Momentos de tensión se vivieron esta mañana en el Acceso Oeste, cuando un grupo de trabajadores despedidos y gremialistas del Hospital Posadas intentaban cortar el tránsito en reclamo de su reincorporación. Un nutrido operativo de Gendarmería nacional se apostó desde temprano en la zona, con el objetivo de evitar el bloqueo de la circulación.

La situación de mayor nerviosismo se produjo a las 11 a la altura del kilómetro 15 de la mencionada autopista, a raíz de los despidos de 122 empleados en la institución hospitalaria. La medida de fuerza coincide con un paro de los médicos y estatales de 24 horas.

Imágenes del drone de Infobae.

A raíz de la protesta, se ordenó un gran despliegue con personal de Gendarmería, que tiene la orden de evitar que los manifestantes ingresen a la traza principal de la autopista y así obstruyan su normal circulación.

La movilización es encabezada por la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) y su secretario general, Guillermo Pacagnini. Además, es acompañada por los diputados nacionales Nicolás del Caño (PTS) y Romina Del Plá (PO), en el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, y la diputada de Unidad Ciudadana, Mónica Macha.

Los reclamos se producen en una escalada del conflicto en el hospital bonaerense. La Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa), que agrupa a 30 mil médicos y trabajadores de 600 hospitales en todo el país, decidió un paro de 24 horas para el próximo 15 de febrero para exigir que se mantengan en pie todos los empleos en el centro de salud más grande del país, cuya gestión depende del Gobierno nacional.

"La totalidad de los trabajadores del gremio respaldará ese día la lucha por la reincorporación de los 122 despedidos en el Posadas de la localidad bonaerense de El Palomar, en Morón y, la modalidad de la protesta, será determinada por cada regional, al igual que las marchas", señaló el titular de la organización gremial, Jorge Yabkowski.

Los reclamos en el Hospital Posadas se iniciaron el pasado 15 de enero, cuando una resolución interna formalizó qué contratos iban a ser renovados y cuáles no. Entre el personal cesanteado figuraban 50 enfermeros que habían sido incluidos en un amparo de la justicia de San Martín que se negaron a extender su jornada laboral durante el turno noche, junto a 16 delegados sindicales.

LEA MÁS: