Verónica Magario vinculó el caos en los bancos con el aumento de contagios en el conurbano bonaerense: “Esos desbordes nos reflejan treinta días después un pico”

La vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires asoció las filas por la reapertura de las sucursales bancarias del viernes 3 de abril con el incremento de casos confirmados en el distrito más afectado por el coronavirus. “Efectivamente es así: donde hay movimiento, hay transmisión y contagio”, argumentó

Magario vinculó el caos en los bancos con el aumento de contagios en el conurbano bonaerense

El viernes 3 de abril se cumplieron quince días del aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por decreto. Ese mismo día, las sucursales de los bancos reabrieron. Jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y Asignación Universal por Embarazo (AUE) fueron –en masa– a retirar sus haberes más otras prestaciones de la ANSeS como el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Hubo caos, aglomeraciones y colapso: un auténtico caldo de cultivo del virus sobre personas de edad avanzada y población de riesgo. Las colas de jubilados fueron tapa de diarios y contraindicaciones para la línea del gobierno nacional. La falta de previsión y desidia marcó la salida del Gobierno de Alejandro Vanoli, hasta el 30 de abril director ejecutivo de la ANSeS.

Un mes después del viernes que obligó a que los bancos abrieran sábado y domingo, Verónica Magario, vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, se animó a trazar una conexión. Habló de un hecho trágico, aunque luego entendió que ese calificativo no era apropiado, de una situación que el propio Vanoli describió como difícil de administrar: “Esas colas y esos desbordes en los bancos nos reflejan treinta días después un pico, una suba de casos en el Conurbano y en los distintos lugares donde se produjeron. Efectivamente es así: donde hay movimiento, hay transmisión y contagio”, describió la funcionaria, la primera que le asigna causalidad al colapso en los bancos en el aumento de las infecciones.

Verónica Magario y Axel Kicillof: la primera foto luego del anuncio de la fórmula bonaerense que en diciembre asumió la gobernación de la provincia de Buenos Aires
Verónica Magario y Axel Kicillof: la primera foto luego del anuncio de la fórmula bonaerense que en diciembre asumió la gobernación de la provincia de Buenos Aires

Ese viernes, sólo en la provincia de Buenos Aires estaban autorizadas a ir a cobrar unas 915.000 personas el nuevo Ingreso Familiar de Emergencia de diez mil pesos. En el Conurbano, la poca disponibilidad de cajeros, la informalidad de los ingresos y los comercios minoristas que solo aceptan cobrar en efectivo llevó a que los beneficiarios se acercaran a los bancos. El combo fue explosivo.

El análisis que todos los expertos nos dan es que hay que observar qué pasó treinta días atrás cuando empiezan a aparecer más casos –relató la vicegobernadora bonaerense en diálogo con Radio 10–. Y justo treinta días atrás de este último fin de mes, fue el colapso en la cola de los bancos. Cuando hay circulación, hay contagios”. Magario asoció el impacto de las colas en los bancos con el crecimiento de los casos confirmados para argumentar sobre el valor y la utilidad del período de aislamiento: “La provincia ha hecho más de 20 mil testeos y solo 1.155 han dado positivos hasta el día de hoy. Esa cantidad de casos en una población de 17 millones de personas es muy baja. La cuarentena está sirviendo y esto lo debe entender cada uno de los ciudadanos. Si seguimos sosteniendo la cuarentena, le vamos a ganar al virus. Estos días de cuarentena son muy importantes, han cambiando la realidad de la pandemia en la Argentina”.

“Vamos trabajando día a día tratando de preparar nuestro sistema sanitario, que estaba muy deteriorado. Esta cuarentena nos dio la posibilidad de prepararnos y agarrar el virus a tiempo para que no se desatara de la manera feroz que se vivió en países como Italia y España. A pesar de que la curva esté aplanada y eso nos dé un gran aliciente, cuando la circulación comience y las actividades se empiecen a incorporar, lamentablemente va a haber más contagios”, expresó la funcionaria.

La provincia de Buenos Aires es el distrito con más contagios confirmados y más fallecimientos por coronavirus. Hasta el 5 de mayo (día 47 de cuarentena) se registraron 1.753 casos de un total de 4.887 y los muertos ascienden a 104 sobre una cantidad de 262 en todo el país. Según un relevamiento de Infobae, de los 135 partidos que conforman la provincia, 52 están libres de coronavirus. “El 38% de los municipios no ha tenido contagios. Si vamos al ranking, La Matanza está primero en cantidad de casos pero no estaría primero según la tasa de incidencia. La Matanza tiene 147 casos y 2.400.000 habitantes mientras que San Martín tiene 123 casos y 450.000 habitantes”, comparó la ex intendenta de La Matanza, que encabeza la lista en cantidad de fallecimientos, pero cuya tasa de incidencia de 8,28 por cada 100.000 habitantes está por debajo de distritos como Pilar, Vicente López, San Isidro y Ezeiza.

Seguí leyendo: