Inés Zorreguieta fue hallada muerta en su departamento de Caballito durante la madrugada de este jueves en circunstancias que aún no se informaron. Tenía 33 años. Siempre se dijo que era la preferida de su hermana Máxima, la reina de los Países Bajos. Es que la soberana consorte nunca dejó de seguir de cerca los problemas de depresión y los trastornos alimenticios que sufría la joven, la eligió como madrina de su hija Ariadna y hasta intentó convencerla de que se mudara a Holanda. 

Nacida en 1984, hija de Jorge Zorreguieta y María del Carmen Cerruti Carricart, la mujer se licenció en Psicología, desempeñó funciones en Panamá para la Organización de la Naciones Unidas (ONU) y luego recaló en el Ministerio de Desarrollo Social.

Al margen de su carrera profesional, Zorreguieta cultivó su gusto por la música desde la adolescencia, mientras cursaba la secundaria en un colegio bilingüe del barrio porteño de Palermo.

Hace cuatro años, mientras se preparaba para participar del Festival Nuevas Voces -en el que interpretó temas de The Beatles, The Doors y Jimi Hendrix- hablaba sobre sus influencias: "En mi casa siempre se escuchó música. Recuerdo que mis padres ponían canciones de los cincuenta, Ella Fitzgerald, Duke Ellington, por ejemplo. Pero fueron mis hermanos, bastante mayores que yo, los que me hicieron escuchar bandas y composiciones que me gustaron mucho".

Jorge Zorreguieta, ex secretario de Agricultura durante la última dictadura militar, ya tenía tres hijos de su matrimonio anterior, con Marta López Gil: María, Ángeles y Dolores. Y de su segunda pareja, además de Inés y de Máxima, también nacieron Martín y Juan.

Apenas 17 años tenía Inés cuando Máxima se casó con el entonces príncipe Guillermo en Holanda. Cuando terminó el bachillerato, la soberana consorte viajó en forma sorpresiva a la Ciudad de Buenos Aires para celebrar junto a su predilecta. Pocos años después, la joven se recibió de Licenciada en Psicología en la Universidad de Belgrano con un promedio de 9,5.

En ese momento, la Reina trató de convencer a su hermana menor para que se instalara en Ámsterdam, donde podría estudiar un posgrado relacionado con su carrera gracias a una beca. Sin embargo, su hermana menor declinó la oferta. Prefirió trabajar como analista de investigación de las Naciones Unidas en Panamá, adonde arribó en 2009 y mantuvo una relación con un argentino. Pero el vínculo se quebró tres años después y Zorreguieta volvió a la Argentina.

La psicóloga trabajaba en la Secretaría de Integración Sociourbana del Ministerio de Desarrollo Social. La hermana de la Reina ingresó en la cartera que conduce Carolina Stanley en febrero de 2016, como directora de Despacho y Mesa de Entradas de la Dirección General de Administración de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

Hace algunos años se supo que la mujer sufría una fuerte depresión y un cuadro de anorexia que la llevaron a recibir tratamiento en la clínica neuropsiquiátrica Avril.

Su nombramiento generó polémica en la Argentina y en los Países Bajos, dado que el propio decreto que oficializó su contratación dejaba en claro que no cumplía con todos los requisitos para ejercer el cargo. El gobierno holandés se vio obligado a aclarar, en esa oportunidad, que "la reina Máxima no tuvo ningún rol en el nombramiento de su hermana".