Reino Unido se quejó y la Unión Europea aclaró que su comunicado sobre Malvinas no fue un llamamiento a negociar con Argentina

El gobierno británico consideró que fue “lamentable” la elección de las palabras que utilizó la UE para referirse a las islas del Atlántico Sur. La respuesta del Canciller Santiago Cafiero al secretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido, James Cleverly

Compartir
Compartir articulo
 REUTERS/Johanna Geron
REUTERS/Johanna Geron

Luego de que la Cancillería Argentina señalara que la mención en el documento final que se firmó en Bruselas entre la Unión Europea y la CELAC con referencia a la soberanía sobre las Islas Malvinas se consideraba “una victoria diplomática”, voceros de la UE aclararon que la posición del bloque sobre el tema no cambió y que “ha tomado nota del interés mostrado por Argentina y los Estados de la CELAC en abordar la cuestión de las Malvinas/Falklands”. El primer ministro de Reino Unido, Rishi Sunak, acusó a la UE de una “lamentable” elección de palabras las referencias a la disputa por el archipiélago ubicado en el Atlántico Sur.

Peter Stano, portavoz principal de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, ante la consulta de varios medios internacionales, especificó que “los Estados miembros de la UE no han cambiado sus puntos de vista y posiciones con respecto a las Falklands/Islas Malvinas. La UE no está en condiciones de expresar ninguna posición sobre las Falklands/Islas Malvinas, ya que no hay ningún debate en el Consejo sobre este asunto”. Con sus palabras pretendió calmar las quejas británicas y que en ningún momento se intentó desde el bloque europeo un llamamiento a que se negocie entre ambas naciones en un conflicto que se inició en 1833 y que se profundizó con la Guerra en 1982.

Casi al mismo tiempo, Rishi Sunak, primer ministro de Reino Unido, había apuntado a la Unión Europea por utilizar una “lamentable” elección de palabras sobre las Malvinas. Según el diario inglés The Independent, el portavoz del primer ministro dijo que era “correcto” que al bloque “se le haya pedido que aclare su posición”. Y agregó que “dejamos nuestros puntos de vista muy claros y hemos hablado con la UE sobre esto en Bruselas”. Además afirmó que el primer ministro “absolutamente” no quería ver una repetición del error.

De acuerdo a información que publicó este jueves el sitio digital inglés Político hubo gestiones del gobierno británico que intentaron evitar la inclusión de ese párrafo en el documento final. “Espero que puedan mantener a las Islas Malvinas fuera del comunicado de la cumbre, refiriéndose a que será presentado por Argentina como apoyo a su causa, requerirá que respondamos y aumente las tensiones en la región”, se podía leer en un mensaje de texto enviado por el secretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido, James Cleverly, al máximo diplomático de la UE, Josep Borrell, según esa publicación.

El Canciller argentino, en tanto, insistió en un tuit destinado a Cleverly: “En un mundo en el que las relaciones internacionales deben estar basadas en reglas, es fundamental el respeto del Derecho Internacional y, especialmente, de la integridad territorial de los Estados. Agradecemos las recientes expresiones categóricas de CELAC y UE al respecto”.

La respuesta de Santiago Cafiero en Twitter
La respuesta de Santiago Cafiero en Twitter

“Le reitero nuestra propuesta expresada el pasado 2 de marzo en los márgenes de la Cumbre del G-20: adoptar una nueva agenda bilateral relativa al Atlántico Sur y retomar el proceso formal de negociaciones dentro del marco de la Resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU, enfatizó Santiago Cafiero.

El posteo del Canciller nacional, vale recordar, se dio a modo de respuesta a un primer tuit del secretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido en el que indicó: “Los habitantes de las Islas Malvinas tienen derecho a elegir su propio futuro. El 99,8% de los habitantes de las Islas Malvinas votaron para ser parte de la familia del Reino Unido. Argentina y la UE deberían escuchar su elección democrática”.

“Estimado Secretario James Cleverly, el Reino Unido viola la integridad territorial de la Argentina desde hace 190 años. Le recuerdo que conforme a la Resolución 1514 de la Asamblea General de Naciones Unidas la autodeterminación no resulta aplicable a los habitantes de Malvinas”, le replicó entonces Cafiero. Completó luego: “El pretendido ‘referéndum’ que invoca no tiene valor para el Derecho Internacional ni modifica lo estipulado por las más de 50 resoluciones de Naciones Unidas, ni la obligación del Reino Unido de poner fin al colonialismo en todas sus formas y resolver la disputa pacíficamente”.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, habla en la Cámara de los Comunes en Londres. FOTO: Jessica Taylor/Handout via REUTERS.
El primer ministro británico, Rishi Sunak, habla en la Cámara de los Comunes en Londres. FOTO: Jessica Taylor/Handout via REUTERS.

Stano, en tanto, añadíó en sus declaraciones: “La UE no toma ninguna posición sobre tales asuntos sin un mandato del Consejo (es decir, sin una decisión tomada por los 27 Estados miembros en el órgano de toma de decisiones llamado Consejo de la UE). La inclusión de un párrafo que menciona que la UE tomó nota de la posición de la CELAC sobre la soberanía de las Islas Malvinas/Falklands fue acordada por todos los Estados miembros de la UE en las discusiones y negociaciones del Consejo durante la Cumbre”.

“La UE siempre está dispuesta a escuchar la posición de nuestros socios y tomar nota de ello. En ese espíritu, la UE ha tomado nota del interés mostrado por Argentina y los Estados de la CELAC en abordar la cuestión de las Malvinas/Falklands”, concluyó.

El canciller Santiago Cafiero junto a sus pares del Mercosur en la cumbre UE-CELAC. Crédito: Presidencia
El canciller Santiago Cafiero junto a sus pares del Mercosur en la cumbre UE-CELAC. Crédito: Presidencia

Argentina había celebrado que en la declaración final del encuentro que se produjo entre el lunes y el martes de esa semana en la capital de Bélgica se haya mencionado en los puntos 13 y 14 la cuestión Malvinas. El canciller argentino Santiago Cafiero había expresado que “a partir de este pronunciamiento el gobierno argentino tiene la expectativa de profundizar el diálogo con la Unión Europa en relación con la Cuestión de las Islas Malvinas. Esta declaración conjunta supone un nuevo llamamiento de la comunidad internacional al Reino Unido para que se avenga a cumplir con su obligación de reanudar las negociaciones de soberanía con la Argentina”.

Desde la Cancillería argentina se consideró que “este destacado logro diplomático refleja la perseverancia de la cancillería argentina, así como la determinación del gobierno en revitalizar el impulso de una política de Estado tan importante para los argentinos y argentinas”.

En el punto 13 del documento final, en el que tuvo una activa participación en calidad de coordinador por la CELAC, Gustavo Martínez Pandiani, funcionario cercano al ministro de Economía Sergio Massa, designado por el actual ministro de Relaciones Exteriores como subsecretario para América Latina y el Caribe en 2021, se consigna que “en cuanto a la cuestión de la soberanía sobre las Islas Malvinas, la Unión Europea ha tomado nota de la posición histórica de la CELAC, basada en la importancia del diálogo y el respeto del Derecho internacional en la solución pacífica de controversias”.

Y en el 14 se agregó que “reafirmamos además nuestra adhesión fundamental a todos los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas, en particular la igualdad soberana de todos los Estados y el respeto de su integridad territorial y su independencia política, así como la solución de controversias por medios pacíficos y de conformidad con los principios de justicia y de Derecho internacional”.

Seguir leyendo