El presidente de Trenes Argentinos, Guillermo Fiad, junto a María Luján Rey, Mónica Bottega y Héctor Zanotti, padres de las víctimas de la tragedia
El presidente de Trenes Argentinos, Guillermo Fiad, junto a María Luján Rey, Mónica Bottega y Héctor Zanotti, padres de las víctimas de la tragedia

Las primeras 220 balizas ya se encuentran en el puerto de Dock Sud, forman parte de la tecnología japonesa Automatic Train Stop (ATS) que se colocará en todas las líneas metropolitanas de trenes con una inversión de 250 millones de dólares, para beneficiar según fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación a 1,5 millones de pasajeros diarios. El proyecto fue pensado a cuatro años, por lo que estará terminado recién en 2022.

Los primeros equipos de frenado automático para los trenes metropolitanos llegaron al puerto de Dock Sud. La tecnología, de origen japonés, fue adquirida para que todas las líneas del Área Metropolitana de Buenos Aires cuenten con este sistema de seguridad que permite que los trenes se detengan en forma automática y reducir así el riesgo de accidentes.

Para recibir el cargamento con el equipamiento del frenado automático de trenes estuvieron Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, acompañado por María Luján Rey, Mónica Bottega y Héctor Zanotti, padres de las víctimas de la tragedia de Once, y Álvaro Iriarte, Subsecretario de Contratación y Ejecución de Obras del Ministerio de Transporte.

En 2012 el accidente ferroviario de Once dejó 51 víctimas fatales
En 2012 el accidente ferroviario de Once dejó 51 víctimas fatales

Con una inversión de 250 millones de dólares en equipamiento e instalación, se espera que para 2019 los trenes metropolitanos tengan instalado este sistema, para beneficiar a 1,5 de pasajeros diarios que viajan en tren todos los días. La instalación está a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura, dependiente del Ministerio de Transporte.

"Este equipamiento es fundamental para nuestro sistema ferroviario. Tener frenos automáticos en todas las líneas es una deuda histórica en materia de seguridad ferroviaria que estamos saldando para tener un transporte público de calidad para más de 1 millón de pasajeros que viajan todos los días, y los más de 20.000 trabajadores de la red ferroviaria", expresó Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación, sobre este primer paso del proceso de renovación que se verá completado recién dentro de cuatro años.

Para poder concretar su instalación, ya se realizaron los ensayos previos en las líneas Sarmiento, San Martín, Belgrano Sur y Mitre, y se están terminando de acondicionar los sistemas actuales en las líneas Roca, Mitre, Sarmiento, San Martín, Urquiza y Belgrano Sur, para que sean compatibles con la nueva tecnología.

Los trabajos incluyen la instalación del equipamiento en 280 formaciones y 1.500 km de vías, la modernización de todo el sistema de señalamiento, adecuaciones y obras necesarias para la incorporación de la nueva tecnología. Además, para su implementación, se generarán más de 2.000 puestos de trabajo.

"La seguridad es un eje fundamental de la recuperación de los trenes y una prioridad de nuestra gestión. Es por eso que la primera decisión que tomamos y anunciamos allá por febrero de 2016 fue la de incorporar el frenado automático de trenes en toda la red metropolitana de Buenos Aires. Hoy, con el arribo de estas primeras unidades y la modernización del sistema, estamos cada vez más cerca de hacerlo realidad, para que cada vez más personas se vuelquen al transporte público y puedan viajar más seguras y cómodas", aseguró Fiad en el marco de la llegada de los materiales.

El frenado automático es un requerimiento de todos los sistemas ferroviarios modernos ya que reduce al máximo el riesgo de colisiones y accidentes, garantizando un servicio mucho más seguro.

La incorporación del frenado automático de trenes forma parte del Plan Integral de Obras Ferroviarias de 14.000 millones de dólares que puso en marcha el Ministerio de Transporte, e incluye la compra de trenes nuevos y la renovación de la infraestructura con obras como la electrificación del tren San Martín, el soterramiento del tren Sarmiento, los viaductos Mitre, San Martín y Belgrano Sur, renovación de vías y estaciones, pasos bajo nivel, entre otras mejoras en el marco de la Red de Expresos Regionales (RER) .

Frenado automático de trenes: cómo funciona

El sistema de frenado automático de origen japonés ATS (por sus siglas en inglés, Automatic Train Stop) se compone de tres dispositivos: una señal o "semáforo", una bobina conectada a este y una antena a bordo del tren, ubicada en ambas cabinas. La señal o semáforo, que se encuentra al costado de la vía, tiene lámparas de distintos colores que le indican al tren si puede avanzar o si debe detenerse, o bien reducir la velocidad. En caso de que estas indicaciones no se respeten, el tren se frena automáticamente.

SEGUÍ LEYENDO