Tal como había ocurrido en veranos pasados, las palometas atacaron a los bañistas en las costas de Rosario. En esta oportunidad, tres personas debieron ser atendidas tras haber sufrido heridas cortantes en manos y pies.

Los episodios se produjeron este fin de semana en la Rambla Catalunya en la zona norte de la ciudad santafesina. Una vez que se conocieron los hechos, los especialistas difundieron explicaron las causas y difundieron una serie de recomendaciones a la población.

Rogelio Gramajo, del Sindicato de Guardavidas de Rosario, señaló que en esta época del año "la palometa desova y aumenta el número de ejemplares que tiene cada cardumen", al tiempo que atribuyó los ataques a una bajante en el río Paraná.

En esta línea, Gramajo mencionó "la imprudencia de las personas que ingresan en aguas del río Paraná en lugares no habilitados".

En el mismo sentido se expresó el director del Acuario Río Paraná de Rosario, Andrés Sciara, quien recomendó a los bañistas que "estén atentos y tengan precaución". "Si observan alguna actividad rara abandonen el agua", advirtió.

Además, Sciara explicó que, al haber menos agua en el Paraná, los ejemplares de esta especie de peces carnívoros se concentran y eso incrementa la posibilidad de un incidente. También recomendó recurrir a "atención médica primaria" en caso de sufrir alguna mordedura.

Las palometas guardan similitudes con las pirañas, se trasladan en cardúmenes y prefieren las zonas de aguas bajas para alimentarse.

En veranos anteriores también habían sido noticia. Por ejemplo, en 2013 atacaron a 60 bañistas en la costa rosarina. El caso más grave fue el de una menor a la que le debieron amputar un dedo de su mano. También se registraron casos en las costas de Vicente López y Misiones.

Seguí Leyendo: