Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli pidieron a sus candidatos bonaerenses bajarle el tono al conflicto opositor y cerrar filas contra el kirchnerismo

El mensaje pacificó la campaña justo cuando Elisa Carrió se sumó en Pinamar a la recorrida del postulante de Juntos. La fundadora de la Coalición Cívica no habló de Facundo Manes y causó alivio en el larretismo. La consigna es hablar de los problemas de la gente y diferenciarse del Gobierno. Hoy estarán en Mar del Plata

Elisa Carrió, Diego Santilli y el intendente de Pinamar, Martín Yeza, en la recorrida de campaña
Elisa Carrió, Diego Santilli y el intendente de Pinamar, Martín Yeza, en la recorrida de campaña

Bajarle el tono al conflicto interno de Juntos por el Cambio. No responder ninguna crítica de Facundo Manes. Los dos pedidos expresos de Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli llegaron a todos los candidatos de la lista bonaerense y por eso la consigna del momento es clara: hay que cerrar filas y concentrarse en enfrentar al kirchnerismo.

Luego de una semana agitada en la que ardió la interna opositora, Santilli afrontó este jueves un día de campaña que no fue igual a otros: estuvo en Pinamar acompañado por Elisa Carrió, una de las protagonistas de las peleas de fondo en JxC, y algunos temían que volviera a descalificar a Manes. No fue así. Pareció haber aceptado los ruegos de sus allegados para que no insistiera con sus acusaciones contra el neurocientífico.

Rodríguez Larreta tiene predicamento sobre Carrió, pero admite que “es incontrolable”. Así como la fundadora de la Coalición Cívica consideró que Manes “miente descararadamente” y es “un mitómano” por haber dicho que le propuso la candidatura a vicepresidente en 2015 y anunció que le iniciaría una demanda judicial, hace 24 horas dio por cerrada la polémica con el candidato de la UCR, pero, en realidad, dejó latente la posibilidad de reavivarla con la declaración ante un escribano del diputado Héctor “Toty” Flores, quien respaldó la desmentida al supuesto ofrecimiento que hizo ella.

Elisa Carrió habla con la gente en un negocio de la ciudad de Dolores
Elisa Carrió habla con la gente en un negocio de la ciudad de Dolores

Por eso los colaboradores de Santilli rezaban para que el debut de Carrió en la campaña bonaerense estuviera en sintonía con la impronta del jefe de Gobierno y de su ex vicejefe de no responder ataques personales, pero sí plantear los problemas de la gente y diferenciarse del Gobierno. La primera escala, en Pinamar, causó alivio en el equipo larretista: la ex diputada elogió a Santilli, se mostró en Twitter comprando quesos y especias en su viaje y luego posó disciplinadamente con el primer candidato de Juntos y otros integrantes de la lista como Juan Manuel López (CC) y Hernán Lombardi (PRO).

“Yo le aconsejé a Santilli hace dos años que venga a Provincia -dijo Carrió-. Este hombre sabe de logística y sabe organizar el conurbano bonaerense. Sabe de seguridad para proteger al laburante cuando se tiene que tomar el colectivo. Vos lo llamás y te soluciona los temas”. Y agregó: “Yo defiendo esta candidatura porque necesitamos un diputado que entienda la logística del AMBA, que en la pandemia la tuvo que hacer él porque Kicillof no la hacía y le caía todo encima a la Ciudad”.

En el entorno de Rodríguez Larreta creen que ya pasó lo peor de la crisis de Juntos por el Cambio, que también incluyó duras reacciones a las advertencias de Manes sobre la utilización de fondos de la Capital para la campaña bonaerense, y que hoy la situación está controlada. “Somos parte del mismo espacio y nos enfrentamos en las PASO, pero en las elecciones de noviembre vamos a estar todos juntos”, fue el mensaje del alcalde porteño.

Romina Braga, Juan Manuel López, Hernán Lombardi, Diego Santilli, Elisa Carrió y Martín Yeza, de campaña en Pinamar
Romina Braga, Juan Manuel López, Hernán Lombardi, Diego Santilli, Elisa Carrió y Martín Yeza, de campaña en Pinamar

Los estrategas larretistas sospechan que Manes buscó provocar a los candidatos de Juntos cuando aseguró, por ejemplo, que no habia formado parte de Cambiemos ni los gobiernos de Macri ni de Vidal. “¿Se olvida de que sus aliados radicales también fueron parte de la gestión entre 2015 y 2019?”, se preguntan, convencidos de que el neurólogo busca reacciones destempladas para “dejar de ser desconocido por una parte importante del electorado”.

El ritmo de la campaña de Santilli no se alteró por las peleas en Juntos por el Cambio y, según sostienen en su entorno, seguirá enfocada “en la gente y no en los dirigentes”. Por eso el principal candidato de Juntos, durante el contacto con los vecinos de Pinamar, sostuvo que “hoy en el país hay gobernantes que no te escuchan, te gritan y te maltratan, cuando la gente necesita que la escuchen, la acompañen y le solucionen los problemas”.

Después de Pinamar, Santilli y Carrió estarán este viernes en Mar del Plata. Aliviados porque en las recorridas nadie mencionó los conflictos de Juntos por el Cambio, pero, sobre todo, porque la propia dirigencia opositora parece haberse dado cuenta de que los verdaderos rivales no están en sus filas.

SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR