Ley Bases: el kirchnerismo se inquieta por las negociaciones del Ejecutivo con los gobernadores por el RIGI y Ganancias

Los mandatarios provinciales presionan y la actitud de varios legisladores genera preocupación en el bloque de Unión por la Patria

Guardar

Nuevo

Germán Martínez habla con Máximo Kirchner durante una sesión en la Cámara de Diputados (Reuters)
Germán Martínez habla con Máximo Kirchner durante una sesión en la Cámara de Diputados (Reuters)

La discusión por la votación de la Ley Bases en Diputados avanza con los mismos jugadores que en abril. La oposición dialoguista y sus referentes intercambian encuentros y mensajes con los emisarios de la Casa Rosada. El vicejefe de Gabinete, José Rolandi, es la voz cantante por el oficialismo y, en ese rol, se reúne con la UCR, el PRO, Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal y Coalición Cívica. Los bloques que están afuera de cualquier tipo de contacto son el de la izquierda y el de Unión por la Patria.

Los peronistas de UP no participan de ninguna negociación. El argumento que esgrimen desde La Libertad Avanza es que “no hay nada para negociar porque se oponen a todo”. Sin embargo, esto no es tan lineal y existen conversaciones subterráneas por afuera del Congreso de la Nación, vía los gobernadores.

Esto es algo que en el bloque kirchnerista están monitoreando. Los encuentros y conversaciones de los gobernadores peronistas con el Jefe de Gabinete, Guillermo Francos, generan preocupación por un incremento en la fuga de votos en la próxima sesión.

El diputado de izquierda Alejandro Vilca señala a los senadores de UxP que votaron a favor del RIGI
El diputado de izquierda Alejandro Vilca señala a los senadores de UxP que votaron a favor del RIGI

“La ley está aprobada, entonces ahora el costo de cambiar el voto es menor”, reflexionó un diputado peronista. “A esto le sumas que los que tienen que renovar la banca empiezan a hablar en otros términos con los gobernadores, no importa si le responden o no, el escenario en esta ley cambió”, agregó.

En abril pasado hubo una fuga en el bloque de UP a la hora de votar el Régimen Impositivo de Grandes inversiones (RIGI). Fueron 6 diputados que se “fugaron” y acompañaron al oficialismo. La votación general obtuvo 134 votos a favor, 109 en contra y seis abstenciones. Sin el apoyo de los legisladores K el capítulo hubiese quedado con menos de 129 votos, el número mágico para su aprobación.

En ese momento fueron 3 diputados catamarqueños y otros tres sanjuaninos, dos provincias que vienen negociando con el Ejecutivo. El gobernador catamarqueño, Raúl Jalil, bajó la orden públicamente de acompañar al oficialismo y los diputados Silvana Ginocchio, Dante López Rodríguez y Fernanda Ávila acataron. Su par de San Juan, Marcelo Orrego, mantuvo el perfil bajo pero dio las mismas instrucciones y los lagisladores Walberto Allende, Ana Aubone y Jorge Chica siguieron las directivas del ejecutivo provincial.

Javier Milei, Guillermo Francos y Karina Milei posan con los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Sáenz (Salta), Carlos Sadir (Jujuy) y Osvaldo Jaldo (Tucumán)
Javier Milei, Guillermo Francos y Karina Milei posan con los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Sáenz (Salta), Carlos Sadir (Jujuy) y Osvaldo Jaldo (Tucumán)

En el oficialismo ya saben que los 99 legisladores que forman el bloque de UP no van a votar en su totalidad en contra y buscan que los cambios que se impusieron en el Senado en el RIGI -el régimen sólo regirá para los sectores foresto industria, infraestructura, minería, energía y tecnología, turismo, petróleo y gas y siderúrgica; y habrá algo de impulso para el “compre nacional”- defina el voto de otros miembros del bloque K y aumentar la diferencia a la hora de contabilizar los votos. “Si la diferencia es mayor en los votos sirve hacia adentro y hacia afuera. Hacia adentro porque el triunfo es mayor en el recinto y hacia afuera porque los inversores estarán mirando el comportamiento de los gobernadores y sus legisladores”, analizan en el bloque de LLA.

En el Senado se vivió una situación similar con el peronismo. Aunque las negociaciones fueron diferentes, hubo legisladores del peronismo que dieron su apoyo. Los disidentes del bloque K Edgardo Kueider y Camau Espínola fueron los que más revuelo generaron.

Esos votos pusieron en duda lo que puede llegar a hacer, por ejemplo, el jujeño Guillermo Snopek quien supo ser el presidente de ese bloque en el Senado y hoy, en diputados, se ausentó a la hora de votar el RIGI.

El jefe del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez, busca contener y habla con todos para evitar fugas. Los gobernadores, en especial de las provincias del norte que quieren Ganancias y los cordilleranos que buscan inversiones mineras, presionan por su lado a los diputados de sus provincias para que acompañen. Lo que queda claro es que el jueves 27 de junio el gobierno de Javier Milei tendrá aprobada su mega ley.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias