Autoridades nacionales y bonaerenses inauguraron este lunes uno nuevo tramo de la ruta 7 que fue convertido en autopista.  Ubicado a la altura de San Andrés de Giles, ese trayecto vial era el más peligroso de toda la ruta. Según datos oficiales, en el último año se registraron 27 siniestros; lo que indica que estaba tres veces por encima de los accidentes ocurridos en el resto de la autovía.

La variante de San Andrés de Giles es una autopista de 8 km de extensión cuyo principal objetivo consiste en desviar el tránsito pesado fuera del centro urbano de la ciudad.

La nueva vía brindará mayor seguridad en la ruta además de generar un importante ahorro en los costos logísticos y tiempos de viaje de los más de 9.000 usuarios del corredor.

Desde el Ministerio de Transporte aseguran que optimizará el comercio y la producción agrícola–ganadera y la industria alimenticia vinculada al sector. Asimismo, fomentará el crecimiento de actividades como el turismo al ser la RN 7 un corredor internacional muy utilizado por pasajeros de larga distancia y para viajes conmutadores.

El tramo que fue transformado en autopista era el más peligroso de toda la extensión de la ruta 7
El tramo que fue transformado en autopista era el más peligroso de toda la extensión de la ruta 7

A partir de ahora, los automovilistas podrán cruzar la ciudad en solo tan 4 minutos, a una velocidad promedio de 120 km/hora y ahorrar hasta un 41% de los costos. De la misma manera, un camión con acoplado podrá realizar el recorrido en 6 minutos, a una velocidad promedio de 80 km/hora y ahorrar hasta un 37% de los costos.

Con este nuevo tramo, el gobierno nacional ya finalizó la construcción de más de 40 km de la Autopista Luján-Junín. Los primeros 32 km fueron habilitados en marzo de 2016 mientras que actualmente se encuentran en ejecución otros 77 km entre San Andrés de Giles y Carmen de Areco y entre Chacabuco y Junín.

Los automovilistas podrán cruzar la ciudad en solo tan 4 minutos, a una velocidad promedio de 120 km/hora
Los automovilistas podrán cruzar la ciudad en solo tan 4 minutos, a una velocidad promedio de 120 km/hora

El nuevo corredor está destinado a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Luján, San Andrés de Giles, Carmen de Areco, Chacabuco y Junín, al reducir significativamente la probabilidad de accidentes, principalmente frontales.

SEGUÍ LEYENDO: