Es muy difícil encontrar una definición que lo describa completamente. Quizá sería justo decir que es un productor de la cultura.  Empresario discográfico, hacedor de la posibilidad de show internacionales de los mejores músicos del mundo, fundador de Rock And Pop, Aspen, Kabul, La Metro y tantas otras emisoras. Productor de teatro y sostenedor de muchas expresiones artísticas, es un rockero que ama el jazz pero que se niega a repudiar expresiones musicales de estos días como la cumbia villera. "No voy a caer en el vicio del desprecio que sufrimos los rockeros", le dice Daniel Grinbank, de él estamos hablando, a Infobae.

No duda en opinar de política: "Soy muy libre. Critiqué duro a los K y ahora puedo decir que Macri me desilusionó", expresa, para no eludir su diagnóstico del estado de las cosas en su industria. "Mi actividad en la Argentina está muerta".

Aquí, las 12 definiciones de Daniel Grinbank  sobre el Presidente,  la grieta, la televisión, Dujovne, Moyano ("Lava plata en Independiente") entre tanto, y la entrevista completa:

-"Macri  es una afortunado porque él gana precisamente por la grieta. Yo creo que fue más grande el voto anti-K que el voto a favor de Macri. No tiene una buena lectura de eso".

-"En la medida que su Gobierno va corriendo, y con los sucesivos fracasos de gestión, lo único que lo llevan es a profundizar esa grieta y la campaña es guarda que somos nosotros o volvemos al cuco que es ese pasado que nadie quiere volver".

-"Me parece inmoral a la dosis que se llevó por un fin electoralista profundizar la grieta. Y desde ese punto de vista creo que es aberrante bajo todo punto de vista".

-"Macri me desilusionó. Lo que él proponía le salió el tiro por la culata bajo todo punto de vista: los mercados nunca le creyeron".

-"No es como dijo Macri de su padre en la entrevista [a Luis Majul]. Su  padre pertenecía a ese empresariado argentino contratista que vivió de un Estado todopoderoso durante mucho tiempo y hoy sigue existiendo". 

-"Hay estructuras mafiosas sindicales como lo vivo en Independiente con Moyano que lava dinero ingresando del Sindicato de Camioneros pasando por Independiente y saliendo por la empresa familiar".

-"El Estado sosteniendo, y afortunadamente sosteniendo porque si no estaríamos en una explosión social, a toda la gente que queda fuera del circuito de trabajo cada vez se va incrementando más porque es un círculo vicioso recesivo".

-"Es obsceno decir, como lo hizo Dujovne, que lo peor ya pasó y dejamos atrás la crisis"

-"Por las dudas, lo primero que tendría que decir es que yo no soy K. Comulgo con muchas cuestiones de los K pero fui absolutamente crítico". 

-"Hay que tratar es de escapar del discurso diseñado por Durán Barba de que es nosotros o el cuco".

-"Macri demuestra que no escucha nada y Cristina se encerró también en su núcleo. Entonces es necesario que quien vaya a asumir tenga la posiblidad del diálogo".

-"Con la incertidumbre que hay, es lógico que a la industria del entretenimiento le vaya mal. Mi actividad, en la Argentina, está muerta".

(Foto: Santiago Saferstein)
(Foto: Santiago Saferstein)

— Te veo muy activo en Twitter y te veo opinando de política, a diferencia de muchos colegas tuyos que prefieren no meterse para no generar ruido.

— En realidad podemos decir que es gracias a la desocupación, porque la actividad en la Argentina está muerta. De todas formas, siempre me interesaron los temas políticos, de medio ambiente, derechos humanos, sociales. No es por azar que Rock & Pop, por decir algo, siempre tuviera como más allá de lo musical, de los comunicadores, una línea de participación. Y hoy obviamente las redes tienen un funcionamiento importantísimo como elemento de difusión, no se puede bajo ningún punto de vista negarlo, con los pro y contra que tiene esto. Y sí, participo porque pienso precisamente, a veces en esas cruzadas que uno se mete siento que hay como mucha desinformación o los medios tradicionales están operando de una manera que a mí me parece que está, si bien hubo una subjetividad, se ha profundizado esta subjetividad, qué información se da, qué información no se da, cómo se presenta la información. Ayer con la caída de la construcción y otro índice más, de la industria, cómo presentaban las dos caras totalmente distintas parecían dos noticias totalmente distintas diciendo lo mismo, ¿no? Entonces me gusta opinar.

— Libremente.

— Libremente. Pero no es de ahora, o sea sí son de ahora las redes sociales, porque en realidad antes no existían tampoco.

— Claro.

— Pero sí me parece bueno. Respeto al que no se involucra pero lo mío pasa por involucrarme.

— No quiero dejar pasar una frase que dijiste al comienzo: "Nuestra actividad está muerta".

— Cuando yo me refiero a nuestra actividad te estoy hablando de la dinámica de traer artistas, en lo particular que yo hago es a la abrupta caída que ha tenido la actividad de espectáculos tomando en cuenta que es una actividad que viene, los espectadores son seres humanos que pueden acceder al ocio o al entretenimiento o a la cultura en el mejor de los casos, como quieras llamarlo, después que accedieron a salud, después a la educación, a la alimentación, a vivir. Entonces eso está muy mal en la Argentina. Agregado también a un factor que se llama incertidumbre, entonces el que hoy está como por ahí, no le va tan mal pero tiene un pequeño canutito, prefiere por las dudas guardarlo porque no sabe si esa estabilidad que hoy tiene laboral la sigue teniendo. En segundo lugar el que es una PyME sabe que si cae en el sistema financiero las tasas lo llevarían inevitablemente al quebranto. Entonces en nuestra actividad también hay una cuestión que es lo que yo llamo la sensación térmica, las ganas de. Entonces  vos encontrás por ejemplo que el éxito de Paul McCartney, que te hubiera llenado de todas maneras, ocurrió con que la salida a la venta fue posterior al G20, esa semana, por horas, porque en la Argentina las térmicas son por horas, le generó un buen microclima para una buena venta que hizo que rápidamente se agotara. También esa sensación de malestar social se traduce en las ganas de salir o en las posibilidades de gastar. 

— Yo no sé nada, soy un neófito en el negocio, pero me imagino que el riesgo empresario normal de cualquiera sumar un espectáculo de una estrella como las que vos traes de nivel internacional debe ser de ecuación imposible.

— Es imposible pero no solo en ésta área, o sea le va mal al teatro argentino, con actores argentinos, con costos locales. O sea las tres plazas más importantes en el verano que son Buenos Aires, Villa Carlos Paz y Mar del Plata recaudaron lo mismo que la temporada pasada, lo cual con una inflación aproximadamente del 50% indica que recaudaron un 50% menos porque los costos les subieron 50% entre salarios, cuestiones técnicas, electricidad. 

Entonces la actividad, por un rato dejemos de lado el factor dólar, que todavía es un agravante digamos, también es verdad que los números son excluyentes. Ahora, son excluyentes pero no los podés abstraer que si te bajó el consumo de carne, te bajó el consumo de medicamentos, crecieron las PyME que quebraron o van a convocatoria, vos entendés que somos el resultado de una serie de números. Y a todo nivel, porque no es que bajó, vuelvo a meterme con los números de los espectáculos internacionales, bajó la convocatoria en el interior, en los festivales de folclore, bajaron en todo. 

Entonces es una consecuencia de otros factores y nosotros tenemos que ser lógicos, la lógica indica que venimos después de todos esos otros factores indispensables para vivir.

— Dejame tomar algo que dijiste que fue el tema de cómo se presentan las noticias. Rottemberg, un amigo tuyo, suele decir que la grieta es un gran negocio para algunos, que se sostiene porque alimenta un gran negocio. ¿Cómo vivís este tema vos?

— Primero voy a lo macro: creo que los fanatismos no conducen nunca a nada bueno. Eso no quiere decir que no tengamos convicciones, ideales. Y digo algo: Macri es un afortunado porque yo creo que gana precisamente por la grieta, fue más grande el voto anti-K que el voto a favor de Macri. No tiene una buena lectura de eso. Pero en la medida que va corriendo y los sucesivos fracasos de gestión, lo único que lo llevan es a profundizar esa grieta y la campaña es "guarda que somos nosotros o volvemos al cuco que es ese pasado que nadie quiere volver". Entonces como gobernante me parece que debería profundizar la unión nacional, no la diferenciación y los odios. Me parece inmoral a la dosis que se llevó por un fin electoralista. Y desde ese punto de vista creo que es aberrante bajo todo punto de vista. Vivan las diferencias, vivan las discusiones, viva la confrontación de ideas. Ahora, los fanatismos no son buenos.

— En los medios de comunicación, y vos lo planteabas, una misma noticia desde el lado de la grieta que se plantee es vista de una manera. Cuánto de perversión lleva eso al punto de generar una incredulidad total en los medios. 

— Yo creo que tiene resultados claros en ese sentido porque más allá, no hay que perder la palabra que vos decís "medios", medios es comunicar algo desde el otro lado, sea un televidente, un oyente, un lector, que te tiene que creer. Entonces si vos le estás planteando una realidad y después sale a la calle y va a al supermercado y ve cuestiones que ya no se pueden esconder como… Hay un dato que para mí es la síntesis de todos los datos que es el crecimiento del índice de pobreza. Ese dato, que es la resultante de todo lo que está pero se canaliza en ese último ítem, y vos estás vendiendo una verdad de un paraíso que no existe, yo creo que ahí se desvaloriza la credibilidad del medio y creo que es fundamental para los medios la credibilidad. 

Y no es casualidad, vamos a ponerlo con dos canales de noticias y es un ejemplo que no lo digo yo sino que lo dicen los ratings más allá que también sean discutibles. ¿Qué pasa con el ascenso al final de la era K con TN en rating y cuál es la caída de TN frente al ascenso de C5N pasando por un proceso muy difícil los trabajadores donde en el último mes le gana el rating? Porque obviamente yo como televidente me siento más consustanciado con que me están diciendo la verdad o gano en credibilidad cuando salgo a la calle.

(Santiago Saferstein)
(Santiago Saferstein)

— Claro. Ahora, como un tipo que sos un pionero, creador de medios de comunicación, ¿sentís que esta es una ola? Como vos decías, final del kirchnerismo TN arriba, hoy C5N. ¿Sentís que es una ola o el daño es irreversible?

— Yo creo que los daños son irreversibles en cuanto a la credibilidad. Yo creo que los medios tradicionales más allá del factor redes que mencionamos también, hay una dinámica distinta en los tiempos en corroborar las verdades. O sea, hoy con las redes es más difícil el bloqueo de la información, afortunadamente, ésta es la parte positiva me parece de las redes, entonces creo que las pérdidas de credibilidades son absolutamente no retornables. O sea creo que cuando un conductor daña su credibilidad no se recupera. 

O  también puede ser que muchas veces somos seres dinámicos, cambiamos en nuestra manera de pensar, y esa dinámica nos acompaña determinado público y nos deja otro. Siempre en la vida cuando uno va transitando son decisiones y vas incorporando y vas desechando o te van dejando. Lo que sí es verdad que también hay una sabiduría en cuanto a la audiencia, televidente o lector, que le podés mentir un tiempito, a largo plazo ese famoso dicho se puede engañar… 

— A mucha gente poco tiempo pero no a todos… 

— Yo creo que es una gran verdad. 

— Contame cómo, en términos políticos y como hombre que lo has tratado incluso por razones del espectáculo, ¿te desilusionó la gestión de Mauricio Macri?

— Sí pero en dos aspectos, no te voy a contestar como Dady  (risas), en el sentido que fue más virulento. Yo no comulgo con las premisas que tenía Macri en cuanto a su formato o esquema neoliberal, pero creo que fracasó aun en los postulados que él se presentaba. O sea, si vos me decís yo suscribo ese modelo no, no suscribo ese modelo, pero vamos a suponer por un rato haciendo una abstracción de lo que él proponía. Lo que él proponía le salió el tiro por la culata bajo todo punto de vista: los mercados nunca le creyeron. El índice de riesgo país, que es un indicador clarísimo de cómo te creen y cómo van a invertir, nunca sucedió.  No tuvo lugar el cambio que la Argentina necesita, no tanto por eso del populismo, palabra que ya quedó degradada por los Bolsonaro y los Trump, sino el cambio del costo argentino, del modelo argentino, del empresariado argentino; del cual por otra parte él es fruto porque no es como dijo en esa entrevista que la extorsión de Kirchner lo llevó al padre a delinquir… no, el padre pertenecía a ese empresariado argentino contratista que vivió de un Estado todopoderoso durante mucho tiempo y que hoy sigue existiendo, sin cambios

Desde el lado del movimiento obrero si querés, y no estoy hablando de los trabajadores pero sí estoy hablando de determinadas estructuras mafiosas sindicales como lo vivo en Independiente con Moyano que lava dinero ingresando del Sindicato de Camioneros pasando por Independiente y saliendo por la empresa familiar, eso no se modificó, está más fortificado. El costo argentino de nuevos gravámenes, de las nuevas tasas e impuestos, que hace que seamos no competitivos y que lo único que podamos exportar son productos primarios por lo cual no se genera trabajo no se ha modificado. El Estado sosteniendo, y afortunadamente sosteniendo porque si no estaríamos en una explosión social, a toda la gente que queda fuera del circuito de trabajo cada vez se va incrementando más porque es un círculo vicioso recesivo. Para mí en las crisis vos podés salir de una manera de crecimiento… A ver, yo vengo a éste estudio, si vos tenés tanta publicidad o no igual tenés que pagar la luz, tenés que gastar en periodistas, todo eso. Ahora, si me ingresa más publicidad obviamente los costos fijos que tengo se van a aminorar. Todos, todos los que tenemos en todas las actividades los costos fijos se nos incrementaron porque se achicó la economía. Ni que hablar en mi actividad donde murió la actividad. Y a veces son obscenos los periodistas, mucho más con respecto a los funcionarios, decir que salimos de la crisis como dijo hace dos días Dujovne que ya tocó el pozo y ni bien tocás un poquito la tasa te sube el dólar te está indicando que se resfría alguien en Tanzania y nos afecta a nosotros. Entonces la herencia, gane quien gane las próximas elecciones, va a ser mucho más pesada. Porque todavía no pagamos un peso de toda esta deuda que estamos recibiendo.

— Cómo te llevás con no caer en esa trampa de a estos argumentos objetivos y con datos que estás dando si alguien tiene que responderte te dice "defiende a los K que son chorros y por ende defiende a los chorros".

— Y, yo creo que lo primero que le tendría que decir es que yo no soy K. Comulgo con muchas cuestiones de los K pero fui absolutamente crítico. Me siento muy libre en mi pensamiento y siento que cuando tuve que decir las cosas que tuve que decir de los K lo dije. Te estoy hablando de Moyano, que no está muy a favor del Gobierno, ¿correcto? Y creo que le hace mucho mal al sindicalismo y a las reivindicaciones justas de los obreros. De ninguna manera creo que me puedas correr ni por derecha ni por izquierda.

— Yo suelo decir que esta elección parece una trampa, porque es la elección entre dos fracasos. Objetivamente el gobierno de Macri ha fracasado a pesar de que el jefe de Gabinete diga que no y el gobierno de Cristina dejó una inflación muy alta, corrupción, pobreza. ¿Es una trampa si se plantea Macri o Cristina?

— Es que yo creo que lo que hay que tratar es de escapar del discurso diseñado por Durán Barba de que es nosotros o el cuco y creo que hay que no caer en esa trampa porque estos dos, los dos que tienen mayor tendencia de votos supuestamente, según las encuestas, tienen mayor tendencia negativa que positiva. Y lo que viene es muy difícil y va a requerir de muchos consensos. Y, con diferencias, pero los dos demostraron ser muy poco proclives a lograr consensos que permitan cambios profundos. Yo creo que Argentina va a necesitar consensos muy amplios, que se definan quince variables que gane quien gane dan una lógica, una sustentabilidad, una previsibilidad al país que hoy no lo tiene, y que la tiene el resto de los países de América Latina, fundamental para que vengan capitales gane quien gane. Y creo que Macri demuestra que no escucha nada y Cristina se encerró también en su núcleo. Entonces es necesario que quien vaya a asumir tenga la posibilidad del diálogo, de lograr estos consensos donde participarán sindicatos, empresarios. Entender al mundo, hay que entender que el mundo es dinámico. Entonces creo que en esa dinámica el capitalismo inclusive que más allá también de estar en contra del formato neoliberal ha tenido una dinámica que el neoliberalismo que propone Macri es un neoliberalismo de los 90, no existe más este formato de no intervención. Porque este formato de no intervención, y lo discutí hasta con muchos amigos o conocidos que tengo de funcionarios del PRO, el carry trade, que se haya ido tanta plata como vino la prestada del Fondo Monetario tiene solo un secreto, haber sacado esa ley que en su momento había puesto Lavagna que permitía que capitales buitres vinieran, entraran, jugaran a la timba financiera que no genera un solo puesto de trabajo, tuvieran rentabilidades extraordinarias y se fueran esos capitales. Y eso, que era un ABC, no se modificó. Perdón, sí se modificó en beneficio de estos capitales buitres. Entonces vos decís obviamente no pueden ser tan inocentes, yo creo que es otro esquema de corrupción más sutil, no tirarán un bolso a una parroquia con monjas, pero creo que es una corrupción tan profunda como esa.

— Hablemos un poco del medio que me gusta escuchar a los que saben. ¿A dónde van los medios tradicionales? 

— Yo creo que hay un gran cambio, peligroso desde algún punto de vista. Los medios están en el medio de una revolución que no ha terminado y que va siendo súper dinámica con un grave problema que es el monopolio de dos grandes entes como Google o Facebook, que es el monopolio más grande que conoció la historia de la comunidad en comunicaciones. Y donde hay una apropiación indebida de contenidos donde yo me apodero a los generadores de contenidos sin pagarles la pauta publicitaria que me entra por Google, que me entra por mi plataforma. Lo cual tiene muchas multas, en estos momentos en la Unión Europea y que eso es sin lugar a dudas algo, porque cuando vemos la pérdida sistemática de trabajo de periodistas acá tiene dos componentes, la crisis argentina más lo que pasa con las redes. Pero en el mundo los periodistas están perdiendo trabajo. Y mientras tanto no aparezcan regulaciones serias que paguen a los generadores de contenidos la apropiación indebida por el usufructo de publicidad de esos mismos contenidos, o sea vos para darme directamente en el portal de ese medio entro y yo me apropio y la publicidad la cobra el distribuidor. Es absurdo. Y obviamente va a requerir fuertemente nuevas legislaciones. Lo que pasa es que la dinámica de cambio es mucho más rápida de lo que funcionan las legislaciones. Entonces requerirá de una dinámica mucho más inmediata.

Y creo que estos cambios, estamos en el proceso también dentro de las redes sociales, o sea hoy Facebook prácticamente es viejo. Y también es verdad que de alguna manera a mí el mundo de 140 caracteres más allá de lo que me cuesta tipear en Twitter en 140 caracteres quizás por falta de poder de síntesis, también es un imperio de la información pero no de ideas. Entonces creo que las nuevas generaciones han reemplazado mucho esta velocidad del contacto con la información y se están alejando un poco del imperio de las ideas. Y me parece fundamental, lo hablo con mucha gente, inclusive incorporar a los planes de educación algunos valores que se están dejando en las nuevas generaciones, los millenials, los centennials, de acceder a través de, yo no puedo recuperarles pautas de conducta pero sí me parece fundamental ver cómo a través de estas nuevas plataformas incorporo las ideas, incorporo la lectura, incorporo los libros, todo eso que es fundamental y que hace una información. Porque está pasando que muchas de las nuevas generaciones, y también acá incorporo otro error de Cambiemos, por sacar al famoso puntero político que jugaba con los planes sociales se apoyó mucho en la iglesia evangélica dándole un poder tremendo para planes sociales, y estos poderes terminan siendo como los países árabes donde el Corán va arriba de la Constitución. Éste es otro error muy profundo, de los más profundos que ha cometido Cambiemos, porque creo que se ha empoderado a sectores conservadores y donde tratan de instalar normas de conducta al resto de la sociedad. 

— Es muy interesante esto que decís, y hay ejemplos acá al ladito.

— Pero es gravísimo esto. Porque cuando entendés esto, entendés a Bolsonaro, entendés a Trump. Y porque hay un fracaso obviamente del mundo globalizado y del sistema capitalista. Ahora, lo que viene después, este tipo de regímenes que derivan en este tipo de gobiernos, es mucho peor. Y lo que es mucho peor, y acá lo ligo a lo que venía con las redes sociales anteriormente, es que hay determinados valores que significan la libertad, los derechos humanos, un montón de cuestiones, que no están tan incorporadas porque no las conocieron los centennials y los millenials. ¿Por qué? Porque cuando vos entendés que, y acá volvemos a la pregunta original que vos me hiciste de cómo ves los medios, si yo tengo dos lecturas de la movilización del 4 de abril, por un lado interrumpieron el tránsito, quisieron acampar delante del Ministerio de Desarrollo Social, y por el otro lado digo "puta, hay un montón de gente que está teniendo hambre, y si mi hijo tiene hambre no es que te acampo enfrente, te prendo fuego el edificio hasta que mi hijo no tenga hambre".

Y el rechazo a esas políticas no puede bajo ningún punto de vista considerarse el pasado. No, el hambre es ahora y la desnutrición trae consecuencias a futuro. Entonces de ninguna manera lo puedo insertar en lecturas donde vos perdiste algunos valores como el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, una serie de derechos que no están tan incorporados hoy socialmente porque no se cambiaron los planes de estudio en primer lugar, hay una contradicción muy grande entre la información que reciben los pibes y la falta de los planes de estudio que se sigue estudiando en muchos casos como cuando yo estudiaba y son mundos y sociedades absolutamente distintas.

— ¿Sos de los que creen que la sentencia muerte de la televisión como la conocemos es irrevocable?

— Yo creo que para las series sí, para la ficción sí, para las noticias y para el deporte no. Creo que también que los números son elocuentes, la pérdida de los ratings… Esta entrevista sale no en televisión sino en una medio digital. 

— Y se verá… 

— …probablemente diez veces más. Y aparte otra cosa más, lo que sí también murió es ya no me impones cuándo veo el programa, yo lo veo a la hora que quiero y encima si quiero seguir viendo veo otro capítulo y si me olvidé lo que decía el capítulo anterior vuelvo para atrás y lo veo. Eso uno vuelve para atrás y es así y está instalado. 

Obviamente los recambios, el streaming, el crecimiento de las nuevas plataformas, hay una discusión que para mí la entiendo a raíz de Netflix, Roma y las nominaciones y algo que no se estrenó en el circuito convencional de cines puede estar nominado para los premios Oscar. Y yo creo que las nuevas plataformas en ese sentido permiten hoy la ficción en el mundo en general, no en la Argentina, goza de su mejor momento. Hay más consumo, hay más trabajo para directores, para guionistas, para actores porque hay una demanda muy, muy grande de ficción. Y es verdad que por ejemplo hay más de cine autor hoy que nunca, pero no va efectivamente al cine pochoclero de las grandes producciones pero da la alternativa de poder acceder a ese tipo de contenidos. Entonces no se puede determinar el medio como una muerte pero que sí le ha cambiado y lo ha circunscripto y le ha cambiado, lo ha recortado de posibilidades eso sí. 

— Eso sin duda. Casi una curiosidad profesional, ¿en qué escuchás música? ¿En qué soporte escuchás música?

— Mira, yo sigo, soy un melómano.

— Por eso lo pregunto.

— Me jacto de tener todavía mi colección de vinilos, sigo comprando compacts. Pero ya es una deformación mía, yo me doy cuenta a veces que cuando tengo las paredes llenas de compacts en casa y que con la computadora con Spotify podría tener todo en un minuto, pero como tengo de X artista los ocho CD digo "y no, tengo que seguir comprando la colección". Por ahí de un grupo nuevo ahí tal vez lo bajo en la plataforma.

Pero escucho variado… Porque muchas cosas también tengo, repito, mi colección de vinilos que era de la vieja Rock & Pop, tengo la discoteca completa por lo cual muchas veces hay cuestiones que inclusive cuando tengo ganas de producir algo, ver algo, recuerdo un sonido, hasta la fritura de la pasta esa tiene algo especial.

— Mirada retrospectiva, ¿qué significa en tu vida Rock & Pop?

— Y, algo muy fuerte sin lugar a dudas. A ver, que tuve la suerte de haberme rodeado o haber tenido la cuestión de un muy buen casting se podría decir, la verdad que tuve mucha gente muy talentosa, y en un muy buen momento porque a veces explotan un tiempo después o algún tiempo después. Los tuve y hubo una sinergia interna con un sentimiento de pertenencia en esa radio que fue muy importante y que para mí rompió códigos de comunicación, o sea como estamos hablando ahora nosotros antes de Rock & Pop te prendían la lucecita roja e impostabas vos y esta confianza, esta cotidianeidad de cómo se habla, se hablaba distinto, en los medios se hablaba como se hablaba en los medios que no tenía nada que ver… 

— No se tosía, no se podía hacer nada humano.

— Sí, era como otra estratosfera, acá hablaba la gente y acá hablaban los medios. 

— Tal cual.

— Hoy eso se niveló. Creo que Rock & Pop contribuyó en ese sentido me parece que en una parte importante. Y tuve la suerte de trabajar con muchísima gente al aire y fuera del aire, del equipo de producción que hicimos un lindo quilombito.

— Te mudás y en la nueva casa, no es que perdés los otros pero solo podés llevar cinco artistas. 

— Me mudo cinco discos sería.

— Sí, te voy a dar artistas. 

— ¿Artistas? A ver, no me mudo (risas). Es una pregunta muy difícil. O sea, es más, me llevo cinco artistas pero averiguo dónde dejo los otros para poder escucharlos. Pero si me dijeras artistas que estarían seguros, estarían los Beatles, los Stones, Miles Davis… casualmente hoy se cumplen 25 años de la muerte de Kurt Cobain, Nirvana fue muy grande, Pearl Jam fue muy grande, Led Zeppelin fue muy grande… Pero por ahí también me llevaría algo de Tchaikovsky o Mozart.

— Qué te pasa con la cumbia villera, con este fenómeno tan potente.

— A ver, con lo que se llama reggaetón, latin urban y todo eso, que tiene puntos en contacto pero es distinto, lo tomo como un movimiento cultural. Yo la verdad que soy respetuoso. Cuando empezamos con el rock teníamos tanto desprecio del jazz, tanto desprecio por el clásico, como música "populachera", tiendo a no caer en ese vicio. Ahora, también es verdad que como todo movimiento artístico hay un genérico que puede tener más alto o más bajo parámetro, hay cuestiones que son muy efímeras y que tienen valor no por eso despreciable pero que va a durar un verano, y habrá algunos artistas que mutarán y que crecerán. Pasó con el punk, pasó con la cumbia propiamente y la cumbia sigue vigente. 

— Sí, claro.

— O sea la cumbia villera quizás mutó pero también tiene que ver con una realidad social y económica de determinado segmento de la sociedad. No es algo que a mí me gusta, no es algo que a mí me gusta salvo excepciones, pero de ninguna manera lo rechazo, me parece que entra dentro de la libertad de cada uno escuchar lo que tenga ganas, ¿no?

— ¿Entran en una playlist tuya por ahí algún tango?

— Puede entrar pero no es lo más fuerte. O sea, pero sí entran algunas cuestiones sin lugar a dudas. Es más, me acuerdo que yo accedí a trabajar con Mercedes Sosa porque trabajaba con Rodolfo Mederos. Y previo a Rodolfo Mederos estaba Piazzolla, que tiene una dimensión de composición que excede plenamente a los tangueros y por eso los tangueros lo discutieron tanto. 

— Así lo trataban, ¿no? Claro.

— Y creo que una de las cosas más hermosas que interpretó Mercedes Sosa o que yo produje discográficamente es la versión de "Los mareados" con Mederos que es impresionante, es emocionante. 

VER LA ENTREVISTA COMPLETA: