Perreo en Mendoza

Un grupo de mujeres protagonizó un video que se convirtió en polémica en Mendoza. Bailarinas de la escuela Botty Fre$h escogieron las escaleras de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuyo para grabar una serie de imágenes y, tras compartirlas en las redes sociales, fueron criticadas, tanto por el escenario escogido como también por el tipo de baile realizado.

El videoclip se publicará el próximo sábado por la tarde. Sin embargo, una de las jóvenes compartió en su cuenta de Twitter un fragmento grabado por Micaela Batiz, profesora de las bailarinas y dueña de la academia, quien explicó en su perfil personal de Facebook: “No estoy en el video y no somos estudiantes de la UNCuyo. No le estamos haciendo daño a nadie, somos un grupo de chicas que bailamos twerking (perreo) que como todo estilo de baile es arte y lleva su dedicación y práctica”.

En diálogo con Infobae relató el contexto de la grabación: "La idea era grabarlo en una playa de estacionamiento y se nos complicó cuando fuimos a pedir permiso. Lo grabamos el martes, nadie nos dijo nada. No quisimos faltarle el respeto a nadie. El video se viralizó y empezaron -en Twitter- a criticarnos. Lo compartían preguntándonos cómo íbamos a hacer eso en la universidad”.


“Nosotras somos un grupo de chicas que hacemos twerking, el baile que se ve en el video. Un estilo muy nuevo que está apareciendo de a poquito, yo lo bailo hace años. Soy profesora y dueña de la academia. Tengo alrededor de 115 alumnas y nos estuvimos preparando hace un montón de meses para grabar este video, con una coreografía que venimos practicando desde hace un montón", agregó.

El fragmento del baile que se viralizó en las redes hizo que se pusiera de manifiesto un sinfín de comentarios en donde cientos de usuarios expresaron el descontento por el baile, al que calificaron de “desubicado” e “irrespetuoso”, entre otros términos. Ante esto, la joven que lo compartió decidió eliminarlo. “No hablé con los padres pero sí sé que muchos subieron imágenes de sus hijas expresando el apoyo hacia ellas. Hay otros que se enojaron. Siempre nos han criticado en redes sociales. Sabíamos que íbamos a recibirlas, pero jamás a este nivel. Es mucho lo que generó”, sostuvo Batiz.

“Díganme si en algún lugar del mundo, donde el arte es respetado e incentivado, esta degradación es común y está permitida. Son gordas asquerosas, repugnantes y calentonas", escribió una mujer en Facebook. Desde la universidad no han expresado ningún tipo de comentario.

En Facebook nos hicieron comentarios muy feos. Me angustié mucho y decidí no leer más. Todo lo que pasó después fue muy triste porque muchas alumnas vieron los comentarios y estuvieron mal. Sus papás no las dejan ir más por las cosas que les han dicho y todo lo que se generó. Yo le saco lo positivo: que se empiecen a romper esas estructuras mentales. No le faltamos el respeto a nadie. Es un estilo de baile como cualquiera. Tiene su técnica, es difícil y nos dio mucha bronca. Esta noche a las 23 vamos a subir todas un video ‘twerkeando’ en defensa a lo que pasó", expresó la joven de 21 años, quien completó: “No fue con intención de nada en especial. Nunca pensé que podía pasar todo esto”.