Un dinosaurio depredador que habitó lo que hoy es la Patagonia neuquina hace 85 millones de años fue descubierto por paleontólogos de la Universidad Nacional del Comahue. Se trata del 'Tratayenia rosalesi', una bestia de dos patas de hasta nueve metros de largo.

"Estos dinosaurios tenían cráneos proporcionalmente largos, bajos, con muchos dientes afilados y dentados, huesos llenos de bolsas de aire como las de sus parientes modernos, los pájaros, y extremidades anteriores más impactantes, largas y poderosamente musculosas con garras gigantescas en los dos dedos internos de cada mano", afirmó el equipo que lo halló.

El dinosaurio descubierto es el "Tratayenia rosalesi", especie que pertenece a los Megaraptoridae, "una oscura manada de depredadores que habitaron Sudámerica y Australia durante las etapas media y avanzada del Período Cretácico", el último período de la Era de los Dinosaurios, informó la Universidad que hizo el descubrimiento.

"Los megaraptóridos crecieron a más de nueve metros de longitud y probablemente fueron los depredadores más grandes y mortales en el sur de América del Sur desde hace al menos 95 a 85 millones de años", especificaron.

El "Tratayenia rosalesi" fue nombrado así por el lugar donde fue encontrado, Tratayén, y su descubridor, el argentino Diego Rosales, y es el primer miembro de Megaraptoridae en preservar la serie completa de vértebras de su cadera, un detalle que que aporta información de la anatomía del esqueleto de estos carnívoros del Cretácico, una especie poco conocida.

Para reconstruir al Tratayenia, los investigadores encontraron alrededor de la mitad de las vértebras traseras, todas sus vértebras de cadera, algunas costillas y un poco de la pelvis, pero ningún resto del cráneo, las extremidades o la cola.

Tras el descubrimiento, el líder del estudio, Juan Porfiri, del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional del Comahue, contó que "cuando nos dirigimos al lugar del hallazgo para realizar el rescate de los fósiles y comenzamos a remover el sedimento del hueso, nos dimos cuenta de que estábamos frente a un dinosaurio carnívoro con huesos extremadamente neumatizados y, por la forma de las vértebras, sospechábamos que estábamos ante un dinosaurio cercanamente emparentado con el Megaraptor", explicó Porfiri.

"Los megaraptóridos, aunque todavía misteriosos, parecen haber sido un grupo bastante grande de dinosaurios depredadores", dijo por su parte el paleontólogo Matt Lamanna, del Carnegie Museum of Natural History en Pittsburgh, Estados Unidos. "Los megaraptóridos tenían cráneos largos y bajos que estaban llenos de dientes pequeños pero afilados y serrados, huesos que estaban llenos de cavidades huecas y extremidades anteriores poderosas que contaban con garras en forma de gancho en los dos dedos internos", explicó.

Fuentes de la Universidad plantearon que la nueva criatura podría ser el megaraptórido geológicamente más joven que se haya encontrado en cualquier parte del mundo, lo que demuestra que estos depredadores sobrevivieron hasta hace al menos 85 millones de años, cerca del final de la era de los dinosaurios.

La Patagonia tuvo algunos de los dinosaurios más impresionantes que se hayan encontrado, incluyendo el depredador gigante Giganotosaurus y los inmensos carnívoros Patagotitan, Argentinosaurus y Dreadnoughtus, de cuello largo y cuatro patas.

Seguí leyendo: