Los Reyes Magos y sus enseñanzas: cómo aprender a gestionar las emociones y tolerar las decepciones en los niños

No solo simbolizan la ilusión y la fantasía, sino también son la oportunidad de inculcar el agradecimiento y ayudar a superar la frustración, una habilidad vital para la salud mental de los más pequeños y adolescentes

Guardar

Nuevo

Escuchar atentamente a los niños y entender qué los motiva es crucial al elegir regalos que estimulen su creatividad y desarrollo emocional (Getty Images)
Escuchar atentamente a los niños y entender qué los motiva es crucial al elegir regalos que estimulen su creatividad y desarrollo emocional (Getty Images)

Según un informe clínico de la de la Asociación Americana de Pediatría jugar con los padres y otros niños es fundamental para formar mejores cerebros, cuerpos y vínculos sociales que prosperen. Y esto los Reyes Magos lo saben, de ahí la importancia de su regalo, que aporta muchas enseñanzas.

La mágica noche de Reyes, que viene acompañada de poner los zapatitos, los preparativos de comida y agua para los ilustres visitantes y sus camellos, además de la ilusión, expectativas y nervios por la visita, brinda unas serie de aprendizajes vitales para la salud mental de niños y adolescentes. Por ejemplo, es buena ocasión para enseñar a tolerar la frustración de “no poder tener todo lo que se quiere” y agradecer los regalos recibidos, fomentando que los chicos vean que lo importante es la intención de quien los hace más que las características del mismo.

¿Cómo impacta en la psiquis de los niños la llegada de los Reyes Magos? El doctor Francisco Guerrini, médico psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) con función didáctica, especialista en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes y en Psiquiatría, explicó a Infobae: “Los Reyes Magos para el psiquismo de los niños son muy importantes, ya que son la continuidad de un área simbólica donde se despliega toda la fantasía de que hay una esperanza, un juego”.

Priorizar experiencias de juego en lugar de enfocarse en el objeto en sí mismo es una estrategia recomendada por psicólogos para enriquecer el desarrollo emocional y social de los niños con los regalos de Reyes Magos 
(Imagen Ilustrativa Infobae)
Priorizar experiencias de juego en lugar de enfocarse en el objeto en sí mismo es una estrategia recomendada por psicólogos para enriquecer el desarrollo emocional y social de los niños con los regalos de Reyes Magos (Imagen Ilustrativa Infobae)

Y agregó: Es un espacio, que el pediatra, psiquiatra y psicoanalista inglés Donald Winnicott denominaba el área de juego, en el cual el chico va a ir desarrollando más su aparato psíquico por la imaginación y por la referencia simbólica, sin necesidad de entrar en la cuestión religiosa. Es parte de los rituales que son sucedáneos de los ritos primarios que tienen que ver con la relación entre madre e hijo, donde hay un horario para cada cosa, para la lactancia, para dormir y demás, ese ritmo lo instituye la madre”.

Finalmente concluyó: “El espacio simbólico que ya más tiene que ver con la función paterna, va introduciéndose de a poco. Entre ellos, el tema de los Reyes, que traen regalos por el hecho de ese nacimiento, con el cual los niños están identificados y ellos también tienen derechos a recibir ese regalo, se va instituyendo, siendo parte de la función paterna y de la función de ley”.

Por su lado, Mónica Cruppi, psicoanalista y miembro de APA, expresó a Infobae: “La epifanía de de los Santos Reyes Magos constituye una celebración religiosa de la Iglesia Católica, la que llega a nuestros días, en muchos casos desvirtuando su origen bíblico. Como tradición transmite enseñanzas como la recompensa a través de un regalo por las buenas acciones.

¿Cómo gestionar las expectativas de los niños y la ansiedad ante sus llegadas? “Se logra haciendo que los niños aprendan de la frustración, de la espera, de poder jugar con esa espera, de poder tolerar hasta el otro día para abrir los juguetes de la llegada de los Reyes Magos”, expresó Guerrini.

Cómo manejar la desilusión

Cuando los chicos reaccionan decepcionados o frustrados los padres deben ayudarlos a afrontar correctamente la situación, afirman los expertos.

Los expertos recomiendan optar por juegos que propicien la exploración del mundo, el descubrimiento del otro y de uno mismo, ya que son clave para el desarrollo integral de los niños (Freepik)
Los expertos recomiendan optar por juegos que propicien la exploración del mundo, el descubrimiento del otro y de uno mismo, ya que son clave para el desarrollo integral de los niños (Freepik)

Para el doctor Guerrini manejar la decepción abre espacio a tolerar la frustración. “Uno como padre no puede estar teniendo que satisfacer todos los pedidos y deseos de los niños”. Y agregó que hay niños de 5 años que son capaces de pedir un celular de última generación, si bien está muy en moda, no es conveniente.

“El juego con las pantallas, la tecnología no es recomendable para los niños pequeños. Hoy hay mucho estímulo en los medios para determinados juguetes y aparatos tecnológicos. Sin embargo, actualmente en España está prohibido el uso de celulares, tablets, etc., en todo el ámbito escolar, aún para los maestros. Esto ya está marcando algo, que es muy importante, que hay un pequeño cambio en torno a este tema, porque el saber lo tiene que tener el maestro, no el aparato. Y esto alude a la función de autoridad y de ley que el niño necesita para estructurar su pensamiento. No hay que olvidar que los maestros son parte representante de la madre y del padre”, indicó el doctor Guerrini.

De acuerdo a Cruppi, “Es importante dentro de las posibilidades económicas cumplir con aquello que piden los niños, si los padres no pueden disminuir la ansiedad bajando las expectativas antes de la festividad; no hay que olvidar que es una celebración familiar donde todos participan y hay que poder disfrutarla. Los juguetes son para los niños objetos con un gran significado emocional”.

Según los especialistas del Institut Barcelona Psicología es importante enseñar a los niños a comprender y gestionar sus emociones y esto se lo puede hacer a través de los cuentos. “Los cuentos son una herramienta extraordinaria para reflexionar de manera conjunta con los niños”, expresan en su portal. En las librerías se pueden encontrar algunos cuentos que tratan acerca de la tolerancia a la frustración. También los hay sobre la gestión de las emociones como la tristeza, el estrés y la ansiedad.

Reducir las expectativas sobre la cantidad de regalos puede ayudar a evitar la decepción en los niños, promoviendo una mayor apreciación y gratitud por lo que reciben (Getty Images)
Reducir las expectativas sobre la cantidad de regalos puede ayudar a evitar la decepción en los niños, promoviendo una mayor apreciación y gratitud por lo que reciben (Getty Images)

“Para los padres más creativos, proponemos como actividad inventar un cuento sobre el niño o la niña que lo quería todo y no podía dejar de pensar en los regalos de Reyes. Una vez leído y explicado el cuento, hay que hacer preguntas para hacer pensar a los hijos. Por ejemplo: ¿Por qué está triste este niño si los Reyes le han traído uno de sus juguetes favoritos? ¿Cómo crees que podría disfrutar de su regalo?”.

Los expertos sugieren también utilizar el sentido del humor: “¿Te imaginas que los Reyes nos trajeran todo lo que deseamos? ¡Yo me pediría un Ferrari! Nuestros Reyes no son tan ricos y generosos, pero seguro que se acuerdan de mí y me traen algo”, ejemplifican.

“En este ejemplo, el adulto plantea la aceptación: No podemos tener todo lo que queremos, pero tendremos otras cosas por las que estar agradecidos. De esta manera, se transmite que podemos estar contentos dando valor a lo que recibimos”, explican desde el instituto.

Según los expertos, asumir que la vida incluye momentos buenos y momentos malos y aprender cómo afrontarlos de la mejor manera posible es una de las cuestiones que más puede ayudar a los chicos y jóvenes en su salud mental.

Los cuentos son buenas herramientas para enseñar a los niños a comprender y gestionar sus emociones, especialmente durante eventos como la llegada de los Reyes Magos (iStock)
Los cuentos son buenas herramientas para enseñar a los niños a comprender y gestionar sus emociones, especialmente durante eventos como la llegada de los Reyes Magos (iStock)

Trabajar la frustración

La frustración depende también de las expectativas. “Si los padres reducen las expectativas de sus hijos sobre la cantidad de regalos que van a recibir, conseguirán evitar emociones como la decepción. También estarán más agradecidos con sus regalos”, expresan en el instituto barcelonés.

Explican que trabajar la frustración en diferentes situaciones, ayuda a los chicos a gestionar las emociones respecto de las expectativas materiales. Y recomiendan trabajar las emociones como la frustración, la rabia, el estrés y la ansiedad con los niños en otras situaciones como las siguientes:

- Si hacemos que espere su turno y no le damos lo que quiere de manera inmediata.

- Cuando juega y pierde.

- En la situación en la que pide algo y le decimos que no.

- Si se esfuerza en hacer algo y le sale mal.

El doctor Guerrini recomendó que para manejar la decepción cuando los chicos no reciben el regalo pedido, por ejemplo, “cuando hay dificultades económicas, los padres tienen que explicitar que los Reyes este año están más pobres; que a lo mejor no van a poder traer lo que traían siempre, y esto es parte de la enseñanza de aprender a tolerar las frustraciones, tanto en los padres, de no poder satisfacerlas, como en los niños. Esto, muy por el contrario, ayuda a tolerar la frustración y a crecer”.

Aprender a manejar la decepción y la frustración es una habilidad vital para la salud mental de los niños, algo que los padres pueden fomentar durante las festividades de Reyes
Aprender a manejar la decepción y la frustración es una habilidad vital para la salud mental de los niños, algo que los padres pueden fomentar durante las festividades de Reyes

Requisitos para un buen regalo

La licenciada Paola Braslavsky, psicóloga del Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas de la UBA (MN 27780), explicó a Infobae en una nota reciente: “El primer punto a considerar es el de escuchar y atender al niño o a la niña, registrar lo que en este momento de su vida lo/a moviliza, entusiasma, lo que quiere. Tenerlo/a en cuenta. Luego el adulto a cargo analizará si puede o no comprarle ese juego u objeto y de qué manera”. Sus recomendaciones:

- Escuchar al niño qué es lo que en este momento lo moviliza, mueve, lo que quiere o entusiasma.

- Poner el acento en la experiencia de jugar más que en el objeto en sí mismo.

- Priorizar experiencias de juego en familia, con seres significativos o con pares más que objetos materiales.

- Facilitar experiencias de juego en las que se puedan expresar y desplegar las emociones.

- Optar por juegos que propicien la invención, la construcción, donde los chicos puedan hacer su propio juego.

- Incentivar juegos para descubrir el mundo, al otro y a sí mismo mediante la imaginación, la invención y el desarrollo o despliegue o uso de su inteligencia en sentido amplio y de acuerdo a la etapa del desarrollo que atraviesa.

Guardar

Nuevo

Más Noticias