Hacer ejercicio al menos tres veces por semana mejora la calidad del semen (Shutterstock)
Hacer ejercicio al menos tres veces por semana mejora la calidad del semen (Shutterstock)

El ejercicio físico y la práctica deportiva se volvieron parte de la rutina cotidiana. Por cuestiones de salud, de estética o simplemente por desconexión de las obligaciones, la conciencia sobre la importancia de hacer alguna actividad física ganó terreno en la lista de "prioridades".

Como si fuera poco, la ciencia reflejó mediante un nuevo estudio que el ejercicio físico de alta resistencia mejora los parámetros de la calidad del semen de los hombres.

La actividad física intensa se asoció con mejores parámetros de calidad seminal

La conclusión pertenece a un grupo de investigadores del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Bilbao, luego de realizar un análisis con 85 candidatos a donantes de semen. Presentadas las novedades en el 32° Congreso de la European Society of Human Reproduction and Embryology (ESHRE), los especialistas detallaron que "el estudio fue realizado con una muestra de población muy concreta, comprendida entre jóvenes de 18 a 35 años, y no tendría por qué trasladarse a otra población con un rango de edad más elevado".

El doctor Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires, destacó que "es aceptada la afirmación de que realizar una actividad física elevada, al menos tres días por semana, entra dentro de un hábito de vida saludable, a todos los niveles, incluso para intentar prevenir la esterilidad".

Para obtener un parámetro estandarizado los candidatos tuvieron que completar el cuestionario internacional de actividad física (IPAQ), que cuantifica la actividad en andar, actividades de intensidad moderada y actividades de intensidad vigorosa. Así, luego se asignó una unidad energética denominada MET. El recuento total de esos parámetros estableció cuatro niveles de actividad física: baja, moderada, alta y muy alta.

Según el doctor Fernando Quintana, director del laboratorio de Andrología de IVI Bilbao, "lo que se desprende del estudio es que la actividad física intensa no sólo careció de efectos adversos sobre la calidad seminal, sino que se asoció a mejores parámetros seminales".

Es importante agregar que estudios anteriores habían descrito resultados contradictorios acerca de la calidad seminal en función de la actividad física. Por ello, aún se desconoce el grado de actividad física ideal a la hora de aconsejar un eventual cambio en la actividad física del varón, entre aquellas parejas con problemas reproductivos.

A la hora de lograr la concepción, la cantidad y calidad espermática son clave (Shutterstock)
A la hora de lograr la concepción, la cantidad y calidad espermática son clave (Shutterstock)

"Sí podemos recomendar otros hábitos que ayudarán al varón a mejorar su calidad seminal", puntualizó Neuspiller, y enumeró:
– Tener una dieta balanceada rica en ácido fólico, zinc, antioxidantes y vitaminas E, A, C y B12 que se pueden encontrar en frutas y verduras

– Evitar el sobrepeso: estudios comprueban que los hombres obesos poseen, en promedio, 9 millones por mililitro (mill/mil) menos de espermatozoides en el eyaculado que los varones que se encuentran en su peso ideal y 8 mill/mil menos que los hombres con sobrepeso

– Evitar la exposición prolongada a radiaciones electromagnéticas, altas temperaturas y pesticidas

– Reducir el estrés

– Disminuir el consumo de tabaco y alcohol. El tabaco también produce efectos nocivos en el ADN masculino. Fumar fragmenta el material genético de los espermatozoides y causa infertilidad masculina.

"Es importante saber que alrededor del 30% de los problemas de fertilidad son de origen masculino, de los cuales el 90% están directamente relacionados con una dificultad en la producción de espermatozoides y/o de su movilidad o morfología -explicó el especialista-. Mantener una vida saludable ayudará a mantener una buena calidad seminal pero es fundamental consultar con un especialista ante la presencia de determinadas patologías".

La literatura describe resultados contradictorios acerca de la calidad seminal en función de ciertas actividades físicas. "Existen estudios que explican que el ciclismo de alta competición podría ser causa de aumento en la fragmentación del ADN espermático, pero aún no se sabe qué implicancias podría tener eso en la fertilidad", agregó Neuspiller.

Los participantes del estudio llevaban a cabo ejercicios basados en el running y su nivel de rendimiento no era comparable al de los atletas olímpicos o deportistas de fondo. El próximo estudio examinará precisamente los efectos del ejercicio físico a nivel muy alto -o excesivo- en la calidad del semen de los voluntarios.