía un séquito de guardaespaldas. Pero todo fue una farsa

TE PUEDE INTERESAR