Oficiales superiores y pilotos de la Fuerza Aérea probaron en Pekín aviones de combate chinos

Los testeos se realizaron en la Corporación estatal CATIC, con sede en Pekin. El embajador argentino, Savino Vaca Narvaja, estuvo a cargo de la gestión

Oficiales superiores y pilotos de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) probaron aviones de combate chinos. (REUTERS/Saiyna Bashir)
Oficiales superiores y pilotos de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) probaron aviones de combate chinos. (REUTERS/Saiyna Bashir)

Una delegación de oficiales superiores y pilotos de la Fuerza Aérea Argentina probaron en la cuidad china de Pekín aviones de combate JF-17 Thunder, producidos en la Corporación estatal CATIC, en medio de los rumores sobre la formalización de una oferta por parte del Gobierno para adquirir al menos 12 de esas aeronaves.

Más allá den estos movimientos militantes, gestionados por el embajador argentino, Savino Vaca Narvaja, todavía está lejana la concreción de alguna adquisición, según advirtieron a Infobae autoridades del área de Defensa.

“El Ministerio de Defensa está estudiando distintos proyectos de aviones de caza supersónicos, entre ellos hay propuestas de Estados Unidos vía Dinamarca, China, India, Israel y Rusia, aunque para este último el conflicto con Ucrania ha postergado su continuidad”, indicaron.

Además, y siempre según fuentes del área, “se evaluó también una propuesta de Corea del Sur, pero lamentablemente tuvo que ser descartada a pedido del Reino Unido por contener componentes británicos”.

El JF-17 es un avión de combate de tercera generación desarrollado junto a la fuerza aérea de Pakistán. (REUTERS/Akhtar Soomro)
El JF-17 es un avión de combate de tercera generación desarrollado junto a la fuerza aérea de Pakistán. (REUTERS/Akhtar Soomro)

Sobre este último aspecto, vale recordar que a partir de 1982 Gran Bretaña impuso un férreo bloqueo a la venta de armas que contengan componentes del reino a la Argentina.

Especialistas en aviación militar, ante la consulta de este medio, aseguraron que la elección de un sistema de armas aéreo amerita la necesidad de probar no sólo el avión en sí, sino además se requiere testear los sistemas de simulación de vuelo que acompañarán la compra, ya que estos son fundamentales para el entrenamiento de los pilotos en forma previa a concederles la aptitud de vuelo correspondiente.

Dentro de las últimas propuestas recibidas en Defensa, se encuentra una muy reciente procedente de Estados Unidos, la cual consiste en aeronaves de origen danés en condiciones de pago sumamente ventajosas. “Es realmente una oferta que merece nuestra atención”, indicaron desde la cartera a cargo de Jorge Taiana.

Jorge Taiana, ministro de Defensa de la Nación. (Télam)
Jorge Taiana, ministro de Defensa de la Nación. (Télam)

La oferta estadounidense llegó de la mano de la nueva jefa del Comando Sur de EEUU, la general Laura Richardson, durante su reciente encuentro con el ministro Taiana como parte de su visita al país. Asimismo, se encuentran pendientes visitas de prueba en Israel, EE.UU. y Rusia, aunque por ahora esta última opción está suspendida.

Confuso antecedente.

Aún resuenan en los pasillos del edificio Libertador -sede de Defensa- las derivaciones del fallido acto administrativo que derivó en la inclusión en el proyecto de presupuesto 2022 -finalmente no aprobado- de una partida de más de US$ 600.000.000 para la compra de 12 aviones JF-17.

La inclusión de la marca y modelo de las aeronaves fue un grosero error y generó el reclamo no solo de parte la oposición política, sino además de las delegaciones diplomáticas de los países que aspiran a participar en una eventual licitación internacional.

El reequipamiento militar

Los analistas militares definen como un esbozo de política de estado a las acciones iniciadas durante el gobierno de Mauricio Macri, y continuadas por la actual administración en lo que respecta al reequipamiento y modernización operativa de las FFAA.

“En 2018 (Oscar) Aguad firmó la compra de 4 patrulleros oceánicos a Francia, Agustín Rossi, recibió las dos primeras, Taiana hizo lo propio con la tercera y recibirá la cuarta durante la primera semana de junio”, recordaron en el edificio Libertad.

Las gestiones para la modernización y reequipamiento del material bélico de la Fuerza Aérea Argentina se iniciaron durante la gestión de Agustín Rossi, y se han mantenido activas luego de la llegada de Jorge Taiana al Ministerio de Defensa.

Al margen de adquisiciones y modernizaciones realizadas a nivel local a través del FONDEF (Fondo para la Defensa), la necesidad de devolver a la aviación militar su poder de fuego diezmado luego de la guerra de Malvinas se inicia con la intención de adquirir al menos 12 aeronaves de caza que, necesariamente, deben ser obtenidas en el mercado internacional, por lo cual resulta imprescindible contar con una partida presupuestaria incluida en el presupuesto nacional. “No podemos comprar ni un tornillo mientras no tengamos un presupuesto aprobado, ya que no se trata de un gasto corriente sino de una inversión”, explicaron los técnicos del área a este medio.

Los JF17

Según informa CATIC, el JF-17 es un avión de combate de cuarta generación. Las aeronaves están equipadas con un sistema de control de vuelo FBW (Fly by Wire) de tres ejes, más un sistema de aviónica avanzado.

Incluye un radar AESA, un sistema avanzado de guerra electrónica y enlace de datos tácticos.

Posee misiles aire -de corto y largo alcance-, misiles aire-tierra y armamento antibuque. También es apto para entrenamiento avanzado con dos plazas en tándem.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR