Eran amigos y habían decidido emprender juntos una nueva travesía: escalar los 6.025 metros del nevado Caraz, en Perú. Pese a ser dos montañistas experimentados, los argentinos encontraron el peor final en la región norteña de Áncash: al intentar escalarla, una de las paredes de hielo cedió uno de sus anclajes y cayeron al vacío.

Las víctimas fueron identificadas como Ian Schwer y Juan Pablo Cano. Ahora, sus familias necesitan de la solidaridad de todos ya que se encuentran recaudando fondos para repatriar sus cuerpos, los cuales se encuentran en la morgue de la ciudad de Huaraz, a 400 km al norte de Lima.

El presidente de la Casa de Guías de Alta Montaña de Huaraz, Rafael Figueroa, dijo que los montañistas argentinos habían sido reportados como desaparecidos el viernes, día en que debían retornar de su expedición pero no lo hicieron.

"Hemos logrado rescatar los cadáveres de los dos montañistas argentinos que fallecieron cuando intentaban escalar el nevado Caraz", dijo a la agencia AFP el mayor Gilmer Torres, de la policía de Alta Montaña de la ciudad de Huaraz.

"Los extranjeros fallecieron cuando intentaban escalar una pared de hielo del nevado, cedió uno de sus anclajes y cayeron al suelo", agregó Torres.

"Esta es una montaña bastante técnica, es decir que requiere de mucha preparación para poder escalarla, no solo por la altura sino también por las condiciones climáticas", explicó Figueroa.

Con este doble deceso, son 12 los montañistas muertos en los glaciares de Áncash en los últimos dos años.

En enero una avalancha de nieve sepultó a tres españoles y un guía peruano en el nevado Mateo (5.150 m) de la Cordillera Blanca.

Juan Pablo Cano había nacido en Santa Fe y Ian Schwer era oriundo de Bariloche. Según informó el diario Río Negro, en esa ciudad patagónica la conmoción por la noticia fue de tal magnitud que la sociedad está movilizada para ayudar a su familia.

El padre de Ian, en tanto, se despidió de su hijo con unas emotivas palabras  en Facebook. "Hasta siempre querido hijo, hiciste de tu vida un culto enorme a la amistad y el compañerismo. Todos honramos tu ejemplo. Te vamos a extrañar por siempre. Desde nuevas cumbres en lo alto seguís en el corazón de todos. Que nuevos mundos de Luz te cobijen", escribió Willy Schwe junto a una foto de Ian.

Por su parte, la Comisión Auxilio del Club Andino Bariloche informó que "junto a la gobernación y Cancillería argentina trabajan para poder traer a Bariloche los restos del joven y ayudar a la familia con los gastos generados por esta situación".

Y desde el Facebook del Club Andino Bariloche, remarcaron: "Hoy perdimos una persona importante de la familia del club, demasiado joven. Con apenas 30 años se fue haciendo lo que amaba, escalar. Miembro activo de la Comisión de Auxilio. La montaña era su lugar, Refugio Frey su hogar desde hace un tiempo en el que estaba a cargo junto a su amigo Fede".

SEGUÍ LEYENDO: