El instituto gerátrico San Lucas, ubicado en la calle Medina al 1650, en Parque Avellaneda, amaneció con cintas de seguridad tras el incendio (Nicolás Tannchen)
El instituto gerátrico San Lucas, ubicado en la calle Medina al 1650, en Parque Avellaneda, amaneció con cintas de seguridad tras el incendio (Nicolás Tannchen)

Una anciana murió en medio de un incendio voraz que se produjo ayer por la noche en un geriátrico de Parque Avellaneda. Además, alrededor de 50 abuelos debieron ser evacuados y ocho permanecen internados.

Los ancianos fueron asistidos en la vereda por vecinos y por personal del SAME (@puntoseguidook)
Los ancianos fueron asistidos en la vereda por vecinos y por personal del SAME (@puntoseguidook)

El infierno se desató pasadas las 23, en el Instituto Geriátrico San Lucas, ubicado en la calle Medina al 1650, de ese barrio porteño. La víctima, de 70 años, se encontraba en la habitación donde comenzó el fuego y falleció por afixia y quemaduras.

El fuego fue controlado y a las tres horas los ancianos pudieron ingresar nuevamente.

Según informó el titular del SAME, Alberto Crescenti, otros ocho ancianos fueron trasladados a los hospitales  Santojanni y el Piñeiro. Además, atendieron a 42 adultos mayores en el lugar.

La ventana de la habitación donde se desató el fuego (Nicolás Tannchen)
La ventana de la habitación donde se desató el fuego (Nicolás Tannchen)

"Lamentablemente murió una mujer, tenía quemaduras en casi todo el cuerpo. Otros ocho abuelos fueron trasladados junto a dos vecinos que inhalaron humo mientras ayudaban en el rescate", explicó Crescenti a Infobae.

De acuerdo a las primeras hipótesis de los investigadores, el incendio habría comenzado por un cigarrillo que tomó contacto con un elemento combustible y en pocos minutos las llamas se propagaron por todo el inmueble.

La policía y los bomberos acudieron al lugar junto a personal del SAME para asistir a varios ancianos que fueron rescatados y presentaban principio de afixiaLos abuelos, emvueltos en frazadas, fueron atendidos en la calle, frente al Instituto. Además de los internados había dos enfermeras que trabajaban en el lugar.

En tanto, vecinos que se acercaron a ayudar alertaron sobre las malas condiciones en las que se encontraban los abuelos, algunos de ellos con las manos atadas a las camas.

Por otra parte, el inmueble está en venta hace casi un año, por lo cual algunos vecinos especularon acerca de la "intencionalidad" en el incendio. En un sitio de ventas inmobiliarias la propiedad se ofrece a un valor de  USD 850.000. 

Tres horas después del incendio, que se redujo a una sola habitación, los ancianos pudieron ingresar al establecimiento (Nicolás Tannchen)
Tres horas después del incendio, que se redujo a una sola habitación, los ancianos pudieron ingresar al establecimiento (Nicolás Tannchen)

Seguí leyendo: