Jaitt, este mediodía, al llegar al Polo Judicial de Avellaneda (Adrián Escandar)
Jaitt, este mediodía, al llegar al Polo Judicial de Avellaneda (Adrián Escandar)

"Si viene de vuelta para Avellaneda es porque algo importante tiene para decir". Esta fue la reflexión que durante el fin de semana hizo a Infobae uno de los investigadores de los abusos a juveniles de Independiente. La expectativa ante la segunda declaración testimonial de Natacha Jaitt en la causa era alta. Sin embargo, tras más de dos horas de testimonios durante el mediodía de este martes, la mediática no aportó lo que se esperaba: dijo que las pruebas que tenía las perdió en un allanamiento.

"Sinceramente, fue una pérdida de tiempo", comentó una de las fuentes del caso. Jaitt llegó cerca de las 11.30 al Polo Judicial de Avellaneda y salió unas dos horas más tarde. Declaró frente a la fiscal María Soledad Garibaldi, sus secretarios, y Julio Chavarría y Juan José Ordaz, los abogados del árbitro Martín Bustos y del relacionista público Leonardo Cohen Arazi, respectivamente.

Jaitt, que ya había declarado ante Garibaldi semanas atrás, aseguró que todas las pruebas que tenía para confirmar lo que había declarado públicamente quedaron en el teléfono celular que se llevó la Policía durante un allanamiento en su casa, realizado días atrás.

"La mujer habló con información aportada que supuestamente le hicieron llegar terceros, y aportó poco de observación directa", comentó otra fuente con acceso al expediente.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

De todos modos, la fiscal Garibaldi piensa pedirle al juez federal Sebastián Ramos información obtenida de los teléfonos de Jaitt para comprobar si lo que dijo la mujer tiene algo de veracidad. El allanamiento ocurrió el 11 de abril pasado tras una denuncia del dirigente Gustavo Vera en el que se la acusa de espionaje ilegal, a partir de las declaraciones que hizo en el programa de Mirtha Legrand, donde involucró en los abusos a periodistas, artistas y al propio Vera.

En su cuenta de Twitter, Jaitt aseguró que había aportado nuevas pruebas -algo que, según las fuentes consultadas por este medio no ocurrió- pero sí se refirió a que supuestamente perdió en su teléfono celular. "Declaré con más testimonios, más pruebas, etc. Penosamente algunas están en el celular allanado por el enfermo de Gustavo Vera en mi casa y perjudicó a varios chicos que tenia ahí para ayudar más", comentó, y anunció que abrió una cuenta de mail para que las denuncias le lleguen por ese medio.

"Pido a cualquier chico que me está escuchando que quiera contarme a mí, a Natacha Jaitt, cosas que le hayan pasado con Cohen Arazi, con esta red de pedofilia, con Bustos, y por intermedio mío van a estar protegidos y van a estar acá, en la causa", aseguró Jaitt a la salida de su declaración, sobre la avenida Mitre. Su abogado, José Gutiérrez, agregó que la mujer recibe "amenazas de muerte".

"No trajo nada. Solo algunas fotos que no se sabe de donde las saca porque no dicen nada", comentó Ordaz, y agregó: "No se sabe, porque la excusa hoy es que no las tiene, porque la allanaron y antes la habían allanado por lo de Latorre y le sacaron las cosas. Entonces viene a hacer declaraciones sin ninguna prueba, sin absolutamente nada que permita probar lo que esta diciendo".

A pesar de las declaraciones de Ordaz y de las fuentes de la causa consultadas por este medio, Jaitt aseguró que en su poder "hay famosos, empresarios, políticos". Sin embargo, aclaró: "Pero para no entorpecer la causa, ya saldré a revelar los nombres".

Nuevos testimonios y más allanamientos

Más allá de la presencia de Jaitt en los tribunales de Avellaneda, la investigación se mantendrá con bastante movimiento durante los próximos días. Se espera que Luis Carzoglio, el juez que entiende en la causa, ordene nuevos allanamientos que se realizarían inmediatamente. "Por ahora serían sin detenciones, pero nunca se sabe", adelantó una de las fuentes consultadas por Infobae.

María Soledad Garibaldi, fiscal de la causa
María Soledad Garibaldi, fiscal de la causa

El miércoles, en tanto, habrá nuevas declaraciones testimoniales y el viernes, más declaraciones en cámara Gesell de víctimas de los abusos. Por ahora, oficialmente existen nueve casos de jóvenes jugadores de Independiente que ya relataron ante la fiscal Garibaldi cómo fueron abusados. Pero es muy probable que aparezcan muchos más en las próximas horas.

Si bien los investigadores por ahora no hablaron oficialmente de una red de prostitución y abusadores, la sospecha sobre este punto crece todos los días. Hay una expectativa importante puesta en la información que contenía el teléfono del árbitro Martín Bustos y que fue destruido por su anterior abogado, Carlos Beldi, quien por este hecho también quedó detenido.

La causa por ahora tiene a siete personas presas, sobre quienes la fiscal Garibaldi pedirá la prisión preventiva en las próximas horas. Se trata de, además de Bustos, Cohen Arazi y Beldi, Alberto Amadeo Ponte alias "Tito Rey de Reyes", ingeniero, dueño de canchas de fútbol y representante; Alejandro Carlos Dal Cin, organizador de torneos de fútbol; Juan Manuel Díaz Vallone, también organizador de torneos; y Silvio Fleyta.

No obstante, la Justicia estaría tras los pasos de un alto dirigente de AFA. "En estos días puede haber nuevos detenidos", confesó una fuente, quien insistió con una idea sugerente: "Creemos que es posible que exista una red detrás y que los detenidos hasta ahora podrían ser una célula, apenas en un club".

Seguí leyendo: