Hace 40 años egresaban las primeras oficiales marinas del país

En febrero de 1978 la Armada Argentina habilitó al personal femenino para su incorporación como cadetes del escalafón administrativo. En 1982 varias mujeres marinas participaron de la guerra de Malvinas

La presente crónica, bien podría recibir el título de “en primera persona” ya que este cronista ha tenido el privilegio de ser compañero de promoción de aquellas pioneras que el primer lunes de febrero de 1978 en pleno gobierno militar, se animaron a desafiar casi 200 años de vida institucional de la tradicional Escuela Nacional de Náutica “Manuel Belgrano” formadora de “Caballeros del Mar”. La entidad creada por el prócer en honor al cual lleva su nombre es un instituto dependiente de la Armada Argentina que tiene como misión primaria la formación del personal superior de la Marina Mercante y el reconocimiento de los mismos como oficiales de la reserva naval principal de la marina de guerra.

Comisario Naval Sandra D`iorio  (Gaceta Marinera)
Comisario Naval Sandra D`iorio (Gaceta Marinera)

Si bien hoy todas las escuelas de las tres Fuerzas Armadas tienen sus cupos femeninos totalmente abiertos a cualquier tipo de especialidad, hace 40 años atrás esto era impensado. La Armada tenía en estudio desde 1976 la apertura de la matrícula femenina para al menos un par de sus institutos de formación, así se creó el Liceo Naval Femenino y se autorizó el ingreso de mujeres a su escuela más antigua.

De las cuatro especialidades propias de la conducción de un buque mercante, se pensó en primer lugar en habilitar la carrera de administración para la mujer. Su duración era de dos años en contraposición a los 4 de las carreras principales para oficiales de Máquinas y Cubierta y el carácter administrativo de la misma suponía (para los cánones de la época) una exigencia física menor. Con el correr del tiempo, la mujer fue ganando espacio y hoy poderosas naves mercantes son comandadas en su puente o en su sala de máquinas por personal femenino. También excelentes prácticos femeninos dirigen las maniobras de entrada y salida a puerto de grandes buques.

Director de Educación Naval CL Fernando Maglione (Gaceta Marinera)
Director de Educación Naval CL Fernando Maglione (Gaceta Marinera)

La Armada no tenía la menor idea de cómo tratar a una mujer de uniforme, los movimientos vivos, las exigencias en materia de capacidad para nadar o remar y hasta el corte de pelo, eran objeto de discusión en el máximo nivel de la Institución. A estas chicas les tocó en suerte que hasta las hiciéramos rapar como a los varones, les teníamos prohibido hablar con sus compañeros masculinos y así muchas otras cosas que hoy serían inaceptables. Pero la Armada evolucionó conforme a lo que marcaban los tiempos de cambio y de hecho hoy tenemos una almirante femenina y somos uno de los pocos países de la región que tienen una mujer en la conducción superior de la fuerza” Sostiene un ex oficial de la plana mayor del instituto de formación.

La Escuela Nacional de Náutica es el instituto decano del Ministerio de Defensa Nacional
La Escuela Nacional de Náutica es el instituto decano del Ministerio de Defensa Nacional

Las oficiales comisarios navales, rápidamente ganaron lugares en las flotas de las navieras estatales ELMA, YPF, YCF y Transportes Navales. Precisamente en esta última naviera dependiente de la Armada Argentina llegó al recuperado “Puerto Argentino” Marta Giménez, una joven oficial Comisario Naval tripulante del buque ARA “Canal de Beagle”. Olga Cáceres apenas un poco más joven que Marta, fue otra de las pioneras en llegar al territorio recuperado tripulando el buque “Río Cincel” unidad cuya participación en el conflicto constituyó un hito al ser el primer buque en efectuar una operación de rescate a infantes de marina a la deriva en medio de un fuerte temporal a unas pocas millas de Puerto Argentino.

Oficiales de Comunicaciones de la Marina Mercante Nacional en 1981 (Fernando Morales)
Oficiales de Comunicaciones de la Marina Mercante Nacional en 1981 (Fernando Morales)

Si bien hoy la presencia de los Comisarios Navales a bordo de los buques argentinos ha sido eliminada en virtud de nuevas regulaciones y cambios reglamentarios, la Escuela de Náutica, por pedido expreso de la entidad profesional que nuclea a estos marinos, reabrió hace unos años la formación de comisarios. La medida si bien generó polémica por considerarse en algunos sectores que se trata de una carrera con nula salida laboral que implica un gasto inútil para el presupuesto naval, ilusiona a los gremialistas del sector con la posibilidad de colocar mano de obra argentina en buques extranjeros, especialmente en los grandes cruceros.

La promoción egresada el 18 de Octubre de 1979 se dio cita el pasado viernes en la Escuela Nacional de Náutica para participar de una ceremonia que encabezó el Director General de Educación de la Armada, contraalmirante Fernando Emir Maglione y contó con la presencia de buena parte de aquellas 23 pioneras que marcaron un camino que hoy siguen la mayoría de las marinas del mundo.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos