Tityus trivittatus, la especie de alacrán más venenosa de las presentes en el país (iStock)
Tityus trivittatus, la especie de alacrán más venenosa de las presentes en el país (iStock)

Un chico de dos años murió este martes tras ser picado por un alacrán en su casa del barrio Villa Urquiza, Córdoba. La muerte fue confirmada por Adrián Fonseca, vicedirector del Hospital de Niños de Córdoba, donde se encontraba internado el menor.

La picadura fue en el cuello, una zona especialmente compleja para contrarrestar los efectos del veneno. A pesar del tratamiento, el niño no sobrevivió. El pequeño fue llevado por sus padres al Hospital Florencio Díaz, luego derivado a Misericordia y, finalmente, al Hospital de Niños, adonde llegó con el tratamiento iniciado.

"En el Hospital Misericordia le hicieron el tratamiento con sueros, como corresponde, le pasaron seis ampollas", señaló Fonseca en diálogo con Cadena 3. "Se le hizo tratamiento con suero, fue derivado al Hospital de Niños, pero ya estaba muy grave. La picadura fue en el cuello, la inoculación [de veneno] es más grave y el tiempo es menor. Esto hizo que el niño no resista".

"Vi que la carita se le estaba poniendo muy colorada, y era puro vómito", contó el padre del nene en diálogo con la prensa local, quien dijo que el sábado por la noche su hijo estaba acostado y empezó a llorar por la picadura, por lo que decidieron llevarlo rápidamente a un hospital. El hombre confirmó también que viven en una casa con paredes de barro y techo de chapa, lo que en general favorece la aparición de estos ejemplares.

El nene falleció en el Hospital de Niños de Córdoba
El nene falleció en el Hospital de Niños de Córdoba

Qué hacer ante una picadura

El alacranismo o escorpionismo es un cuadro clínico, potencialmente grave y letal, que se produce por la picadura e inoculación de veneno de diferentes especies de alacranes del género Tityus. La picadura de la especie del Tityus trivittatus (la especie más venenosa de las presentes en el país, que se diferencia de las demás por ser de color marrón claro) puede ser peligrosa sobre todo en ancianos o niños y en personas con problemas de salud (hipertensos, cardiópatas o diabéticos).

En caso de una picadura, se recomienda aplicar hielo en la zona, no automedicarse y concurrir de urgencia al médico. Además, puede ser útil capturar al animal para que los profesionales comprueben de qué especie se trata y puedan suministrar el antídoto correspondiente.

En la Argentina se producen por año entre 7 mil y 8 mil picaduras de alacrán, según datos oficiales, con dos muertes al año en promedio desde el 2000. Córdoba y Tucumán, además, son las provincias con mayor número de casos.

Debido a que se refugian en diferentes ambientes, los alacranes pueden encontrarse tanto en áreas rurales como urbanas. En caso de sospechar la presencia de alacranes en la casa es importante controlar las entradas y salidas de cañerías, utilizar mosquiteros en las aberturas, reparar grietas y fracturas en las paredes y controlar la aparición de insectos como cucarachas, que son su alimento.

SEGUÍ LEYENDO: