@InfoMedia24hrs 162
@InfoMedia24hrs 162
 www.lacapital.com.ar 162
www.lacapital.com.ar 162

Las altas temperaturas trajeron graves consecuencias en varios puntos del país, entre ellos Rosario. La semana pasada, se produjeron los primeros ataques de las palometas, unos peces emparentados con las pirañas. El resultado de estos ataques fueron 70 personas heridas y la amputación de los dedos a siete chicos.

En el fin de semana, las palometas se hicieron presentes nuevamente pero las consecuencias fueron menores ya que se tomaron las debidas precauciones. A pesar de esto, se registraron cuatro personas mordidas.

En el día de ayer, el calor agobiante volvió a azotar al país con térmicas que rozaron los 40 grados. Ante esto, los ataques de las palometas volvieron a producirse, afectando a más de diez personas que se encontraban en la costa rosarina.

La mayoría de los ataques de palometas se registraron en la zona de la Rambla Cataluña, donde un joven pudo atestiguar cómo en esta playa al menos dos personas se retiraban del agua luego de ser atacadas por mordeduras.

Asimismo, el diario rosarino El Tres realizó un relevamiento en el cual se detalla que hubo al menos tres personas mordidas del otro lado del río y más aún en la isla.

Las lluvias que se registraron anoche son una buena noticia para quienes suelen disfrutar del río ya que las temperaturas disminuyeron diez grados. A raíz de esto, se espera que las aguas se enfríen, lo cual debería alejar a las temidas palometas.  

Lo curioso de estos casos es la poca difusión que tuvieron con respecto a las primeras apariciones de las palometas. El primer indicio de esto es que los detalles acerca de las personas afectadas no son muy específicos en comparación con los primeros ataques.

Cabe recordar que cuando se produjeron los ataques días atrás, salieron a emitir declaraciones tanto los paramédicos a cargo de los afectados como el bañero que trabaja en la Rambla Cataluña. Así pudimos saber antecedentes de estos ataques y estábamos al tanto de cuán graves estaban los niños afectados. En estos nuevos casos de ataques, la información es mucho menor, ya que ninguna autoridad del Municipio o de la asistencia médica salió a dar un informe.