El vicecomodoro de la Fuerza Aérea Pablo Dip murió como consecuencia de las importantes quemaduras que sufrió durante una heroica intervención para auxiliar y combatir un incendio que se desató en una vivienda contigua a la suya.

En las últimas horas del pasado miércoles, el vicecomodoro Dip se aprestaba a retirarse a descansar en su domicilio ubicado en Ramos Mejía cuando comenzó a percibir un fuerte olor a quemado. En ese momento, se asomó al exterior de su propiedad y constató que la vivienda lindera se estaba comenzando a incendiar.

Sabiendo que su vecino era una persona de avanzada edad que vivía solo, se involucró en las tareas de socorro junto a otras personas. Si bien su labor resultó exitosa y consiguió extinguir las llamas, la explosión de una garrafa lo impactó de lleno. El cuerpo de Dip se prendió fuego y sufrió graves quemaduras que determinaron su traslado al Instituto del Quemado, donde murió este lunes.

Altas autoridades de la Fuerza Aérea Argentina manifestaron ante Infobae su consternación por este hecho que se cobró la vida de un oficial de alto prestigio profesional con vasta experiencia antártica y cuya labor profesional trascendió las fronteras del país.

El vicecomodoro Dip, egresado de la Escuela de Aviación Militar de la Promoción 57°, se desempeñaba en la actualidad como Jefe del Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea Argentina (GOE), con asiento en la VII Brigada Aérea de la localidad de Moreno. Con 50 años de edad, estaba casado, tenía tres hijos y, junto con su esposa, constituían una familia de tránsito para muchos recién nacidos en camino a la adopción definitiva.

La Fuerza Aérea ha dispuesto para el mediodía de este martes, la realización de las exequias del vicecomodoro Dip en la capilla de la Base Aérea del Palomar, con los honores militares correspondientes.