Otra señal de la CGT en la interna del Frente de Todos: apoyo al Gobierno y defensa a un ministro clave de Alberto Fernández

Cinco sindicalistas clave de la central obrera respaldaron al Presidente y elogiaron al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, que es cuestionado por dirigentes que responden a Cristina Kirchner: “Vamos a defenderlo, lo ataquen desde donde lo ataquen”

Armando Cavalieri, el ministro Moroni y el anfitrión y líder de la CGT, Héctor Daer.
Armando Cavalieri, el ministro Moroni y el anfitrión y líder de la CGT, Héctor Daer.

El Congreso Nacional del gremio de la Sanidad fue, a la luz de las definiciones que se dieron hoy, un escenario oportuno para que la CGT exprese su posicionamiento ante el ingreso de la interna del Frente de Todos en su etapa más agresiva. En la disputa abierta que mantienen Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la central obrera peronista decidió ponerse del lado del Presidente. Lo hizo mediante la defensa abierta y pública de uno de los funcionarios de mayor confianza del primer mandatario y que, al mismo tiempo, es de los más castigados por el kirchnerismo duro: el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

El primero en manifestar el apoyo cegetista al hombre del presidente fue el anfitrión y sindicalista de larga trayectoria y peso propio, Carlos West Ocampo. Pero tras él, se sumaron en línea otros dirigentes que, de a uno, fueron apareciendo y subiendo al escenario donde, luego, tendría un lugar central el propio Moroni. Allí y ante un nutrido auditorio de integrantes de la Federación de la Sanidad (FATSA) que celebra su reunión delegados, estuvieron Héctor Daer, uno de los tres secretarios generales de la CGT, Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Andrés Rodríguez (UPCN) y Rodolfo Daer (Alimentación).

Carlos West Ocampo, uno de los "Gordos" y hombre clave de la CGT, expresó su apoyo al ministro Moroni.
Carlos West Ocampo, uno de los "Gordos" y hombre clave de la CGT, expresó su apoyo al ministro Moroni.

Las manifestaciones en la cumbre del gremio de Sanidad se produjo luego de las que pronunció ayer el líder de la UOCRA, Gerardo Martínez, otro de los referentes principales de la CGT que también expresó su apoyo al gobierno de Alberto Fernández y marcó diferencias con Cristina Kirchner. “Yo no necesito que ningún político me venga a enseñar a cómo debo cerrar mis paritarias, ni indicarme qué porcentaje debo acordar. Yo firmé el 62% y no preciso que nadie nos aplauda”, dijo, en referencia a la intervención que tuvo la Vicepresidenta en la paritaria de los bancarios.

“Moroni es un gran ejemplo como ministro de trabajo, ha sido clave para poder trabajar y respetar nuestras paritarias. delante de todo el congreso queremos agradecerte. Es el mejor ministro de Trabajo que tuvimos en muchísimos años y estaremos todos juntos para defenderlo en la cartera de trabajo, a pesar de que lo ataquen desde lo ataquen nosotros vamos a estar atrás con todos los gremios defendiéndolo”, aseguró West Ocampo. Héctor Daer, que además del cargo en la CGT lidera el sindicato de Sanidad, agregó: “Moroni es uno de los ministros que no cede ante las presiones sistemáticas que existen desde la política para romper un modelo sindical argentino, un modelo sindical peronista”.

“No es solamente buen ministro porque acompaña el desarrollo de cada una de nuestras organizaciones, sino porque conceptualmente es quien defiende la organización sindical y permanentemente reivindica el rol colectivo del movimiento obrero organizado que son nada más y nada menos que los sindicatos”, continuó Daer, quien reveló un secreto de la previa de la asunción: “Yo me tuve que morfar la versión de que iba a ser candidato a ministro de Trabajo de un futuro gobierno de Alberto, porque él no podía aparecer como candidato a ministro de trabajo para no entrar en las discusiones previas a la asunción del poder, pero Claudio fue siempre el candidato del presidente y fue el candidato de la Confederación General del Trabajo”.

Luego fue el turno de Lingieri, quien expresó que “Moroni es un amigo y un compañero que nos escucha como pocos, es una persona de bien y por eso estamos y bancamos y defendemos esa actitud”, tras lo cual advirtió que “el gran problema que tenemos es la grieta y la falta en la clase dirigencial de tener humildad. Esta es una bola de nieve y las desavenencias nuestras que vienen de años y años, nadie encuentra la grandeza para discutir las soluciones”.

“Siempre vamos a estar juntos, acá o donde sea. Este movimiento obrero tiene que seguir luchando y seguir fortaleciéndose. defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras, defender el modelo sindical argentino y defender las obras sociales. Todos han intentado durante años atacarnos y nos han tironeado de todos lados. Ahora los vemos a los Milei y los Espert, que dicen que hay que echar a los movimientos obreros y los dirigentes sindicales”.

Los sindicalistas de la CGT apoyaron a Alberto Fernández en medio de la interna del Frente de Todos.
Los sindicalistas de la CGT apoyaron a Alberto Fernández en medio de la interna del Frente de Todos.

Luego, Andrés Rodríguez también se expresó en la misma línea: “La Argentina la vemos mal y tenemos que levantarla entre todos. Argentina vivió momentos de gloria, con Perón y Evita, y es un país que puede renacer y siempre el movimiento obrero ayudó. Este Gobierno está ayudando a los argentinos para salir de este mal momento. Todo lo que sea fomentar el empleo ahí estaremos y siempre buscaremos consensos. La CGT debe seguir cada vez más fuerte pero necesitamos que la política se jerarquice un poco más”. Y concluyó: “Nosotros no somos oportunistas ni buscamos defender cajas, un gremio se define por la organización colectiva”.

Finalmente, Armando Cavalieri advirtió que “Argentina está a los tumbos, con una crisis política importante. Los gremios estamos defendiendo un salario que se nos va de las manos apenas termina el mes. Nosotros tenemos que dar una discusión porque necesitamos tener una representación política, porque no somos un movimiento declamativo o agitador, sino que somos un movimiento que acostumbra a a construir poder y dárselo a la política”.

La declaración de Moroni

Tras las declaraciones de respaldo, Moroni aseguró que el modelo sindical argentino “es el modelo que hay que defender” y luego reconoció que “estamos lidiando con inflaciones altísimas. Tenemos un problemón. La verdad que negar que tenemos un problema es una estupidez. Frente a semejante situación, la herramienta, la negociación colectiva, viene respondiendo adecuadamente. ¿Quisiéramos que estuvieran mejor los salarios? Por supuesto. Estamos demostrando que la herramienta de la negociación colectiva de ustedes funciona aún en períodos tremendos. Y no vamos a intentar debilitarlos a ustedes por romper esa herramienta, por un anuncio político oportunista”.

“De parte del gobierno, de parte del presidente Alberto Fernández, tengan en claro que el respeto por la autonomía de la negociación colectiva y el apoyo para que esa negociación colectiva permita que los salarios crezcan, va a ser permanente. Argentina tiene problemas. Pero este gobierno encara los problemas. Tuvimos el peor año del mundo, después tuvimos guerra, venimos arrastrando antes dos años y medio de recesión. Estamos para asumir los problemas. Sabemos que contamos con el apoyo de ustedes y que vamos a salir. Argentina necesita un período largo de desarrollo, Argentina está agotada. Gran parte de los problemas que tenemos son estos. Necesitamos por los menos 10 años de desarrollo sostenido, y ahí sí vamos a tener una situación en la que no vamos a volver más a períodos de caídas. Hoy en la Argentina están dadas las condiciones para ese período. Acá decían que los 10 puntos que caímos durante la pandemia íbamos a estar 6, 7 años para recuperar, y lo recuperamos en un año”, consideró

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR