Los sospechosos quedaron detenidos a la orden de la Fiscalía.
Los sospechosos quedaron detenidos a la orden de la Fiscalía.

La Policía detuvo este viernes a cuatro jóvenes de entre 19 y 25 años que fueron denunciados por una amiga suya, por una presunta violación en manada durante una fiesta privada que se realizó en su vivienda del departamento mendocino de Luján de Cuyo. En consecuencia, todos ellos quedaron imputados por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

De acuerdo con la declaración de la víctima, de 21 años, los agresores la ultrajaron en su propia casa, pese a que ella opuso resistencia. Este ataque habría sido confirmado por los posteriores controles médicos que se le hicieron a la chica, en los que se pudo comprobar que presentaba lesiones en la zona genital, características de este tipo de hechos.

Según se investiga, la violación se habría producido el último jueves, durante una fiesta que la misma denunciante organizó en su hogar, situado en la calle Monteagudo, en la mencionada localidad del norte de la provincia de Mendoza. En un momento determinado, los sospechosos habrían aprovechado para abusar de su amiga cuando el resto de los invitados se había retirado del lugar y quedaron solos con ella.

Los medios locales informaron que tras las detenciones y allanamientos que se realizaron en diferentes puntos de este departamento mendocino, personal de la Justicia secuestró los teléfonos celulares de los imputados, ya que se cree que los agresores podrían haber filmado algunas escenas del abuso sexual. Además, según precisó el diario local El Sol, durante los operativos los efectivos de seguridad también secuestraron un sedante de uso veterinario que podría haber sido utilizado por los supuestos violadores para dejar inconsciente a su víctima.

Fuentes cercanas a la investigación revelaron a ese medio que aquella noche, en la casa donde ocurrieron los hechos, se encontraba también un quinto hombre que se habría despertado por las quejas de la joven que estaba siendo manoseada por los agresores. Los mismos no le hicieron caso cuando este chico les pidió que frenaran con sus actos y le ordenaron que se fuera.

En la causa interviene la Oficina Fiscal 11 de Luján de Cuyo y personal de la Comisaría 11ª, junto al fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, Darío Nora. En tanto, los imputados permanecen detenidos a la orden de la Fiscalía, imputados por abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas.

Seguí leyendo: