A más de 10 años del escándalo de las prótesis PIP, lo que hay que saber antes de colocarse un implante mamario

Se estima que en la Argentina alrededor de 15 mil mujeres recibieron esas prótesis fraudulentas, que se comercializaron entre 2007 y 2010. Qué tipos de implantes hay hoy en el mercado y cuáles son los más recomendables. Infobae consultó a mastólogos y cirujanos plásticos

"Lo primero que debe saber una mujer que quiera someterse a una cirugía de implante mamario es que antes tiene que hacerse un examen mamario completo" (Shutterstock)
"Lo primero que debe saber una mujer que quiera someterse a una cirugía de implante mamario es que antes tiene que hacerse un examen mamario completo" (Shutterstock)

El escándalo de las prótesis mamarias de la compañía francesa Poly Implant Prothèse (PIP) salió a la luz en marzo de 2010, cuando se supo que la empresa había utilizado un gel de silicona no homologado para uso médico, en vez del autorizado que declaraba emplear.

Se estima que medio millón de prótesis fraudulentas fueron fabricadas y vendidas en el mundo entre 2001 y 2010, valiéndose de los ineficaces controles por parte de la empresa certificadora TÜV Rheinland. De ese total, más de 20 mil mujeres de diferentes países que realizaron acciones legales obtuvieron una indemnización por parte de la empresa alemana demandada.

En la Argentina, se estima que alrededor de 15 mil mujeres recibieron estas prótesis mamarias, que se comercializaron entre 2007 y 2010, año en el que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió su comercialización y uso, copiando la medida tomada en Francia.

Raúl Banegas es médico cirujano plástico (MN 79.300) y miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica (Sacper) y explicó a Infobae que “el problema que hubo con los implantes PIP fue que para ser aceptados por la Comunidad Europea hicieron una presentación con un tipo de implante y un tipo de rellenos, todo bajo normas que fueron aprobadas porque la calidad y los estándares eran válidos, pero después usaron otro gel que no estaba aprobado y cuando empezó a haber problemas comenzaron a estudiarse los implantes y se dieron cuenta que había habido una estafa”.

“No es que todas las pacientes que tenían prótesis PIP tuvieron problemas. Fue un lote que se realizó con un gel adulterado y que dio como resultado prótesis que se podían romper con más facilidad”, destacó ante la consulta de este medio el médico cirujano plástico Fernando Felice (MN 108.614), para quien “para aquella paciente que aún tenga colocadas prótesis PIP la recomendación es seguir al igual que para quien tenga otra marca de prótesis colocadas: seguir con los controles evolutivos, o sea, que la vea el mastólogo para evaluar la glándula y su cirujano una vez al año para evaluar que la prótesis se encuentre en buenas condiciones”.

"Si es mayor de 30 años tiene que hacerse mamografía y ecografía y concurrir al mastólogo para que la revise y evalúe esos estudios. Si fuera menor de 30 al menos debe tener la ecografía y el examen físico" (Shutterstock)
"Si es mayor de 30 años tiene que hacerse mamografía y ecografía y concurrir al mastólogo para que la revise y evalúe esos estudios. Si fuera menor de 30 al menos debe tener la ecografía y el examen físico" (Shutterstock)

En ese sentido, el médico mastólogo Juan Luis Uriburu (MN 72.558), presidente de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM) refirió que “lo primero que debe saber una mujer que quiera someterse a una cirugía de implante mamario es que tiene que hacerse un examen mamario completo y de acuerdo a la edad irá acompañado de estudios por imágenes”. “Si es mayor de 30 años tiene que hacerse mamografía y ecografía y concurrir al mastólogo para que la revise y evalúe esos estudios. Si fuera menor de 30 al menos debe tener la ecografía y el examen físico”, detalló.

El integrante del Servicio de Mastología del Hospital Británico de Buenos Aires agregó que “debe saber también cuáles son las posibles complicaciones o cicatrices que le quedarán y sobre todo que el implante se trata de un cuerpo extraño, que puede provocar complicaciones, como por ejemplo infecciones o apertura de la herida, rechazo y que a corto, mediano o largo plazo puede provocar un encapsulamiento, un endurecimiento de los tejidos alrededor del implante, que pueden alterar la forma y provocar molestias”.

“Desde ya que tanto las complicaciones postoperatorias inmediatas como las a mediano y largo plazo son de muy baja incidencia -reconoció-. Son más los casos en los que no hay complicaciones pero la mujer debe saber que en el futuro puede necesitar alguna cirugía por alguna de estas situaciones”.

Y sobre los recaudos que se deben tener a futuro destacó que no son más que los que tiene cualquier mujer en el cuidado de su salud mamaria. “La única diferencia es que cuando tiene implante, al momento de la mamografía hay que hacer una técnica adicional, que se llama ‘técnica de Eklund’, en la que por maniobras mecánicas se trata de movilizar la glándula mamaria hacia un lado, el implante hacia otro y tener más visibilidad del tejido mamario -puntualizó-. De no hacer eso, el implante tapa el 80-90% de la imagen mamaria y se convierte en un obstáculo al diagnóstico”.

“En general, de no haber complicaciones, no hay ninguna alteración de la salud mamaria ni incluso de la lactancia”, concluyó el mastólogo.

Todo lo que hay que saber antes de la cirugía

Antes de colocarse un implante mamario, una mujer debe conocer la marca, elegirlo con el médico y corroborar que cuente con las autorizaciones sanitarias pertinentes (Shutterstock)
Antes de colocarse un implante mamario, una mujer debe conocer la marca, elegirlo con el médico y corroborar que cuente con las autorizaciones sanitarias pertinentes (Shutterstock)

Sobre este punto, Felice consideró que la mujer “debe saber el 100% de la información y elegir a un cirujano calificado, de quien tenga referencias de otras pacientes que se hayan operado”. Por otro lado, “el lugar donde se va a operar tiene que ser un lugar habilitado, una clínica que cumpla con las normas de bioseguridad y el cirujano debe trabajar con un equipo quirúrgico y de anestesiología completo (con monitoreo cardiológico obligatorio)”.

Y en lo que se refiere a la técnica, existen distintas -precisó el cirujano-: “Lo que hay que decidir es la vía de abordaje (si la prótesis se va a colocar por el borde inferior de la areola o por el surco submamario), el plano (si va a estar colocada detrás de la glándula o detrás del músculo) y el volumen mamario (que tiene que ser el deseado por la paciente pero que se adapte a su estructura anatómica y qe no le traiga problemas a futuro)”.

“Una vez colocada es importante el reposo post operatorio (dos días en cama y siete con los codos pegados al cuerpo lo que va a generar reposo en el área operatoria”, explicó Felice, para quien “el reposo va a garantizar que no se forme hematoma, que es una colección de sangre en el post operatorio, ni un seroma, que es una colección de líquido inflamatorio; y si se evitan tanto el hematoma como el seroma va a obtenerse no sólo un buen resultado estético sino que se alejan las posibilidades de un encapsulamiento de prótesis”.

Para el médico cirujano plástico Sergio Korzin (MN 69761) “antes de colocarse un implante mamario, una mujer debe conocer la marca, elegirlo con el médico y verlo en su caja, que esté cerrado y que cuente con las autorizaciones sanitarias pertinentes”.

Y pese a destacar que una vez recibido el alta de su cirujano “la mujer seguirá sus controles médicos anuales y no deberá tener ningún cuidado particular”,Korzin remarcó que “sí la mujer debe saber que ningún implante mamario dura toda la vida: tienen un promedio de vida útil de diez años, lo que quiere decir que alrededor de ese tiempo haya que cambiarlos cuando por el deterioro normal del implante, éste se rompe, que es una consecuencia casi normal de los implantes”.

Las prótesis que se comercializan hoy en día son lisas y texturizadas (Shutterstock)
Las prótesis que se comercializan hoy en día son lisas y texturizadas (Shutterstock)

- ¿Cuáles son los tipos de prótesis que hay actualmente en el mercado? ¿Cuáles son las más recomendables por su seguridad?

- Felice: Las prótesis que se comercializan hoy en día son lisas y texturizadas.Todas las marcas que se comercializan en el país son importadas, todas cuentan con garantía. Por supuesto que hay marcas que cuentan con más trayectoria que otras en tiempo pero todas están aprobadas por los entes sanitarios regulatorios.

- Korzin: No hay un implante específicamente recomendado por su seguridad, cualquier implante de alta calidad y aprobado por los organismos correspondientes es recomendable.

- Banegas: Actualmente en el mercado existen prótesis lisas, texturizadas, microtexturizadas y las nano texturizadas (que no llega a ser lisa pero tampoco es texturizada).

- ¿En qué quedaron las versiones que el año pasado relacionaban las prótesis de tipo rugosas con el linfoma anaplásico de células grandes?

- Uriburu: El año pasado se le dio mucha difusión a ese tema. Hoy en día no se está hablando tanto y la realidad es que no está demostrada una relación “causa efecto”. Es cierto que hay casos descritos en todo el mundo pero son muy pocos, por lo tanto se siguen utilizando los implantes.

Hay quienes pasaron a usar los lisos para disminuir este riesgo en las pacientes, lo que sí cambió es que tanto en reconstrucción mamaria como en estética se le debe informar a la paciente que está descrita esta posibilidad y que sigue en estudio.

- Felice: Existe todavía una relación entre la prótesis rugosa o texturizada con el linfoma anaplásico de células grandes, por eso yo hace muchos años que coloco 100% prótesis lisa. Si bien la la incidencia de colocar una texturizada y tener un linfoma es bajísima, se sabe que con prótesis lisas hay 0% de probabilidades.

- Korzin: Lo que hay que saber respecto a la aparición de linfoma anaplásico de células grandes es que eso es una patología que se encontró tardíamente en pacientes que tuvieron implante después de un tiempo. Es una complicación muy baja pero que ha aparecido. Lo que se sabe es que en general esa aparición de enfermedad ha sido en pacientes que tuvieron implantes texturizados con el concepto macrotexturizados.

El próximo 31 de agosto vence el plazo para que todas las mujeres afectadas por los implantes PIP reclamen ante las autoridades francesas 
(Dr. Ricardo Denes)
El próximo 31 de agosto vence el plazo para que todas las mujeres afectadas por los implantes PIP reclamen ante las autoridades francesas (Dr. Ricardo Denes)

El próximo 31 de agosto vence el plazo para que todas las mujeres afectadas por los implantes PIP reclamen ante las autoridades francesas. Para participar como demandante hasta esta fecha “no es necesario que la mujer haya sufrido fisura o ruptura de la prótesis. Todas las mujeres son afectadas por estos implantes ante la ley, por haber comprado un producto que no cumplía con las condiciones de calidad y seguridad necesarias”, destacó Nathalie Lozano, socia de Lozano Blanco & Asociados, el estudio que promueve “La demanda más grande del mundo” por y para las mujeres.

En esta línea, invitan a todas aquellas argentinas, que aún no lo hicieron, a que se sumen a través de un “sistema de proceso de registro y envío de documentos virtual que es fácil, gratuito y rápido”.

SEGUÍ LEYENDO

Las argentinas están entre las principales damnificadas de la región por el escándalo de las prótesis PIP


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos