El aumento de la temperatura generaría un brote aún mayor (Shutterstock)
El aumento de la temperatura generaría un brote aún mayor (Shutterstock)

Argentina enfrenta a su peor epidemia de dengue en la historia, con 76.803 casos con sospecha de dengue -incluyendo probables, confirmados, descartados y en estudio-. La comunidad sanitaria encendió la alarma, debido a que se espera un aumento de los casos debido a que todavía no se produjo un aumento de la temperatura.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación informaron que de esos más de 76 mil, 41.207 corresponden a casos confirmados o probables autóctonos distribuidos en 15 jurisdicciones del país, mientras que 2.681 corresponden a confirmados y probables importados, en 23 provincias. Además, se descartaron 18.555 casos y permanecen en estudio 14.3604. Las cifras corresponden a las primeras 30 semanas epidemiológicas -del 03/01 al 31/07/2016- del 2016.

El dengue es transmitido por el Aedes aegypti, que es también el vector de trasmisión de chkungunya y zika.

Lilian Teston, médica infectóloga, comentó a Infobae que "llama la atención que hubo tres picos en ciertas semanas epidemiológicas: enero, abril junio…y con temperaturas en las que el mosquito no vive, se incrementaron los casos. Esta cifra es realmente preocupante".

Sin embargo, para la especialista resultó importante destacar que "desde el mes de junio que no se registran casos autóctonos" y que todos los que se atendieron fueron "importados".

Lo que genera mayor preocupación son los casos confirmados, que superan en un 53% a los registrados durante la última epidemia en 2009: 26.923 a 41.207. Además, durante el pico de hace 7 años atrás hubo seis pacientes fallecidos, mientras que durante el periodo actual la cifra ascendió a 11.

"Si bien se duplicaron los fallecimientos por dengue, todas las personas fallecidas presentaban algún factor de riesgo: enfermedad de base respiratoria, cardíaca, diabetes, obesidad e inmunocompromiso", agregó Teston, especialista de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (Funcei).

Los picos anuales

La enfermedad tuvo tres semanas en que su expansión alcanzó cifras preocupantes. Del 24 al 30 de enero; del 21 de febrero al 5 de marzo, y la primera semana de abril. En todos los casos, se asoció al movimiento desde y hacia zonas endémicas en el norte del país con Paraguay y Brasil en medio de una epidemia importante.

Según el Ente de Turismo de Brasil, 2.5 millones de Argentinos viajaron a ese país que enfrentaba 1.5 millones de casos, por lo que el turismo se convirtió en una fuente importante para la aparición de casos importados. De hecho, Misiones concentró el 60% de los casos de dengue del país (23.000 casos) debido a su situación fronteriza con Brasil y Paraguay.

La campaña para combatirlo

Fuentes allegadas al ministerio le confirmaron a Infobae que el ministro nacional Jorge Lemus se reunió la semana pasada con todos los jefes de cartera sanitaria de las provincias con el fin de analizar los avances con respecto al Nuevo Plan de Salud y allí les impartió la directiva de comenzar la campaña de descacharrizado a partir de septiembre, cuando la temperatura comienza a aumentar antes de la llegada de la primavera.

En ese sentido, el Director Nacional de Epidemiología, el doctor Jorge San Juan, "La Semana de Acción contra el mosquito" se realizará en septiembre, en barrios y escuelas, con acciones en zonas consideradas de alto riesgo como terrenos baldíos, lugares con chatarra y de acumulación de agua, entre otros.

La vacuna

Durante abirl pasado, un comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó el uso de la vacuna Dengvaxia, contra el dengue, en los países donde el virus es endémico.

La vacuna fue aprobada recientemente en Paraguay, luego de haber sido autorizada en México, Filipinas, El Salvador y Brasil. En Argentina se encuentra en la fase regulatoria para su aprobación por el AMMAT.

"La aprobación de la primera vacuna contra el dengue es clave para la prevención del dengue y sin dudas contribuirá a controlar esta enfermedad, que sigue representando una gran amenaza para la salud pública de los habitantes de Paraguay", afirmó la doctora Celia Martínez de Cuellar, profesora de la Cátedra de Pediatría de la Universidad Nacional de Asunción.

La vacuna está siendo aplicada en el estado de Parana, al sur de Brasil y en Manila, Filipinas, en las escuelas en mayores de 9 años. En ambos países se administra como parte de una estrategia integral junto con la lucha para la erradicación del mosquito.