Advertimos sobre la sensibilidad de las imágenes


Un polémico hecho tuvo lugar en José Ignacio, Uruguay. Fue en la casa del reconocido empresario, dueño de la exclusiva marca de ropa Etiqueta Negra, Federico Álvarez Castillo, ubicada en un barrio cerrado. Desde un helicóptero tiraron un animal a la pileta de la casa. El momento fue registrado en un video que grabó el dueño desde el patio.

En la filmación se ve como el animal (un cordero, según señaló el propio Álvarez Castillo) es lanzado desde más de 30 metros de altura a la pileta. El animal impacta en forma violenta con el agua y la pileta rebalsa al instante. La reacción de quienes tomaron las imágenes y están dentro del inmueble no es de sorpresa; todo lo contrario, coinciden en una carcajada.

Infobae se contactó con Álvarez Castillo. En una breve declaración, confirmó que las imágenes fueron registradas por él: “El video lo filmé yo porque se paró un helicóptero en el techo de mi casa y nunca imaginé lo que terminó pasando”.

Anoche, luego de que se viralizara la grabación y que el término “Etiqueta Negra” se convirtiera en trending topic como consecuencia de las críticas a este repudiable suceso, la marca textil difundió un comunicado firmado por Álvarez Castillo. “Quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo”, indicó.

Y agregó: “Al momento del hecho nos encontrábamos dentro del hogar cuando sentimos un fuerte ruido en el jardín; al salir percibimos el acto aberrante que nos llevó a un gran desconcierto por una broma de muy mal gusto”.

La modelo Lara Bernasconi, esposa de Álvarez Castillo, se refirió en términos similares ante sus seguidores de Instagram que comenzaron a preguntarle por el contenido de las imágenes que rápidamente comenzaron a circular no solo en redes sociales, sino también en aplicaciones populares de chat como WhatsApp. “Jamás haríamos una cosa así, alguien lo hizo y no sabemos quién fue”, repitió ante diversas consultas. Finalmente, decidió bloquear los comentarios en sus posteos.

El periodista uruguayo Marcelo Gallardo reconstruyó qué pudo haber sucedido detrás de estas imágenes desagradables: “Un amigo le dijo ‘hagamos un asado y yo llevo la carne’, se subió a un helicóptero y cual bombardero de la Segunda Guerra Mundial apuntó a la piscina y tiró eso”.

Con varios años de experiencia cubriendo la temporada de verano en Punta del Este, el cronista precisó que muchos turistas se enojaron con lo sucedido y relató que las autoridades tienen dificultades en encontrar al dueño del helicóptero desde donde cayó el animal porque a esta altura del año hay muchos modelos similares en la zona balnearia.

Por lo pronto, un fiscal tomó el caso de oficio e inició averiguaciones. Fuentes aeronáuticas coinciden en que la maniobra realizada es muy peligrosa y está prohibida. El dueño de la aeronave podría recibir fuertes sanciones y el piloto podría ser inhabilitado para volar al menos dentro del territorio uruguayo.


A partir de la difusión de las imágenes, fueron incesantes las muestras de repudio. Una de ellas fue Candelaria Tinelli, hija del conductor televisivo y activista por los derechos de los animales, que calificó como un “enfermo” a la persona que arrojó el animal. En el mismo sentido y con expresiones similares se expresaron decenas de usuarios que se indignaron con el video.


Seguí leyendo