Valentino no se animaba a venir solo. "Prefiero ir con otro chico, una entrevista mano a mano me pone nervioso", dice el día anterior al encuentro. "Dame un rato y veo si puede acompañarme alguien", agrega. 24 horas más tarde apareció en Infobae junto a Patricio para reflejar lo que tantos hombres y mujeres transgénero precisan a diario: unirse con sus pares, sentirse acompañados y juntar las fuerzas para flamear las banderas que los identifican.

A los pocos minutos sucede lo previsible: el respeto se convierte en admiración. No buscan generar lástima ni que los demás sientan pena al conocer sus historias. "Queremos ser invisibles entre la multitud, aunque a veces pueda ser perjudicial", explica Patricio, oriundo de Escobar, provincia de Buenos Aires, que lleva 37 años de vida y el mismo tiempo sintiéndose un hombre, a pesar de haber nacido en el cuerpo de una mujer.

Valentino tiene 19 años y Patricio 37: ambos sueñan con formar una familia (Santiago Saferstein)
Valentino tiene 19 años y Patricio 37: ambos sueñan con formar una familia (Santiago Saferstein)

Valentino tiene 19 y hace un año y medio que vive en Capital Federal. "Soy de Santa Cruz y haber venido acá me abrió la cabeza. En mi pueblo pensaba que era el único ser humano en el mundo que estaba viviendo esto, pero al llegar noté que somos miles, y que se puede atravesar cualquier situación al estar acompañado".

Desde 2012, cada 18 de marzo se recuerda a la activista trans Claudia Pía Baudracco, una de las fundadoras de la Asociación Travestis Transexuales Transgéneros de Argentina (ATTTA). Baudracco falleció aquel día, y su muerte conmemora el día de la promoción de los derechos de las personas trans.

– ¿Sueñan con formar una familia?

– Valentino: A mi me encantaría formar una familia, siempre lo pensé, encontrar una persona con la que me sienta identificado. Formar una familia está en mis planes. Soy chico y no creo que quiera gestar un bebé, pero eso lo digo ahora. Preguntame en 10 años y vemos.

– Patricio: Yo sí gestaría un hijo. Al estar más grande sí, lo haría. Estuve una década en pareja con una mujer y hace tres meses mantengo una relación con una chica trans. Cuando tenía la edad de Valentino decía: 'Ni en pedo tengo un hijo'. Pero hoy sí lo haría.

– ¿Qué piensan sobre la despenalización del aborto?

– V: Cada persona tiene el derecho de hacer con su cuerpo lo que quiera, entonces estoy a favor… Me cuesta opinar, aún siendo una persona que puede gestar un bebé. Pero sí tengo en claro lo que dije al principio.

– P: Si yo también estoy a favor del aborto seguro, legal y gratuito, donde hay muchísimos hombres trans que también tienen el derecho a decir cómo hacer lo que quieran con su cuerpo. Tanto como a gestar como a abortar.

Valentino es tímido pero seguro. Su madurez es producto de la construcción progresiva de una personalidad que comenzó a tejer en su infancia y continuó en su pubertad. "Mi papá me apoyaba, pero no entendía por qué me cortaba el pelo o usaba ropa de hombre. Fueron situaciones en donde él  se hizo muchas preguntas. ¿Cómo podía responder algo que yo tampoco comprendía? Entonces me quedaba callado y eso generaba más disputa entre nosotros. Cuando cumplí 18 dije 'hasta acá, no más', y ahí fue cuando se lo comenté: le dije que era trans, que vayamos a un médico para que le de la seguridad de que no me iba a pasar nada en el momento en que encare los tratamientos hormonales", explica.

“Gestaría un bebé, me encantaría”, dice Patricio (Santiago Saferstein)
“Gestaría un bebé, me encantaría”, dice Patricio (Santiago Saferstein)

Para Patricio, todo fue diferente: "Todos mis procesos los hice solo. Mis padres fallecieron cuando yo era chico y encontré el apoyo en los amigos y en la familia del corazón. Mi vieja me había expresado su apoyo porque se daba cuenta de lo que quería ser".

Ambos coinciden en que debieron cumplir demasiados estereotipos que le generaban rechazo. Atravesaron la adolescencia intentando aceptarse a sí mismo, soportando que un psicólogo los autorizara a realizar un tratamiento hormonal. Permitiendo que un tercero les dijera quiénes eran ellos o qué debían hacer con sus cuerpos.

Y entonces apareció un video en YouTube para explicar lo que tenía sentido. La experiencia de un individuo del otro lado del mundo para quitarle el velo que no le permitía ver. Así comenzó su transición: se informó sobre los tratamientos hormonales, las cirugías, los médicos que podía visitar y los lugares en donde iba a encontrarlos.

"Muchos años antes de la ley de identidad de género la información era escasa. Hoy esa desinformación continúa abundando, y molesta. Tenemos la ley, por suerte, que no patologiza. Poseemos tratamientos y cirugías gratuitas. Pero debemos convivir con la discriminación como parte de un juego de burlas en un tema tan profundo como la identidad", relata Patricio.

Comunicar es una rama de su militancia, la que los obliga a informar. "Los que son más jóvenes pueden proyectar tener una familia o un hijo. Sentimos las miradas y los comentarios por lo bajo todo el tiempo. La gente te mira y si saben que sos trans se codean. Quizá las mujeres lo sufren el doble, porque es más visible. Particularamente yo lo enfrenté todo el tiempo. Los encaro y les pregunto: '¿Te pasa algo? ¿Tengo algo raro que me mirás?'", cuenta el hombre de Escobar.

Concuerdan en que es habitual que un hombre trans encuentre su pareja entre las mujeres trans. "Entre los pares nos sentimos muy compañeros, es como un espejo, tu realidad. Me pasó de conectar de una forma muy particular, que jamás pensé que iba a hacerlo con alguien. Se siente. Al ser personas trans uno piensa: 'Entiendo que me respetes pero jamás vas a saber la lucha que siento por dentro', dice Valentino.

Valentino vive hace un año y medio en Capital Federal: “Vine desde Santa Cruz y me abrió la cabeza” (Santiago Saferstein)
Valentino vive hace un año y medio en Capital Federal: “Vine desde Santa Cruz y me abrió la cabeza” (Santiago Saferstein)

"Con el tratamiento hormonal queremos vernos como nos sentimos. Muchos chicos trans no quieren hacerlo, ni siquiera cirugías. Pero no por eso dejan de ser hombres trans", explica Patricio. "Un hombre trans construye su persona a través de su identidad, de lo que le gusta", agrega Valentino.

"Nuestro futuro debería estar repleto de leyes y más igualdad. Que muchos compañeros y muchas compañeras puedan tener acceso a todo lo que hemos logrado. Hay muchos chicos que tienen miedo y no se animan a decirlo. Y por nuestra experiencia sabemos que cada persona que espera un día más para contarlo está retrasando su felicidad", concluyó Patricio.

LA ENTREVISTA COMPLETA

SEGUÍ LEYENDO: