Sofía Otero, una de las denunciantes por violación contra Lucas Carrasco  (Lihue Althabe)
Sofía Otero, una de las denunciantes por violación contra Lucas Carrasco  (Lihue Althabe)

Sofía Otero, la joven militante que denunció por violación al periodista Lucas Carrasco y logró llevarlo a juicio, se refirió a la condena de nueve años dispuesta ayer por la jueza Ana Dieta De Herrero, la misma magistrada que integró el tribunal que condenó al cantante Cristian Aldana por "abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores".

"A mí no me violó La Cámpora ni el kirchnerismo, sino un tipo que tenía mucho poder", señaló Otero con relación a Carrasco y, en declaraciones radiales, reconoció estar "sorprendida" por el fallo judicial.  "Estoy bien. Todavía sin caer. Viví muy tranquila el juicio, a diferencia de que fue tortuoso el proceso judicial anterior", dijo.

"Yo pensaba que violación era en la calle, en un descampado, de un desconocido, y no me entraba en la cabeza que una relación consentida pudiera tener una violación", consideró la mujer, y agregó: "Cuando llego a la UFEM (Ministerio Público Fiscal), que es un espacio al que recomiendo ir para denunciar, ahí me explicaron que eso era violación".

El periodista Lucas Carrasco, durante el juicio (Franco Fafasuli)
El periodista Lucas Carrasco, durante el juicio (Franco Fafasuli)

El periodista y bloguero conocido por haber participado en el programa de televisión 6,7,8, fue condenado a nueve años de prisión por el delito de "abuso sexual agravado por acceso carnal". La condena puede marcar un antes y después porque dos mujeres (una segunda persona prefirió mantener en reserva su identidad) lo denunciaron por haber ejercido violencia sexual en el marco de relaciones sexuales consentidas.

"Yo relato (durante el juicio) un sexo no consentido con violencia y una segunda parte de sexo al que accedo por intimidación", destacó Otero en radio El Destape. Y añadió: "No estábamos enfocados en el monto de la pena, pero queríamos que el Poder Judicial pudiera reconocer que en todo momento yo dije que era consentido hasta que en un momento dejó de serlo".

Con relación al proceso judicial, señaló que fue algo "tortuoso". "En mi caso pedí pericias psicológicas y psiquiátricas. Fueron contundentes, pero te tratan muy mal porque estás horas contando lo mismo", lamentó.

En su declaración durante  el juicio, Carrasco afirmó: "No soy un violador, la mera cuestión de la palabra me da vergüenza (…). Pude haber destratado a alguien, ser irrespetuoso, pero de ahí a cometer un delito…no soy una persona violenta, no he recibido en toda mi vida una denuncia por violencia y he convivido con cuatro chicas".

Seguí leyendo: