La periodista Nancy Pazos hizo público en sus redes sociales el fallecimiento de su papá con un emotivo mensaje, donde hizo un repaso de los mejores momentos que vivió junto a él y dejó al descubierto cuál fue la “única cuenta pendiente” que le quedó.

Y al final te fuiste. No nos pudimos tomar el último Gancia. Es la única cuenta pendiente que tengo con vos. Compartir un trago más. Pero mirá lo que será la sincronía del universo que después de mucho tiempo me serví uno en casa pensando en vos, en el preciso instante que vos partías”, arranca diciendo su emotiva y extensa carta de despedida.

Horacio Pazos (73) estaba internado en terapia intensiva en el hospital Argerich desde hacía 74 días, peleando contra una dura enfermedad que lo había dejado ciego. “Tomé la decisión más difícil de mi vida al pedirle a los médicos que no te forzaran más. Fue la última lección que me diste. Respetar los tiempos del otro. No ser egoísta. Te dejé ir porque ya no dabas más”, contó Nancy.

Junto a sus cálidas palabras, compartió una selfie donde se los ve radiantes y sonrientes. “Esta foto tiene exacto un año. Ya te habías quedado ciego. Pero igual te reías con esa risa contagiosa con la que le peleabas a la vida”, resaltó en su posteo de Instagram, que también replicó en cuenta de Twitter.

Y recordó que más allá del dramático momento que estaba atravesando y mientras le ponían el hombro a los desalentadores “partes médicos”, siguieron siendo tan compinches como siempre: “En medio de esa tortura que es el parte diario de la terapia intensiva pudimos acariciarnos, reírnos y ejercitar ese humor negro que tanto nos caracteriza”.

Nancy Pazos utilizó las redes sociales para despedirse de su padre, que falleció tras permanecer internado dos meses y medio
Nancy Pazos utilizó las redes sociales para despedirse de su padre, que falleció tras permanecer internado dos meses y medio

“Me dejas los mejores valores de la vida papá. Llegaste a tercer grado de la primaria pero te recibiste en la universidad del barrio con medalla de honor. Amaste con intensidad. Fuiste un sibarita de la vida. Disfrutaste hasta el exceso. Heredé de vos todo lo bueno de Soldati. Ese barrio del que estabas orgulloso y del que no te quisiste ir nunca”, remarcó.

Como Horacio no quería velatorio, su familia le dará el último adiós en el Cementerio de la Chacarita este sábado por la mañana: “Nosotros necesitamos esa despedida. Te amo. Fuiste todo lo que está bien. Me quedo cuidando a tus dos grandes amores de la vida. Mamá y Ana quien te bancó hasta el final con una integridad única”.

En el posteo, la periodista también describió cómo era la relación que mantenía con sus nietos: “Los chicos están muy tristes. No pueden creer que el abuelo gordo se fue. Ellos que llegaban a tu casa y la veían como un castillo hermoso por el amor que les transmitías”.

Y al final, como para ponerle un poco de humor a la pérdida de su ser querido, bromeó que en el cielo seguirá disfrutando de su vida como lo hizo en la tierra.

“No creo en el más allá. Pero estoy segura que si existiera ya estarías en el Bar, Spa o Casino del paraíso. Porque lo tuyo siempre fue el disfrute. Y ver el vaso medio lleno de la vida. Gracias por todo padre de mi vida”, concluyó.

Seguí leyendo: