Así será la fachada del mercado que funcionará en el Barrio 31
Así será la fachada del mercado que funcionará en el Barrio 31

Una iniciativa que se enmarca en el plan de recuperación y creación de mercados de BA Capital Gastronómica. El Plan de Mercados Gastronómicos en la Ciudad tiene como objetivo generar, en varios puntos estratégicos, mercados donde se puedan encontrar productos de calidad, frescos, generando el encuentro con el productor o comerciante, junto a varias propuestas que puedan ser parte de un recorrido dentro del mismo.

A través de la Subsecretaría de Bienestar Ciudadano, dirigida por Héctor Gatto, la Vicejefatura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó la construcción de un mercado gastronómico en el Barrio 31, que aún no lleva nombre, aunque en tres opciones los ciudadanos pueden decidir cómo se llamará cuando se inaugure.

El Bocado, Mercado Porteño y Mercado del Barrio son las variantes para un espacio que estará ubicado en Carlos Perette y calle Walsh, en donde se pondrá en valor un viejo galpón que se utilizaba como estacionamiento y taller de una empresa de micros de larga distancia.

En este proyecto, el objetivo que se propuso la Ciudad radica en consolidar a estos lugares como puntos de encuentro y abastecimiento para los vecinos, que se convierten también en focos de generación de empleo.

"Buenos Aires es la tercera oferta cultural del mundo detrás de Nueva York y Londres. Tenemos el mate, el dulce de leche, el vino. Todo eso hizo que creáramos la subsecretaría y. a partir de estos conceptos, empezamos a trabajar para posicionar a la Ciudad en la capital gastronómica. Y así generar trabajo y un desarrollo sustentable", dijo Diego Santilli, vicejefe de gobierno de la Ciudad.

El nuevo mercado tendrá 3.500 M2 distribuidos en planta baja y entrepiso, con 32 locales comerciales de distintos rubros gastronómicos y dos plazas de comida. La obra comenzará mañana y se estima que será inaugurado el 8 de marzo del año siguiente. Entre la construcción y los trabajos cotidianos que se desarrollarán en el mercado, habrá 150 nuevos empleos que se producirán en forma directa.

El plan también contempla que un 40% de la oferta comercial esté destinada a comercios de la zona. "El mercado tendrá foco en la comercialización de productos frescos, será autosustentable y estará administrado por una asociación cooperadora conformada por los permisionarios del mercado", agregó Santilli.

El mercado tendrá un horno en donde se darán charlas a los estudiantes y vecinos
El mercado tendrá un horno en donde se darán charlas a los estudiantes y vecinos

También será un núcleo de integración y desarrollo para los vecinos. Allí se instalará un taller de oficios, un aula cocina y otras dos aulas para las capacitaciones de las becas del Programa de Ingreso a la Gastronomía (PIG) que actualmente brinda el Gobierno porteño. De esta forma, el PIG pasará a tener su sede central en el barrio 31.

En el centro del mercado se instalará un horno comunitario que será utilizado por distintos cocineros para elaboración de alimentos y servirá como espacio de charlas, clases y prácticas gastronómicas que se darán cada 15 días.

Además contará con diversos servicios necesarios para el barrio, como un cajero automático y una Estación Saludable, donde los vecinos podrán conversar con nutricionistas sobre cómo llevar adelante una vida más saludable y una alimentación equilibrada.

La obra tendrá un presupuesto de más de $46.000.000, con un plazo de 8 meses y al menos un 20% de los obreros que trabajarán en su construcción serán vecinos del barrio. "Buscamos extendernos en mercados que estaban, que existían y que vamos a reacondicionar. También en mercados privados. Queremos que la gente vaya a los mercados y pueda comprar una fruta o una verdura, comer unas tapas y compartir un espacio entre vecinos. Algo que en muchos de ellos, actualmente, no pasa", concluyó Santilli.

SEGUÍ LEYENDO: