El simulacro final para las PASO funcionó mejor que el anterior pero la oposición reiteró reclamos por la fiscalización

Apoderados de partidos opositores, representantes de la ONG Transparencia Electoral y fiscales coinciden en que se necesitarán mayores controles en el escrutinio provisorio del 12 de septiembre. El ensayo se llevó a cabo en una de las sedes del Correo Argentino en el barrio de Barracas

Ante más de 2.000 apoderados y fiscales informáticos de todas las fuerzas políticas se realizó hoy el simulacro final de las las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre. Según indicaron fuentes del Ministerio del Interior y de la Dirección Nacional Electoral (DINE) este ensayo “salió casi perfecto”, pero desde la oposición insisten en que les falta acceso a algunas etapas de la fiscalización del proceso.

El simulacro se realizó entre las 9 y las 15 horas en una de las sedes del Correo Argentino ubicada en la calle Brandsen 2070, que también se utilizará para la transmisión, recuento y difusión de los resultados electorales de los comicios que se realizarán dentro de dos semanas. Durante la prueba se completó con éxito la transmisión y el recuento de 101.378 telegramas.

La configuración de los telegramas involucrados en el simulacro, según fuentes de Interior, replicaron tanto la cantidad como las particularidades de las categorías que mostrarán las listas en todos los distritos del país el 12 de septiembre durante las elecciones primarias.

Uno de los fiscales opositores le dijo a Infobae que “salió mucho mejor que el anterior, pero faltan cuestiones para poder fiscalizar más en detalle”. El ensayo anterior se había hecho el sábado 21 de agosto y registró problemas en la carga de los telegramas lo que obligó a frenar el conteo en un par de ocasiones. También hubo inconvenientes con la fecha que se consignaba ya que figuraba el 1° de agosto en lugar del 21 y para acceder a los establecimientos desde donde se enviaban los datos.

Desde la oposición, insisten en que algunas dificultades técnicas persisten. “No podemos ver los logs del sistema. No podemos ver los telegramas en el servidor directamente. No tenemos IP ni geolocalización de la transmisión de los telegramas. No tenemos el listado de los operadores del correo”, detallaron.

Patricia García Blanco, secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, calificó a la jornada como “muy positiva y especial”, ya que se trató de “una nueva instancia que incluyó una puesta a cero de transmisión y recuento de votos, que es producto de un intenso trabajo realizado desde el año pasado con todas las apoderadas y apoderados de fuerzas políticas del país”. La puesta a cero del sistema que se hizo a las 9 de la mañana había sido uno de los pedidos de las fuerzas opositoras.

“Comenzamos este simulacro con la participación tanto de fiscales como de apoderados y apoderadas de diferentes fuerzas, a quienes se sumaron representantes de organizaciones no gubernamentales (ONGs) especializadas en cuestiones electorales”, destacó luego la funcionaria. Leandro Querido, de la ONG Transparencia Electoral, que pudo acreditar solo a un representante de la organización para estar en el operativo de hoy reconoció que “no hubo sobrecarga en el sistema como nos habían dicho varios fiscales el 21″. Igualmente pidió que las autoridades “entiendan que debemos tener más acceso al control. Entendemos que haya que someterse a las medidas sanitarias pero quisimos que dos personas estuvieran en el Correo y solo nos permitieron una”.

Querido también le explicó a este medio que “sirvieron mucho los ensayos internos que el Gobierno hizo durante la semana para mejorar el sistema” y que “se necesita más amplitud de parte de las autoridades electorales para poder realizar las tareas de control tanto por parte de partidos políticos como así también de organizaciones de sociedad civil que entienden en materia electoral. De cara a la elección debería haber pautas amplias y claras de funcionamiento”.

El simulacro finalizó a las 15 e involucró además de representantes de partidos políticos y de ONGs, con alrededor de 1.300 fiscales que fueron acreditados para acceder durante toda la jornada a más de 1.200 sedes del Correo Argentino y establecimientos de votación dispuestos. El acceso a mayor cantidad de esas sedes digitales (SED) también había sido un reclamo de los partidos que están enrolados en la oposición.

A medida que transcurrió el simulacro, el Gobierno fue presentando las mejoras informáticas introducidas en el sistema de recuento a solicitud de los representantes de los partidos políticos que participaron en el simulacro anterior del sábado 21. La Directora Nacional Electoral, Diana Quiodo, recordó que “ésta fue la tercera prueba” realizada, ya que habían celebrado “una etapa previa funcional el 7 de agosto”, en la que hicieron “verificaciones del funcionamiento tanto del sistema de transmisión como del de recuento”.

Para realizar esta prueba, en cada sucursal del Correo, debido al contexto de pandemia, se aplicaron todos los protocolos sanitarios: ventilación cruzada, distanciamiento social entre los digitadores, insumos y material de protocolo preventivo. La otra sede que se usará para transmisión y recuento tanto el 12 de septiembre como el 14 de noviembre para las elecciones de medio término es la que se encuentra en Monte Grande, partido de Esteban Echeverría.

Para la realización del simulacro fueron convocados 13.663 operadores de transmisión y 2.456 supervisores en todo el territorio nacional, complementados con el accionar de 6.400 trabajadoras y trabajadores del Correo Argentino, encargados del soporte técnico, administrativo y de logística. A este despliegue se sumaron además 1.170 digitadores de telegramas abocados a la tarea de cargar estos despachos en el sistema de recuento provisorio, que administra la empresa española Indra, que ganó la licitación pública para esta oportunidad.

El 7 de agosto se había celebrado una prueba de recuento de votos durante la cual se transmitieron más de 100 mil telegramas (un volumen similar al de las PASO). En tanto para el recuento de resultados ese día se digitaron más de 6.000 telegramas con configuraciones de candidaturas y cargos diferentes para las provincias de Chaco, La Pampa, San Luis, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

En las próximas elecciones, debido al marco de la pandemia de Covid-19 con el fin de evitar contagios se pasará de los 14.800 lugares de votación habilitados durante la elección presidencial de 2019 a poco más de 17 mil en todo el país.

Este viernes 27, se habían reunido de manera virtual el Presidente de la Cámara Nacional Electoral, Dr. Santiago Corcuera, el Vicepresidente Dr. Daniel Bejas y el Juez Alberto Dalla Via; los jueces y juezas electorales de todo el país, el Ministro del Interior Eduardo de Pedro, la Secretaria de Asuntos Políticos Patricia García Blanco, la Directora Nacional Electoral Diana Quiodo, el Comando Electoral y el Correo Argentino para preparar el proceso electoral rumbo a las PASO.

La Cámara Nacional Electoral informó que los resultados del escrutinio provisorio que se dan a conocer por la noche luego de la elección, están a cargo del Poder Ejecutivo Nacional y que son de carácter meramente informativo, es decir, no representa un informe oficial de la Justicia Nacional Electoral. El mismo es un servicio informativo, sin relevancia jurídica, que brinda el Ministerio del Interior de la Nación y que ejecuta el Correo Argentino a través de una empresa tercerizada, a fin de adelantar a la ciudadanía un resultado aproximado y de naturaleza provisoria de la elección.

Cabe aclarar que dicho escrutinio provisional nada tiene que ver con el escrutinio de mesa que se realiza en los establecimientos de votación ni tampoco con el escrutinio definitivo, el cual le corresponde a la Justicia Nacional Electoral y que es el único que tiene validez legal.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR