El descampado donde fue hallado el cuerpo de la joven de 22 años (foto: @CharlieGonza07)
El descampado donde fue hallado el cuerpo de la joven de 22 años (foto: @CharlieGonza07)

El cuerpo de una mujer de 22 años fue hallado este jueves en un descampado en la localidad bonaerense de Virreyes, en el partido de San Fernando, norte del Conurbano. Estaba junto a una colcha, desnuda y sin el cuero cabelludo.

El cadáver de la joven, identificada como María Luján Bravo, fue encontrado alrededor de las 9:50, en la calle Málaga y Malvinas Argentinas, tras un llamado de un vecino a la línea de emergencias 911.

Según informaron fuentes policiales, Bravo era una joven que vivía en situación de calle y tenía problemas de adicciones. Además, estaba siendo investigada por la muerte de un hombre.

La médica forense no detectó a simple vista signos de violencia y apuntó que tanto el cabello como las ropas habrían sido arrancados por los canes, ya que fueron halladas lesiones compatibles con mordeduras.

El hallazgo se produjo ayer por la mañana, en las calles Malaga y Malvinas Argentinas, en la localidad de Virreyes
El hallazgo se produjo ayer por la mañana, en las calles Malaga y Malvinas Argentinas, en la localidad de Virreyes

Además, se estima que murió 12 horas antes del hallazgo del cadáver, por lo que se cree que murió el miércoles por la noche. Durante este viernes le realizarán la autopsia para saber si se trata de una muerte natural, de algún tipo de intoxicación o de un homicidio.

Por otra parte, la mujer había sido mencionada ayer como sospechosa en el marco de la muerte de un hombre de 56 años identificado como Francisco Sánchez con el que solía tener relaciones y hábitos de consumo, y que 24 horas antes había aparecido muerto en su domicilio, también en San Fernando.

"Los familiares de este hombre nos dijeron que esta chica solía frecuentar a la víctima y que podía haberle dado algo para envenenarlo o que le causara la muerte. Por eso es muy extraño que al día siguiente ella también aparezca muerta", señaló a la agencia Télam una fuente judicial.

Seguí leyendo: