Becaria del Conicet varada en Portugal

Florencia Ghibaudo, tiene 32 años y se crió en la localidad de Luque, en Córdoba. Licenciada en Química, se instaló en Buenos Aires hace cuatro años, luego de obtener una beca de CONICET para hacer un doctorado de investigación científica en La Plata.

A principios de 2020, le ofrecieron viajar a Portugal para realizar una una pasantía en la Universidad de Coímbra durante dos meses. “Llegué el 26 de enero. En ese momento, ni se hablaba del Coronavirus”, cuenta Florencia a Infobae, que tenía pasaje de vuelta para el 25 de marzo, es decir, para mañana.

Florencia Ghibaudo tiene 32 años y es becaria del CONICET. A fines de enero viajó a la Universidad de Coímbra para hacer una investigación y ahora no tiene cómo regresar
Florencia Ghibaudo tiene 32 años y es becaria del CONICET. A fines de enero viajó a la Universidad de Coímbra para hacer una investigación y ahora no tiene cómo regresar

El 11 de marzo, luego de que la organización Mundial de la Salud (OMS) declarara el coronavirus como pandemia, Florencia se asustó y pidió permiso a las autoridades del CONICET para regresar antes de lo previsto. Pero ya era tarde: para esa altura había recibido un mail donde le notificaban que su vuelo había sido cancelado y reprogramado para el 26 de marzo.

Desesperada, la joven se contactó con las embajadas de Portugal y de España y, en ambos casos, le pidieron que completara un formulario con sus datos. “Desde la embajada de Portugal me sugirieron que me fuera a Madrid (declarada zona de riesgo) porque desde ahí salían vuelos para Argentina. Cuando compré mi pasaje a Madrid, España cerró la frontera”, explica Florencia que, hasta el momento, tampoco recibió apoyo del CONICET. “No están moviendo ni un dedo para que yo vuelva”, dice.

Cuando la OMS declaró al coronavirus como pandemia Florencia pidió permiso a las autoridades del CONICET para regresar antes de lo previsto, pero ya era tarde. Portugal cerró fronteras y ahora no puede volver
Cuando la OMS declaró al coronavirus como pandemia Florencia pidió permiso a las autoridades del CONICET para regresar antes de lo previsto, pero ya era tarde. Portugal cerró fronteras y ahora no puede volver

En España la situación es compleja ya que hay más de 500 argentinos varados en Madrid y en otros puntos de Europa cercanos. Por ejemplo, sólo en Andorra hay 600. En Portugal son 200 y no saben cómo regresar. Sus vuelos fueron cancelados y, como la frontera española está cerrada, no pueden salir de ahí a menos que les manden un vuelo especial.

Hay 200 argentinos varados en Portugal

“Pedimos que se nos gestione un permiso para llegar a Madrid o un vuelo especial desde Portugal a Argentina”, sostienen entre todos en un video que grabaron para pedir ayuda. La mayoría de ellos está en Lisboa y están desesperados. “Necesitamos poder volver a nuestro país. Por favor, queremos volver a casa”, piden.

Desde Cancillería Argentina aseguran a este medio que están haciendo lo imposible para traer a todos. "Hay miles de argentinos en todas partes del mundo. Intentamos analizar todas las opciones para que vuelvan pero, por cuestiones sanitarias, no tenemos permitido meter más de 2 mil personas por día en el Aeropuerto de Ezeiza”, aseguraron voceros de la institución.

SEGUÍ LEYENDO