San Telmo es uno de los barrio porteños con más historia. Fue el barrio donde comenzaron a instalarse los primeros habitantes: en sus inicios se fue poblando por familias aristocráticas de Buenos Aires. Hasta que en 1871 la epidemia de fiebre amarilla direccionó la población hacia la zona norte.

Forma parte del patrimonio histórico. Esta condición está resguardada por las leyes que le permiten preservar la arquitectura local: iglesias, casas antiguas, calles empedradas por donde circulaban los tranvías son algunas de las joyas y reliquias que le dan la categoría de intocables.

Hace nueve años, la cuadra de Avenida Caseros al 400 se convirtió en uno de los sitios más pintorescos de la Capital Federal. Allí se instalaron restaurantes con una amplia oferta gastronómica, de la que disfrutan turistas locales y extranjeros, además de los vecinos. Tres restaurantes para conocer y degustar los platos más deliciosos.

Caseros

Ensalada de langostinos, pomelo, palta y rúcula
Ensalada de langostinos, pomelo, palta y rúcula

La especialidad de Caseros es la cocina de estación. Todos sus productos apuntan a comidas de sabores tradicionales. Tienen un menú corto pero variado: pescados, pastas, ensaladas y carnes.

El lenguado con ensalada de espinacas, palta, cebolla y tomate es uno de los platos más pedidos. La mezcla de hojas verdes, gajos de naranja, cilantro, maní y una pasta de curry rojo es otro de los preferidos por los comensales, al igual que la ensalada de langostinos, pomelo, rúcula y palta

Santiago Leone, su chef, cuenta que fue uno de los primeros restaurantes que abrieron. "La cuadra forma parte de los edificios de los ingleses, una construcción de principios de siglo pasado que pertenecía al ferrocarril del sur. El público es bastante variado, tenemos gente del barrio de San Telmo y Barracas, pero también muchos turistas", le confesó a Infobae.

¿Dónde queda? Av. Caseros 486, San Telmo.

Bacán

En Bacán combinan la cocina tradicional con técnicas modernas para cuidar el producto y  el sabor
En Bacán combinan la cocina tradicional con técnicas modernas para cuidar el producto y  el sabor

Tiene una cocina de autor que incluye pastas caseras, hamburguesas, carnes y pescados (salmón y trucha) que es recomendable probar.  Los más pedidos son el solomillo y la entraña marinada al vacío, que necesita una cocción larga a temperatura controlada (50 grados) y terminada en los fuegos de forma tradicional para conservar todo el sabor.

Ezequiel Rodríguez, encargado de Bacán, explicó que este nuevo polo gastronómico tiene gran variedad, una virtud que lo diferencia de otros sitios de la misma categoría.

¿Dónde queda? Av. Caseros 499, San Telmo.

Nápoles

Pizzas y pastas, dos platos emblema en Nápoles
Pizzas y pastas, dos platos emblema en Nápoles

La posibilidad gastronómica de este bar-restó es bastante simple: comida del sur de Italia sin demasiados ingredientes sofisticados ni mucha elaboración. Hay pastas caseras y buenas pizzas, productos muy frescos.

Gabriel del Campo, dueño del lugar, dice que Nápoles se diferencia por la emoción que provoca el lugar. "Tratamos de no descuidar lo que comés, porque en definitiva es lo más importante. Pero me parece que el ambiente que se genera te da una sensación distinta. No es ninguna iniciativa de gran talento ni artística, era mi depósito de autos y de antigüedades. Veíamos que la gente se emocionaba y se quedaba más tiempo del que se requería para ver las piezas y nos pareció que la opción de servir comida podía ser un éxito", dijo.

¿Dónde queda? Av. Caseros 449, San Telmo.

SEGUÍ LEYENDO: